Discurso de juramentación de Nicolás Maduro como presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela para el período 2019-2025

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros: Queridos compatriotas que a lo largo y ancho de toda Venezuela en esta hora del mediodía, del 10 de enero del año 2019, están pendientes de este importante acto de carácter constitucional, institucional, que es un paso de paz para nuestro país. Ciudadano Diosdado Cabello Rondón, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, compañeros constituyentes presentes, presidetes de las comisiones de la poderosísima, soberanísima, plenipotenciaria y originaria Asamblea Nacional Constituyente electa por el pueblo y que tiene los poderes supra constitucionales de la nación. Gracias por estar presentes.Ciudadano Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia; magistrados, magistradas, me siento muy feliz de estar junto a ustedes en este extraordinario recinto que es la sede del máximo tribunal de justicia de nuestra Venezuela. Ciudadano Tarek William Saab, presidente del Consejo Moral Republicano, el cuarto poder constitucional establecido en la Constituyente y en la Constitución del año 99, Venezuela tiene cinco poderes constitucionales, el poder ciudadano fue una creación del libertador Simón Bolívar, rescatada y traída al siglo XXI por el comandante Hugo Chávez en la Constituyente y en la Constitución que  hizo nuestro pueblo y aprobó por referéndum en el año 1992.

Ciudadana Presidenta del Poder Electoral, Tibisay, doctora Tibisay Lucena Ramírez, el poder electoral organizado en el Consejo Nacional Electoral es el quinto poder establecido en la Constitución para el equilibrio de poderes y el funcionamiento de  nuestra democracia desde hace 19 años, este año va a cumplir en diciembre, el 15 de diciembre estaremos celebrando por todo lo alto los 20 años de esta Constitución que el pueblo escribió de puño y letra, que el pueblo aprobó por primera vez en la historia en referéndum democrático. Ciudadano Alfredo Ruíz Angulo, Defensor del Pueblo; ciudadano Elvis Amoroso, Contralor General de la República; ciudadana Delcy Eloina Rodríguez  Gómez,  vicepresidenta Ejecutiva de la República; ministros, ministras, ciudadano general en jefe Vladimir Padrino López,  Ministro del Poder Popular para la Defensa; ciudadano almirante en jefe Remigio Ceballos, Comandante Estratégico Operación y a todo el Estado Mayor Conjunto; al Comandante del Ejercito Bolivariano, Comandante de la Armada Bolivariana, Comandante de la Aviación Militar Bolivariana, Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Comandante de la Milicia Nacional Bolivariana y respectivos generales y almirantes de los más altos cargos de la República de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana revolucionaria, bolivariana y chavista hoy más que nunca.

Señoras y señores gobernadores, gobernadoras presentes, gobernadores legítimos constitucionales, queridos gobernadores y gobernadoras. Queridos alcaldes y alcaldesas presentes, aquí están los alcaldes y las alcaldesas de las capitales principales del país.

Quiero saludar de manera muy especial a todos los embajadores y embajadoras que dignamente representan a sus países y están aquí presentes, saludar a las altas delegaciones que han venido desde América Latina, el Caribe, África, Asia, Europa, compañero Evo Morales, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia.

Compañero Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba; compañero Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador; compañero Raúl Jadyimba, presidente de Abjasia; compañero Anatoli Ilich Bibílov, presidente de Osetia del Sur; compañero comandante Daniel Ortega Saavedra, presidente de Nicaragua.

Hay que decir también que el presidente Salvador Sánchez Cerén además es presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos vigente y el presidente Evo Morales es presidente de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), bienvenidos.

Querido hermano Timothy Harris, primer ministro de San Cristóbal y Nieves y presidente de la Caricom que agrupa a todos los países del Caribe, querido compañero Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas.

Querido compañero ministro y enviado especial del presidente de China, Xi Jinping; compañero Han Changfu, ministro que preside la delegación de alto nivel de China.

Querido compañero vicepresidente de Turquía, Fuat Oktay, salam aleikum, quien preside la delegación de alto nivel designada por el presidente Erdogan. Querido compañero viceprimer ministro de la Mancomunidad de Dominica, querido compañero viceprimer ministro de Belarús, querido compañero vicepresidente de Surinam, querido compañero canciller de Palestina, bienvenida Palestina ¡Que viva Palestina libre!

Compañero jefe de la delegación de Antigua y Barbuda, canciller Everly Chet Greene, querido compañero jefe de la delegación de Angola de África, compañero Nelson Manuel Cosme ¡Bem vindo!, querido compañero secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Mohammed Barkindo.

¡Welcome!, compañeros representantes, altos representantes de la República Democráticas de Laos.

De Mozambique, de Serbia, alto representante del gobierno de Egipto, alto representante del gobierno de la India, alto representante del gobierno de Nigeria, de Qatar, de República Dominicana, de Sudáfrica, Vietnam, Irak, El Líbano, de los Estados Unidos Mexicanos ¡Que viva México!

Encargado de negocios de la Santa Sede, señor George Howard, revendo monseñor; excelentísimo canciller de Trinidad y Tobago ¡Welcome!; excelentísimo señor presidente del senado de Grenada, Chester Humphrey, alto representante del gobierno de la República Árabe Siria Sawhua Abdullah, querido compañero alto representante del presidente de Argelia Mustafá Guitouni, ministro de energía de Argelia, querido hermano salam aleikum, alto representante del presidente Rohani de la República Islámica de Irán, compañero ministro de Defensa, Anmir Jatami.

Alto representante enviado por el presidente Vladimir Putin de Rusia, señor Ilyas Umakhanov, vicepresidente del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de Rusia. Querido compañero embajador de la República Árabe Saharaui, compañero alto representante del Primer Ministro de Belice, bienvenidos.

De antemano solicito excusas si ha habido alguna omisión de esta lista protocolar que me han dado. Quiero saludar también además los representantes de más de 94 países que se han dado cita el día de hoy, países que respetan a Venezuela, que respetan la soberanía de los pueblos, que respetan y aman a nuestro país.

