Intervención del representante permanente ante la ONU-Ginebra, Jorge Valero, en Debate General del Informe de la Alta Comisionada para DDHH

Hacemos esta intervención en ejercicio del derecho de réplica, dadas las menciones contra Venezuela vertidas por algunos países en el Debate General del Tema 2.

No les basta utilizar el Tema 4 para sus propósitos de politización de los trabajos de este Consejo, y avanzan en otros espacios de la Agenda.

Han aludido a Venezuela en sus insidiosos discursos en el Debate General del Tema 2; y ya anuncian que continuarán con esta prédica en el Tema 4.

Son una minoría, cada vez más exigua, los países acólitos del Imperio norteamericano que atacan a la democracia participativa y protagónica que existe en Venezuela.

A pesar de sus intervencionistas posiciones, el Gobierno venezolano se mantendrá firme en la defensa de su dignidad y de su soberanía, contando con el respaldo de nuestro heroico pueblo.

A pesar de las criminales medidas coercitivas unilaterales impuestas al pueblo venezolano, por la potencia más guerrerista del planeta -de las cuales hacen caso omiso algunos países-, el Gobierno Bolivariano seguirá avanzando en la protección de los derechos humanos y libertades fundamentales de nuestro pueblo.

Venezuela cuenta con el respaldo de la gran mayoría de los países del mundo. A pesar de las presiones imperiales, éstos votaron para que seamos hoy miembros de este Consejo.

Algunos gobiernos de nuestra Región deben reflexionar sobre el impacto inhumano y devastador que tienen las ilegales medidas coercitivas unilaterales impuestas contra nuestro pueblo. En un ejercicio de objetividad y transparencia deberían condenar tales medidas.

Rechazamos las declaraciones de algunos países de la Unión Europea, que pretenden dar lecciones de derechos humanos al mundo, cuando exhiben alarmantes niveles de discriminación, xenofobia y pobreza. Cuando son crecientes la inequidad y la pobreza, a resultas de las políticas neoliberales en esos países.

Lamentamos que falsifiquen la realidad venezolana, y asuman posiciones políticas parcializadas que repiten, acríticamente, el discurso antivenezolano que venenosamente disemina el Imperio norteamericano.

Invitamos al Gobierno del Reino de España a que mantenga la sindéresis cuando se refiera a los derechos humanos en Venezuela. Sólo así podrá contribuir a fomentar el diálogo político entre el Gobierno venezolano y la oposición, en aras de que nuestro país continúe en el camino de la paz y el desarrollo.

Algunos gobiernos europeos, críticos de Venezuela, deberían -más bien- dedicarse a atender la situación de los derechos humanos en sus propios territorios, donde se cometen flagrantes violaciones de estos derechos.

Deploramos la discriminación y violencia sexual que padecen las mujeres en Japón. Su gobierno aplica la horrenda pena de muerte y a diario vulnera los derechos humanos de los trabajadores migrantes.

Esperamos que los gobiernos -que hoy se hacen eco de la distorsionada campaña contra mi país, complaciendo los dictados del Imperio más agresivo y genocida de la historia-, respeten el derecho internacional, y los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas.

Gracias.

Ginebra, 28 de febrero de 2020

Tags: , , , , , , , , , , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram