Agresión contra Venezuela: Invasión repelida

Los mercenarios querían desembarcar en Venezuela con lanchas rápidas. Tiroteos en Caracas.

Escrito por: Yelitza Arias
05/06/2023

Evidentemente utilizando la crisis del coronavirus, las fuerzas de ultraderecha en Venezuela están tratando de derrocar el gobierno del presidente Nicolás Maduro con acciones armadas. El domingo se produjo un tiroteo en la costa norte del país, cerca de la ciudad de Macuto, entre el ejército y un grupo de mercenarios que querían desembarcar fuertemente armados con lanchas rápidas. Según los informes oficiales, ocho de los atacantes murieron en el enfrentamiento. Aparentemente, otros dos terroristas fueron arrestados.

Las lanchas habrían zarpado desde Colombia, según anunció horas después el Ministro del Interior de Venezuela, Néstor Reverol. Esto fue revelado por una evaluación de los dispositivos GPS de las embarcaciones. También se alega que la agencia antidrogas de los Estados Unidos, DEA, ha estado involucrada en la conspiración. Uno de los detenidos testificó durante el interrogatorio, anunció el Presidente de la Asamblea Constitucional de Venezuela, Diosdado Cabello. En un mensaje de Whatsapp, Cabello pidió a los miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela que aumentaran la vigilancia en toda la zona costera. Al parecer, las autoridades del país no descartan la posibilidad de nuevos intentos de invasión. Informaciones similares ya habían sido difundidas en Twitter por fuerzas de ultraderecha. Por ejemplo, un supuesto grupo integrado por ex militares confesó a través de la red la acción conocida como «Operación Gedeón».

En una entrevista con la periodista Patricia Poleo, que se emitió en Internet el domingo por la noche (hora local), el propietario de la empresa de seguridad estadounidense «Silvercorp USA», Jordan Goudreau, también declaró estar detrás del intento de invasión. La operación no había fracasado, ya que otros grupos se encuentran en territorio venezolano, dijo. Goudreau se refirió a un acuerdo que él y el autoproclamado «presidente interino» Juan Guaidó habían firmado para lograr la «liberación de Venezuela». Según el acuerdo, la invasión debía desencadenar una revuelta militar, que luego se habría utilizado como justificación para una invasión extranjera por la supuesta amenaza a la seguridad de la región. Goudreau también culpó a Guaidó por el fracaso del desembarco porque no se habían hecho los pagos prometidos. A pesar de la falta de equipo, la operación tuvo que iniciarse porque sus hombres no podían esperar más. Goudreau también mostró los documentos firmados por Guaidó en el video de la entrevista.

El intento de invasión fue el punto álgido de una semana intranquila. En una prisión del estado de Portuguesa estalló una revuelta de presos en la que murieron más de 40 personas y otras 50 resultaron heridas. En Caracas, en el distrito de Petare, ha habido tiroteos durante las últimas cinco noches. Los periodistas locales dan por hecho que los tiroteos se deben una guerra territorial entre bandas criminales. Al parecer, las autoridades estatales no han intervenido hasta ahora. Observadores ven una posible conexión entre los eventos. Ya durante los disturbios en Venezuela en 2014 y 2017, se demostró que se habían producido alianzas entre la oposición y las bandas criminales. En ese momento, los opositores al gobierno habían intentado utilizar las bandas para sus propios fines, siguiendo el ejemplo de Siria. Se suponía que debían poner bajo su control áreas enteras, que luego debían ser presentadas internacionalmente como «zonas liberadas». Fuente: https://www.jungewelt.de/artikel/377690.aggression-gegen-venezuela-invasion-abgewehrt.html The following is an article in its original german