Bienvenidos compañeros de organismos internacionales, David Choquehuanca, de Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

Alto representante de la Unión Africana que agrupa a 54 Estados del África, enviado especial, querida compañera Chihombori Quao, bienvenida a nuestra Patria, la Unión Africana, 54 países.

Alto representante de la Liga Árabe que agrupa a más de 20 países de nuestros hermanos árabes Salam aleikum. ¡Que viva el pueblo árabe!

Representante de la FAO, representante de Acnur, Unicef, del PNUD, coordinador especial, embajador Peter Grossman, coordinador especial, residente en Venezuela del Sistema de Naciones Unidas de la ONU.

Alejandra Claros, ejecutiva principal y secretaria general en Venezuela de la Corporación Andina de Fomento, la CAF.

José Moya, representante para Venezuela de la Oficina Panamericana de la Salud.

Arturo López Portillo, director de Gestión de Riegos de la Asociación de Estados del Caribe.

Saludarlos a todos, organismos internacionales, representantes de países.

Y también de manera muy especial quiero extender mis brazos para saludar y darle la bienvenida a nuestros hermanos de los movimientos sociales, partidos políticos progresistas, revolucionarios, de izquierda, nacionalistas, democráticos del tercer mundo, del Sur, de América Latina, el Caribe, África, Asia, los Estados Unidos de Norteamérica.

Intelectuales de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad: escritores, pensadores, parlamentarios, líderes políticos.

Les agradecemos su presencia valiente, digna, su presencia que ratifica que otro mundo es posible.

Hoy he sido citado a este alto Tribunal de la República, máximo Tribunal de la nación, nuestro Tribunal Supremo de Justicia por sentencia firme y definitiva que ha colocado este evento contenido en el Artículo 231 de la Constitución como un evento de reafirmación de la paz. Este acto es un acto de paz, porque todo acto que certifique y haga cumplir la letra, la palabra, el espíritu de la Constitución de la República, son eventos que suman al conjunto de fuerzas institucionales, políticas, espirituales de paz, de paz para nuestra Patria.

Sabe nuestro pueblo —pero quiero recordarlo para nuestros invitados especiales— que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela dejó establecido desde el año 99 que cada 10 de enero del primer año del mandato presidencial, una vez siendo electo el Presidente o la Presidenta tenía y tiene la obligación de presentar juramento ante la Asamblea Nacional, el Poder Legislativo, y establece de manera sabia, como bien lo ha comentado el doctor Escarrá recientemente en varios foros públicos, establece una excepción muy clara para cualquier causa sobrevenida pueda darse el acto de juramentación ante las autoridades del máximo Tribunal de Justicia, como bien lo certificó el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, el doctor Maikel Moreno. Eso fue un debate que se dio en la Constituyente, a los que fuimos constituyentes muy jóvenes todavía, aunque todavía lo somos, nos queda fuerzas para muchos años, energía, salud, y con la bendición de Dios darle servicio a nuestro pueblo, amor a nuestro pueblo.

Los que fuimos constituyentes en 1999 quizás, compañero Adán Coromoto Chávez Frías, hermano de nuestro Comandante, constituyente, presidente de la Comisión Política de la Constituyente en su momento, ¿no? 99, debes recordar, compañero Escarrá, el compañero Adán Chávez, entre constituyentes; el compañero comandante Reyes Reyes, de los constituyentes presentes, compañero Francisco Ameliach, la compañera Iris Varela, que está por aquí, el compañero Castro Soteldo, deben recordar que en la Constituyente se dieron de manera abierta, libre, candente, grandes debates, quizá en este punto yo recordando, haciendo memoria y escuchando esta memoria que tiene el doctor Escarrá, no recordaba con precisión el espíritu del constituyente entonces.

Hoy podemos decir, el espíritu sabio del constituyente y el debate que dimos sobre esta materia, donde el constituyente previó cualquier conflicto político que pudiera presentarse entre el Parlamento y el Presidente electo, o la Presidenta electa, pudiera ser resuelto de manera pacífica y de manera tranquila por el máximo tribunal de justicia. Y fue así como por primera vez el artículo 231, hace seis años compañera Diosdado, recuerda, fue debatido públicamente cuando en este tiempo también, una vez reelecto el comandante Hugo Chávez, por una victoria espectacular desde el punto de vista electoral, el comandante Hugo Chávez, saben ustedes, tuvo que ser operado y quedó en una situación difícil, grave, de atenciones médicas, y cuando llegó el 10 de enero del año 2013, algunos de ustedes nos acompañaron en esa fecha, tuvo que invocarse desde el Tribunal Supremo de Justicia la causa sobrevenida de su enfermedad y su tratamiento en nuestra hermana República de Cuba para cumplir de otra forma el juramento como se cumplió hace seis años.

En esta oportunidad es claro, público, notorio, conocido nacional e internacionalmente además, porque Venezuela es el centro de una guerra mundial del imperialismo norteamericano y sus gobiernos satélites, y han pretendido convertir una toma de posesión formal, protocolar, legal, constitucional pacífica en una guerra mundial contra nuestro país. Como locos, descocados, enloquecidos andan los gobiernos satélites del imperialismo norteamericano, inventando, haciendo, presionando, gritando. Yo le digo a nuestro pueblo siempre: “allá ellos con su desesperación, su nerviosismo y su locura”. Y acá con nosotros con nuestro amor, con nuestra paz, con nuestra visión de futuro, con nuestro espíritu redentor, libertario, revolucionario, socialista.

Y este artículo, como bien lo explicaba el presidente del máximo tribunal de la República, y tomando el lenguaje de los jurisconsultos, como nuestra primera combatiente Cilia Flores, mi esposa aquí presente, jurisconsulta, expresidenta de la Asamblea Nacional, exprocuradora.

Este artículo 231 es taxativo —así dicen, ¿verdad?—, taxativo y dice, oído, atención artículo 231: “El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el 10 de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional —punto y seguido. Porque para los abogados no es lo mismo el punto y seguido que el punto y aparte. Punto y seguido. Quiere decir que es continuidad del concepto—. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”.

Aquí estoy, pues, he cumplido con la Constitución, está certificado mi juramento y desde hoy asumo la presidencia de la República para el segundo período electo por el pueblo 2019-2025. ¡Aquí estoy

Listo, de pie, para democráticamente llevar las riendas de nuestra patria hacia un mejor destino, hacia un destino superior.

Hemos cumplido y seguiremos cumpliendo con la Constitución, con la democracia y con nuestro pueblo.

Tengo los símbolos sobre mi cuerpo, la banda presidencial con el hermoso tricolor amarillo, azul y rojo, el hermoso tricolor del ejército del Libertador Simón Bolívar. Era el estandarte del Ejército de Libertadores —Evo—, el ejército que llegó a La Paz, a Cochabamba, y junto a Bolívar, Sucre y los bolivianos fundaron Bolivia, allá en 1826, ese ejército que liberó la Nueva Granada, Colombia, lo que hoy es Colombia; el mismo ejército que liberó en Boyacá, hace 200 años a Colombia, el ejército del Libertador Simón Bolívar,  no del “Capitán América”, el ejército de Bolívar, de Urdaneta, de Sucre, de Páez.

Este tricolor, hermanos, hermanos de Colombia, hermanos de Colombia, hermanos de Ecuador, es el mismo tricolor, y alguna gente del mundo que nos visita se preguntará, ¿por qué Venezuela, Colombia y Ecuador tienen la misma bandera hermosa?, porque fuimos fundados y libertados por el mismo ejército, un solo ejército, el ejército de los libertadores y de las libertadoras, por Bolívar, por Manuela Sáenz.

Llevo la banda presidencial que me dejó el comandante Hugo Chávez en encargo, es su misma banda, la banda presidencial del comandante Chávez porque es su misma causa.

Y llevo su misma fuerza, llevo el cordón de la orden Simón Bolívar que como ustedes ven aquí tiene la llave que abre el sarcófago donde reposan los restos de nuestro amado Libertador. Les recomiendo a los que nos visitan del mundo —canciller Jorge Arreaza— la cancillería se encargue a todos nuestros visitantes de más de 94 países del mundo que han tomado su tiempo para venir, que los lleven al Panteón Nacional para que le rindan ofrendas y conozcan ese sitio sagrado de nuestro país. Aquí llevo la llave que abre el sarcófago y la llave que abre el lugar donde reposa el Acta de la Independencia de Venezuela de 1811, firmada por los libertadores originales, aquí lo llevo.

Y quiero decirles que esta banda, esta llave y esta fuerza que llevo aquí no me pertenece a mí, esta banda y esta fuerza le pertenece al pueblo rebelde y soberano de Venezuela, es el pueblo el Presidente, es el pueblo dueño de estos símbolos.

Que nadie se envanezca, porque hay gente que le dan un carguito y se envanece o lo nombran tal cosa y ahí mismo consigue 4 camionetas y se rodea de 20 escoltas y lo van persiguiendo y se envanecen y se creen que son más que los demás, que nadie se envanezca hay que cultivar la humildad y yo humildemente como Presidente obrero le digo al pueblo, esta banda es tuya pueblo de Venezuela, este poder es tuyo pueblo de Venezuela, no es de la oligarquía, no es del imperialismo, es del pueblo soberano de Venezuela.

Porque venimos del pueblo. La oligarquía y el imperialismo que bastante dictadura impusieron en nuestro continente durante todo el siglo XX, trata de desfigurar nuestra historia política y nuestra historia personal, el imperialismo es experto para manipular la opinión pública, para emprender campañas. Contra Venezuela ha habido una campaña de más de 20 años, ayer una periodista del Washington Post creo que era —Jorge— Rachel Siegel del Washington Post me preguntaba ¿Es verdad que usted el 10 de enero empieza su dictadura? Yo le digo, pónganse de acuerdo, ¿cuándo empezó, ustedes no decían que Chávez era el dictador? Lo mismo que le decían a nuestro Comandante, el más grande democratizador de la historia republicana de Venezuela, que fue capaz de hacer, consultar y decidir una Constitución de la República con el pueblo; siempre de manera villana, de manera perversa lo acusaron, 20 años por lo menos tenemos nosotros siendo sometidos a una campaña de manipulación.

¿Qué les voy a contar yo a ustedes? Si ustedes saben más que yo queridos invitados internacionales que hacen brillar este acto. No hay un solo país de donde vengan ustedes, de Chile, República Dominicana, Colombia, Ecuador, Honduras, México, Puerto Rico, Argentina, Perú, no hay un solo país en donde no haya una campaña persistente, diaria, permanente durante 20 años de manipulación y mentira sobre la Revolución Bolivariana del siglo XXI, sobre el comandante Chávez y ahora sobre este humilde obrero Nicolás Maduro Moros; 20 años de mentiras perversas, asquerosas.

Nosotros en Venezuela nos defendemos y nos defendemos también que ahí está un pueblo consciente, nos defendemos de la manipulación, de la mentira mediática, política, las emboscadas, pero en el mundo a veces es muy difícil soportar tantas campañas de mentira y manipulación aunque los pueblos tienen visión, olfato, intuición. Venezuela es un país profundamente democrática, pudiéramos decir que la democracia en Venezuela se refundó hace 20 años con la constituyente y la Constitución de 1999, algunos pequeños datos que podríamos decirles; en 19 años en Venezuela se han hecho 25 elecciones para todos los cargos a nivel general: gobernadores, alcaldes, consejos municipales, Asamblea Nacional, Presidente de la República, inclusive en Venezuela se dio el primer referéndum de carácter revocatorio, de la historia política de la humanidad, de 7 mil años de historia conocida de la humanidad fue aquí en esta tierra donde se dio por primera vez un referéndum con carácter revocatorio, el 15 de agosto del año 2004 que nuestro comandante Chávez ganó amplia y suficientemente por voto y decisión soberana del pueblo.

De esas 25 elecciones debe saber el mundo, las fuerzas bolivarianas, revolucionarias, chavistas, socialistas hemos conquistado el triunfo en 23 oportunidades.

23 oportunidades, 23 oportunidades, solamente en los últimos 16 meses hemos hecho 5 elecciones consecutivas, quisiera conocer en qué país del mundo en los últimos 19 años se han hecho 25 elecciones, quisiera saber en qué país del mundo, si en Estados Unidos —por ejemplo— se han hecho elecciones consecutivas en 16 meses para consultar al pueblo en cinco oportunidades, finales de julio, 31 de julio Diosdado, ¿fue? 30 de julio 2017 elecciones populares para elegir la Asamblea Nacional Constituyente, 15 de octubre del 2017 elecciones para elegir los 23 gobernadores y gobernadoras de los estados del país, ¿quién los eligió? ¿Maduro?, ¿la embajada gringa?, ¿quién eligió los gobernadores en este país? Los eligió el voto del pueblo y fuimos tú a tú con las fuerzas opositoras de la derecha financiadas desde el exterior y las 23 gobernaciones ganamos por la calle del medio 19 gobernaciones para las fuerzas bolivarianas y aquí están los 19 gobernadores y gobernadoras, hombres y mujeres jóvenes luchadores, honestos.

Llevamos dos ¿no? 10 de diciembre, 9 de diciembre 2017, elecciones para elegir los 335 alcaldes y alcaldesas de los 335 municipios del país, con que se divide, se organiza política y administrativamente el país, 335 municipios. Elecciones exitosas. Y otra vez, compitiendo directamente, cara a cara con los opositores, la Revolución Bolivariana por la calle del medio, de manera legítima ganó 307 municipios, alcaldías del país, 307 de 335.

Tercera elección. Cuarta elección, la elección presidencial 2018, que correspondía, como bien lo explicaba el compañero Diosdado Cabello anoche en su programa, que ayer tuvo full sintonía ¿no?, Con el mazo dando. Más o menos.

La Constitución estipulaba elecciones presidenciales, estipula cada seis años, y el pueblo tiene derecho, en la mitad del período a convocar, recogiendo firmas populares, a convocar un referendo de carácter revocatorio para el Presidente de la República, o para los gobernadores. En Venezuela existe el recurso del referendo revocatorio. Y correspondía, como se hizo, la elección presidencial para el 2018, y la Asamblea Nacional Constituyente en uso de sus poderes plenipotenciarios convocó, luego de un diálogo nacional con la oposición, luego de establecer condiciones de garantías amplias, especiales, extraordinarias, junto al Poder Electoral, convocaron las elecciones para el 20 de mayo del año 2018. Y las elecciones se hicieron el 20 de mayo.

Ahora, comenzó un proceso de conspiración internacional para boicotear las elecciones, para tratar de deslegitimar los procesos instituciones del país, para tratar de vaciar la democracia, para tratar de crear las condiciones para un proceso de desestabilización, como están pretendiendo y vienen pretendiendo desde principios del año 2018 en esta etapa. Comenzaron las presiones, es público, conocido y notorio, los venezolanos los sabemos, cómo el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos, de apellido Robinson entonces, personalmente se dedicó a visitar a todos los precandidatos que desde la oposición tenían intenciones de inscribirse en las elecciones. El más famoso de todo es un diputado llamado Henry Ramos Allup —desde aquí le envío un saludo a Henry Ramos Allup—, quien creía tener un liderazgo para ganar las elecciones presidenciales. Me hubiera gustado competir y derrotarte, Ramos Allup, en las elecciones del 20 de mayo, pero sabemos que la embajada gringa, el encargado de negocios de apellido Robinson, que ya no está en Venezuela, lo llamó, lo amenazó, le amenazó la familia y de un día para otro cambió el discurso y se rajó y se escribió su candidatura presidencial, a pesar de que había hecho todos los preparativos para ser candidato presidencial. Otros precandidatos también fueron amenazados, hostigados, con sanciones y toda ese conjunto de ilegalidades obscenas que el imperio utiliza contra los pueblos del mundo. Se inscribieron varios candidatos, de la oposición surgió un candidato de nombre Henri Falcón, surgieron otros candidatos, un nuevo grupo opositor, distinto a los que hemos conocido, de nombre Javier Bertucci, y fuimos a una campaña electoral impecable, libre, democrática, todos los candidatos recorrimos el país de punta a punta, no hubo pueblo, ciudad, estado del país que no recogiera una movilización, un acto, un discurso, una rueda de prensa, algún evento de carácter electoral de los candidatos presidenciales, y fuimos el 20 de mayo a elecciones y el pueblo votó mayoritariamente por la opción bolivariana y yo saqué el 67,8 por ciento de los votos emitidos en esa elección presidencial. Cuarta elección.

Y recientemente, ahora en diciembre, el domingo 9 de diciembre, se realizó la quinta elección de los últimos 16 meses, la elección para los líderes de los consejos municipales de los 335 municipios del país.

Venezuela es una democracia no solo sólida en lo electoral, Venezuela es una democracia de nuevo tipo, es una democracia en construcción para una visión de democracia socialista, comunal; una democracia revolucionaria, una democracia radical, de raíz; una democracia protagónica y participativa, como desde el año 99 contempla nuestra Constitución. Venezuela tiene un pueblo que participa permanentemente en los procesos sociales, económicos y políticos de sus comunidades, de su región, del país. Hemos construido una poderosa cultura participativa, democrática, del pueblo, de ejercicio permanente de esa soberanía.

Y si preguntan por cada uno de nosotros, y si ustedes preguntaran quién es Maduro, y yo mismo me preguntara quién soy yo. A veces lo hago ante tanto ataque, ataques brutales de una derecha extremista, fascista, compañeros, sí fascista, no podemos ahorrar los calificativos, en el caso de una derecha como la venezolana que ya ha infectado de su fascismo, su intolerancia y su extremismo a la derecha latinoamericana y caribeña como se ha infectado, veamos el caso de Brasil y el surgimiento de un fascista como el presidente Jair Bolsonaro.

Decían algunos amigos brasileros, algunos de ellos los veo aquí, años antes nos decían que nosotros exagerábamos cuando calificábamos de fascista a buena parte de la derecha opositora venezolana, y le decíamos: “No, lo que hay que tener cuidado es que esta derecha nos termine infectando y contaminando de intolerancia ideológica, de fascismo y de extremismo de derecha al resto de la derecha democrática que existía entonces en América Latina y el Caribe”. Nosotros somos hombres y mujeres forjados en una lucha de carácter popular, yo vengo de las bases populares de los barrios de Caracas; vengo de una forja que solo se puede entender si se vive, solo se puede entender si has recorrido tú mismo los caminos de las luchas de los barrios, de los pobres, de los humildes; yo  vengo de la escuela de la lucha sindical, de la clase obrera honesta que lucha por sus derechos económicos, sociales.

Nuestra escuela no ha sido ni es la escuela de las dictaduras, ni del imperialismo; yo no me formé en la Escuela de las Américas ni del Comando Sur, yo me forjé en los barrios de Caracas, en la clase obrera con los conductores de El Metro de Caracas de ahí vengo yo.

No soy un magnate ni he estudiado en Harvard ni en el Comando Sur ni la Escuela de las Américas, con el respeto a los que hayan estudiado en esas escuelas, nosotros nos hemos formado en la escuela de los gorilas, de los golpistas, de los dictadores, de los autócratas, nosotros no nos hemos formado en la escuela de la oligarquía que desprecia los pueblos y vive de los pacto y vive de la dominación y vive de la entrega al imperialismos norteamericano. Nuestra escuela ha sido la lucha social, las asambleas sindicales con miles de trabajadores, las asambleas con los estudiantes, las asambleas con los barrios, ese ha sido mi escuela y luego en el camino maravilloso de esta vida que le agradezco a Dios, nos encontramos con un ser extraordinario, único, fuera de serie,  nuestro comandante Hugo Chávez que fue el constructor de la personalidad patriótica, democrática, humanista de todos los líderes de la Revolución Bolivariana.

Somos una democracia de verdad profunda, popular, revolucionaria, una democracia de la clase obrera, de los humildes de los trabajadores, somos una democracia del pueblo de verdad, verdad, no una democracia de elites, de magnates, de súper millonarios, que llegan al poder para enriquecer a sus grupos económicos y robarle a los pueblos, hacer negocios y repartirse el poder que le pertenece a los pueblos, somos una democracia de verdad y yo, Nicolás Maduro Moros, soy un presidente demócrata de verdad, profundo, de una cultura de la lucha de base.

De una cultura que nuestro pueblo sabe reconocer en los valores, que diariamente llevamos adelante. Así que Venezuela ha recorrido todos estos años un camino en defensa del derecho al desarrollo, a la independencia, hemos recorrido un camino de transformaciones profundas, dinámicas, permanentes, sí, en Venezuela hay una revolución democrática, constitucional, constituyente, pacífica, con un rumbo de futuro, el socialismo del siglo XXI que estamos creando, inventando, haciendo y rehaciendo en base a la realidad y a la sabiduría popular, Venezuela es un país que ha ganado una gran conciencia. Yo siempre le digo a los invitados internacionales vayan por las calles, hablen con la gente donde quiera, párense en la plaza que quieran y hablen con el pueblo, de Venezuela dibujan una realidad que no somos nosotros, hay una Venezuela de verdad, profunda, que vive en paz, que vive en felicidad, que vive en construcción, que enfrenta sus dificultades y sus problemas de una país acosado por el imperio más poderoso que ha existido sobre la tierra, con sanciones, persecuciones, bloqueo económico, campañas mediáticas, pero ustedes pueden ver 20 años después dónde estamos nosotros y dónde están ellos. Nosotros los bolivarianos estamos aquí de pie, victoriosos, en el poder político, listos viendo el futuro para seguir construyendo, mejorando, avanzando.

Yo lo dije ayer, el mundo es más grande que el imperio  estadounidense y sus gobiernos satélites, hay un mundo más allá, aquí está presente ese mundo, ya no es el mundo unipolar, hegemónico, de imperios, ya no lo es, y escúchenme bien, no lo va a ser más nunca, más nunca este mundo y la humanidad volverá a los tiempos coloniales de quienes se creen los policías del mundo, de quienes pretenden chantajear y ponerle el pie a la gente, de los que pretenden dominar el mundo, así ellos quieran y hagan lo que hagan, hay un mundo de pie, a Venezuela le ha tocado estar en la primera línea de la batalla, sabemos muy bien y tenemos conciencia que estamos en una posición de vanguardia, vamos adelante, han querido destruir este hermoso proyecto de la Revolución Bolivariana, para que ideas revolucionarias, de cambios profundos, no lleguen a los pueblos y generen una aceleración, como más temprano que tarde va a suceder, de cambios y de olas revolucionarias en América Latina, en el Caribe y en el mundo en general.

El mundo es mucho más grande que el imperio de Estados Unidos y sus amenazas,  hay un mundo mucho más allá de ello y ese mundo mucho más allá, Venezuela le abre sus brazos de respeto, de cordialidad, de cooperación, de hermandad.

Un mundo pluripolar, multicéntrico, de respeto, de cooperación, basado en el derecho internacional, basado en el respeto del multilateralismo y del sistema de Naciones Unidas, un mundo de integración, de diálogo, de civilizaciones, de cultura, de ideologías, de religiones, un mundo de acercamiento, es el mundo que está surgiendo, ya no sólo es un sueño, ya no sólo es una esperanza de quienes han luchado siempre por un mundo mejor. No solo que es necesario un nuevo mundo, no solo que es posible, sino que ya ha surgido un nuevo mundo que se niega a someterse a los dictados imperiales y hegemónicos de una sola nación o de un grupo de países satélites, y ese es el llamado de nuestra revolución a los pueblos y gobiernos del mundo, hay que atreverse a ser y  hacer; hay que atreverse y reafirmarse en la valentía de decir vamos a ser, ya somos. Así ha hecho el pueblo venezolano y estamos orgullosos de nuestro pueblo porque el pueblo ha decidido ser libre, rebelde, independiente, anti imperialista al costo que sea.

Seguir retomando las banderas de los grandes logros, compañeros de América Latina y el Caribe. En América Latina y el Caribe se ha impuesto en un conjunto de gobiernos satélites de los dictados de Washington, se ha impuesto una visión de intolerancia ideológica extremista, y le han hecho daño a América Latina y al Caribe, han ido dividiendo nuestra América Latina y el Caribe, y los grandes logros de unificación de nuestro Continente, de encuentro y diálogo en la diversidad, están amenazados, están en peligro. Ese tiempo glorioso que vivimos en la primera década de este siglo XXI, en los primeros años de este siglo XXI que permitió el encuentro de todo el liderazgo y de los pueblos del Continente y la fundación de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, y la Fundación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac, en base a la fortaleza de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de nuestra América, de Petrocaribe, están seriamente amenazados, se quiere imponer nuevamente la ideología intolerante, imperialista, intervencionista que caracterizó el siglo XX de América Latina y el Caribe, un siglo XX de golpes de Estado, de represión al pueblo, de intervenciones militares, de masacres; un siglo XX que fue doloroso, desastroso para todo nuestro Continente. Se quiere volver a un siglo atrás a nuestra América Latina y el Caribe, y nosotros no podemos permitirlo, los pueblos de América Latina y el Caribe tenemos que luchar porque prevalezca el diálogo entre la diversidad, prevalezca el espíritu bolivariano de la unión, de la integración por encima de la intolerancia ideológica de las derechas que quieren imponerse a trocha y mocha, porque sí. Nosotros somos una de las víctimas principales de esa intolerancia ideológica.

Sobre el tema Venezuela yo he propuesto en varias oportunidades, varias oportunidades he propuesto que se convoque a una cumbre de presidentes y presidentas de América Latina y el Caribe para discutir agenda abierta todos los temas que tengamos que discutir de cara a cara, y si quieren poner en la agenda el tema Venezuela, vamos a discutirlo cara a cara, y de cara a los pueblos, una cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, y ratifico hoy mi propuesta, lanzo el reto, lanzo la propuesta, una cumbre especial para revisarnos desde adentro, para debatir francamente.

Y ojalá para llegar a acuerdos que nos permitieran madurar y superar este clima de intolerancia, de agresión ideológica que daña a nuestro Continente, que daña al sueño de los libertadores, traiciona al sueño de los libertadores, de unión. No han querido ninguno de los gobiernos intervencionistas, satélites de los Estados Unidos ha querido sentarse cara a cara frente a mí. Yo quisiera verle la cara a Iván Duque, cara a cara, y que él hablara de Venezuela, y yo le podría hablar de Colombia y las decenas de hombres y mujeres asesinados diariamente, líderes sociales y líderes de Derechos Humanos, y le podría hablar también de la efectividad de Venezuela en el combate contra la producción de cocaína y de coca, y enseñarle los métodos a Colombia de cómo Venezuela liberada de la DEA estadounidense pudo declarar el territorio nacional como territorio libre de cultivo de coca y producción de cocaína, yo podría hablarle a Iván Duque.

Pero sospecho, creo, y pido perdón por lo que voy a decir, yo creo que tienen miedo, nos tienen miedo de vernos cara a cara, de escuchar nuestra verdad; si así fuere yo planteo que ojalá un grupo de países latinoamericanos, ojalá, con algún país poderoso del Continente, no me atrevo en este momento a lanzar algún nombre, pero he venido trabajando con el canciller una idea, ojalá un grupo de países latinoamericanos, de gobiernos que mantienen el equilibrio político, tomar la iniciativa de hacer un grupo para el reencuentro de América Latina y el Caribe, para la reunificación de América Latina y el Caribe, de hacer un grupo para el debate, el diálogo y la superación de las diferencias que hoy tenemos, ojalá.

Ojalá, siempre es posible si hay voluntad política. Yo creo que el ALBA pudiera jugar un papel importante, queridos presidentes del ALBA, primeros ministros del ALBA de los 12 países del ALBA, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América pudiera jugar un papel importante, tomar una iniciativa diplomática, de altura para parar esta locura, esta escalada que quién sabe hasta dónde nos puede llevar, es una escalada y arriba en el imperio gozando pues, gozando, frotándose las manos cuando ven a nuestros gobiernos enfrentados y a ¿quién se le hace daño? A los pueblos porque nada justifica la agresión contra Venezuela. Venezuela tiene una democracia sólida y si los venezolanos tenemos problemas, los únicos que debemos atender y resolver esos problemas somos los propios venezolanos y venezolanas sin intervención de ningún gobierno del mundo, así como nosotros no intervenimos en los asuntos de ningún país del continente, ni del mundo.

Problemas hay, que levante la mano el gobierno que no tiene problemas, que levante la mano el país que no tiene problemas, pero los problemas que hay en un país pudieran ser diferentes al otro, nosotros somos víctimas de una agresión económica brutal, tenemos una guerra económica en la calle y nuestro pueblo ha resistido, resistirá y el próximo lunes en mi comparecencia a la cita que me ha hecho la Asamblea Nacional Constituyente estaré anunciando un conjunto de acciones económicas en el marco del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica para seguir llevando adelante esta batalla y llevando las riendas de la guerra económica y protegiendo al pueblo, protegiéndolo, protegiéndolo cada vez más, el próximo lunes.

Ahora ¿puede un gobierno inmiscuirse en los asuntos de otro? El llamado Cartel de Lima sacó un comunicado, aquí hay expertos en diplomacia, cancilleres, estudiosos del derecho internacional, yo creo que se pudiera hacer un estudio comparativo y creo que no hay un documento que se pueda comparar en su carácter ofensivo, violatorio del derecho internacional, en su carácter intervencionista al documento que aprobó el grupo de gobierno de derecha participantes del Cartel de Lima, es un cartel que trafican con el derecho internacional, es un cartel porque se cartelizan contra un país noble como Venezuela, es un documento extravagante, no tiene comparación, no la tiene, no tiene comparación, con nada que haya ocurrido en ningún lugar del mundo.

Este grupo de gobiernos de derecha pretenden darnos órdenes de qué debe hacerse dentro de Venezuela, qué debe hacer el Presidente legítimo, qué debe hacer el Tribunal Supremo de Justicia, qué debe hacer el parlamento, qué debemos hacer los venezolanos; como que Venezuela fuera un país intervenido, colonizado, monitoreado. Como dijo el profesor Luis Brito García en un foro también, echaron de lado los conceptos fundamentales, básicos, históricos de la humanidad relacionados a la soberanía, a la autodeterminación de los pueblos y actúan de manera grosera, extravagante contra nuestro país; llegando a insultar a nuestro país. Yo he dado en nota oficial diplomática 48 horas a partir de ayer para que los gobiernos del Cartel de Lima rectifiquen en relación al numeral 9 del documento del 4 de enero sobre los límites marítimos y territoriales de Venezuela o si no Venezuela con el dolor en el alma tendrá que tomar medidas firmes y contundentes para defender la independencia, la integridad y la soberanía de la República, no nos queda otro camino, no nos queda otra alternativa.

Y yo pido la comprensión de la comunidad internacional y pido la comprensión y el apoyo del pueblo de Venezuela en unión cívico militar para defender los sagrados intereses de nuestro país, una batalla compleja, pero llévense la seguridad hermanos del mundo como se los he dicho a ustedes en las conversaciones que hemos tenido, hoy en la tarde y en la noche y mañana vamos a tener otra ronda de reuniones bilaterales, conversaciones, quiero verlos a todos, conversar con todos, saludarlos a todos, llévense ustedes la seguridad de que la Revolución Bolivariana sabrá enfrentar estas amenazas, estas agresiones y así como en nuestros 20 años de Revolución sabremos remontar los obstáculos, las dificultades, y saldremos airosos, victoriosos, con mayor conciencia, con mayor compromiso; y estoy seguro y se los digo a los gobiernos de América Latina y el Caribe presentes pero especialmente se lo digo a los gobiernos hermanos del ALBA, lo propongo en asamblea pública, tenemos que tomar nuevas iniciativas de diálogo, de conversación, de acercamiento porque a nadie le conviene la escalada de intervencionismo que hay en este momento.

Y no nos podemos contentar solamente con una declaración pública, un comunicado, tenemos que empezar a actuar porque estamos defendiendo el futuro de América Latina y el Caribe, estamos defendiendo el futuro de la Celac, de Unasur.

No podemos dejar que una derecha extrema, intolerante, deshaga, destruya una obra que se estaba levantando de la unión de América Latina y el Caribe, no podemos permitirlo. Por eso yo propongo una Cumbre de presidentes, jefes de estado y jefes de gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños para abordar estas circunstancias, estas condiciones y que se escuche a Venezuela y en base al diálogo, a la diplomacia de paz y a la verdad, superar esta situación y retomar el camino de la integración, de la cooperación, el camino que nos corresponde a nosotros latinoamericanos y caribeños.

Señor presidente Maikel Moreno, usted me ha juramentado, el documento que usted leyó expresa conceptos muy serios, sólidos y el juramento que me tomó, igualmente expresa ideas y mucho compromiso. Hoy 10 de enero, al tomar este juramento he iniciado oficialmente el nuevo período constitucional estipulado para el año 2019-2025.

Y sé que tenemos grandes retos para los venezolanos y venezolanas. Yo quiero un nuevo comienzo de la Revolución Bolivariana, quiero cambiar todo lo que tenga que ser cambiado para mejorar la vida del pueblo, para mejorar al país, para consolidar la independencia y soberanía de nuestro país, para lograr el camino, sin retorno, de la prosperidad y el crecimiento económico, para lograr la seguridad social, la protección social y el sueño de la felicidad social en socialismo de nuestro comandante Chávez.

Yo quiero que corrijamos muchos errores que hemos cometido, corregir los errores que se han cometido. He lanzado tres líneas, la primera la consolidación de la paz, la independencia, la unión de los venezolanos, el diálogo social, político, económico, el diálogo económico.

Saludo de manera muy especial a los empresarios presentes, me dicen que está presente la Asociación Bancaria de Venezuela, mis saludos, sigo tendiendo las manos a todos los empresarios del país.

Gracias por asistir y vamos a continuar el diálogo. Primera línea.

La segunda línea que he lanzado es muy clara, insistir, construir el camino de la recuperación económica estable, del crecimiento y la prosperidad.

Quiero agradecer a la República Popular China, a la Federación de Rusia, por la asesoría económica y el apoyo de los más grandes expertos y especialistas en economía y finanzas que están junto a nosotros trabajando todos los días para apoyar, enriquecer con su experiencia el crecimiento de la economía.

Agradezco. Y el apoyo de varios expertos de América Latina, de Suramérica, que están aquí en Venezuela; de Europa, de Europa, porque en Europa nos quieren, en Europa nos ven con buenos ojos los pueblos, los movimientos sociales, los movimientos sindicales, los chalecos amarillos, ¡nos ven con buenos ojos! Me mandaron un chaleco amarillo de regalo, quizá me lo estrene mañana.

¿Me lo estreno? Quizá fundemos una seccional de los chalecos amarillos de Venezuela, porque somos los rebeldes, ¿ves?, nosotros somos los rebeldes del mundo.

[habla en francés] Buena idea, ¿verdad? Nos quieren en Europa. Empresarios importantes —compañero Díaz-Canel—, de Europa muy importantes están viniendo a invertir, pero mira una ola de inversionistas europeos está llegando, bienvenidos, más allá de lo que digan algunos voceros de la Unión Europea, yo le ratifico a Europa toda la voluntad de la  Revolución Bolivariana para andar juntos a Europa por los caminos del crecimiento, la prosperidad, el desarrollo y el diálogo de civilizaciones. Ese es mi mensaje a Europa ante la intolerancia de algunos funcionarios también, yo le digo a Europa: ¡Quieto, detente Europa!, ¡Unión Europea, detente! No vengas otra vez con tu viejo colonialismo, no vengas otra vez con tus viejas agresiones, no vengas otra vez vieja Europa con tu viejo racismo. ¡Ya fue bastante lo que nos hicieron! ¡Ya fue bastante el esclavismo, el saqueo que nos hicieron durante 500 años!

¡Párate ahí, Europa! ¡Basta de agresiones contra Venezuela, Unión Europea! ¡Respeta a Venezuela, Unión Europea! O la historia te cobrará esta deuda más temprano que tarde, vieja oligarquía europea.

Segunda línea, la recuperación económica.

Agradezco también a los inversionistas que están viniendo de Estados Unidos de Norteamérica, y a todos los inversionistas de América Latina y el Caribe, a los inversionistas de Colombia. ¡Vengan aquí a trabajar! Piedad, doña Piedad, tráete todos los inversionistas, empresarios que quieran venir a trabajar en Venezuela, porque respetan y quieran a Venezuela como la quiere el pueblo de Colombia, que vengan, bienvenidos, a producir petróleo, a producir gas, a producir alimentos, a fundar industrias. ¡Que vengan los inversionistas colombianos!

Y una tercera línea de este nuevo comienzo, que la tenemos aquí y que creo que puede determinar el buen curso del resto del plan de la patria, del resto del programa de recuperación, y puede garantizar y debe garantizar el futuro de nuestro país, una tercera línea que he lanzado, es la lucha contra la indolencia, el minimalismo, el burocratismo y la corrupción, la lucha contra lo mal hecho.

Pero esto no es una lucha de Maduro o de no sé quién, es una lucha moral, espiritual de todo un país por la honestidad, por la eficiencia, por los buenos servicios, por el avance institucional, por el avance de los valores, de la solidaridad, de la ética social, es una lucha que nos toca a todos. Le hablo a los dueños de los medios de comunicación privados, que están aquí presentes también, de Venevisión, Televen, Globovisión, entre otros medios que recuerdo ahorita, es una lucha que implica un gran cambio cultural, comunicacional de una sociedad. Si aspiramos una sociedad superior tiene que ser una sociedad basada en principios, en valores, en la honestidad. Que nadie piense que eso no es conmigo. Porque hay gente que piensa que no es con él o con ella. Yo a veces digo esto y arranco aplausos [aplaude], empiezan a aplaudir. Yo no lo hago para arrancar aplausos, lo hago porque estoy obstinado de la indolencia y del burocratismo que daña la vida del pueblo, porque quiero un cambio y una corrección profunda de los errores de la Revolución Bolivariana, y quiero un combate a fondo contra la corrupción en todas sus formas de expresión: política, social, económica, institucional.

Sí es contigo, compatriota que me ves y me escuchas; es contigo, María, como dijo una vez una compañera. “Es contigo, María”, “es contigo, Pedro”, es contigo, compatriota, es con nosotros. Pero sobre todo es con quienes como nosotros, tú presidente Maduro, tú; tú, gobernador, gobernadora; tú, alcalde, alcaldesa; tú, ministro y ministra, tenemos el poder en las manos y las máximas responsabilidades para servir al pueblo, para oír al pueblo, para mejorar las condiciones de vida de nuestro país.

Es contigo, ministro, ministra; es contigo, gobernador, es contigo Maduro, es contigo Maduro también. Es con todos.

Con todo respeto, es con ustedes magistrados y magistradas, es con ustedes constituyentes, es con ustedes poderes públicos, es contigo Fiscalía, es contigo Contraloría, es contigo Defensoría del Pueblo, es con todos. Es contigo, periodista, comunicador, es contigo también. Una gran cruzada de cambio profundo y necesario. Y estoy seguro que logrando estos cambios podemos ir posicionando un nuevo y mejor clima moral, espiritual, político, institucional para hacer a Venezuela una patria donde se pueda vivir mejor, para hacer Venezuela una patria de hombres y mujeres confiables, honestos, trabajadores.

¡Es contigo, bachaquero! Que robas al pueblo, bachaquero. Es contigo, que vives junto al pueblo y lo robas todos los días. Es contigo, bachaquera, contigo también, que eres nuestra compatriota, contigo también, basta de indolencia, basta de corrupción, ya basta del minimalismo, ya basta de tanto burocratismo. Yo diría, como en varias oportunidades yo he afirmado, Venezuela tiene adversarios muy poderosos y dañinos, el primero de todos el imperialismo estadounidense, pero creo que el peor de todos es el corrupto y la corrupta, el indolente que daña la función pública y daña el pueblo, es peor que todo el imperialismo junto, es el enemigo a vencer.

Y hay una sola forma de vencerlo, una sola forma, con una gran revolución moral, con una gran revolución espiritual, una gran revolución del amor, el amor que lo puede todo, del amor a la patria, del amor a la tierra, a la historia, del amor a los hijos, a las hijas, del amor a los nietos, a las nietas, una gran revolución del amor que cambie espiritualmente para posicionarnos en una situación superior, de esta revolución que necesita grandes rectificaciones y necesita un nuevo comienzo que renueve la esperanza, que renueve la energía y que expanda las fuerzas hacia un pueblo noble, noble, noble que nos ha apoyado año tras año, elección tras elección, coyuntura tras coyuntura, pueblo noble de Venezuela que es capaz de dar la vida en las calles para defender esta revolución, como ya lo ha demostrado en varias oportunidades de este ciclo histórico.

Queridos compatriotas, no me queda más que agradecerle a todos ustedes venezolanos, venezolanas, amigos del mundo, amigas del mundo, esta es Venezuela. Hoy iniciamos un nuevo ciclo, yo lo dije: llueva, truena o relampaguee, Venezuela va a seguir por el camino de la democracia y la paz y hoy he jurado para tener más democracia, más paz, más pueblo y más Constitución para el resto. Somos Venezuela, somos una historia grande, somos herederos de un gran legado, no podemos  fallar y no fallaremos, lo juro por mi vida, lo juro por mi patria. Muchas gracias, queridos hermanos y queridas hermanas del mundo, muchas gracias.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram