Ministro de Defensa envía mensaje al pueblo venezolano con ocasión del 209° aniversario de la Declaración de Independencia y Día de la FANB

Con motivo del 209° aniversario de la Declaración Solemne de la Independencia venezolana y Día de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, este 05 de julio, el ministro del Poder Popular para la Defensa y general en Jefe, Vladimir Padrino López, rememora las voces revolucionarias del Libertador Simón y del Generalísimo Francisco de Miranda, y las luchas que emprendieron nuestros próceres para romper el yugo del dominio español.

A continuación, el mensaje de la autoridad militar:

Han transcurrido 209 años de aquel 5 de julio de 1811, día que resplandece en nuestro acervo histórico como la declaración de un sueño, de una voluntad inextinguible por la causa de la libertad. Día glorioso, cuando los valientes patriotas partieron en dos el curso de la vieja dominación colonialista, decidiendo tomar el camino de la autodeterminación y la soberanía del pueblo. Había triunfado el llamado de las voces más revolucionarias en el seno de los independentistas venezolanos, entre quienes estaban Bolívar y Miranda, incendiando las pasiones libertarias y disolviendo las sombras del miedo y la vacilación.

Así quedó, para el porvenir de estas tierras, sellada y firmada la decisión de ser libres: “Nosotros, pues, a nombre y con la voluntad y autoridad que tenemos del virtuoso pueblo de Venezuela, declaramos solemnemente al mundo, que sus provincias unidas son y deben ser desde hoy, de hecho y de derecho, Estados libres, soberanos e independientes, y que están absueltos de toda sumisión y dependencia de la corona de España, o de los que se dicen o dijeren sus apoderados y representados…”. En este fragmento de aquel trascendental manifiesto, quedó inscrita la bravura de nuestros compatriotas. Tiempos de guerra vendrían, de incalculables pérdidas humanas, de augustos sacrificios, de luchas encarnizadas, de batallas perdidas y destierros, de renacimientos quiméricos, de hazañas prodigiosas de voluntad y amor patriótico para alcanzar el anhelo ineludible de la independencia.

Un ideal que después fue traicionado por las clases más poderosas, destruyendo el proyecto integrador y emancipador del Padre Libertador. La oligarquía y los nacientes imperios condenaron aquel legado heroico a permanecer en los sarcófagos del olvido, y así lo hicieron. Pero lo pueblos despiertan, y casi dos siglos después, el Comandante Chávez y la Revolución Bolivariana llegaron, y retomaron el designio de nuestros heroicos antepasados.

Y mientras preservamos celosamente cada victoria inmarcesible de la historia venezolana, el imperialismo continúa al acecho de esta sagrada tierra de irrenunciable soberanía. El gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica engrosa sus pretensiones de imponer la violencia en esta Nación, utilizando sus poderosos recursos militares, financieros y logísticos. Por eso tenemos la obligación, como dignos herederos de nuestros próceres, de defender aun con la vida misma, el suelo patrio que nos fue legado y que hemos de legar a las futuras generaciones.

Hoy, cuando celebramos el Día de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, nuestra institución se regocija en su pasado glorioso, pero al mismo tiempo -fortalecida en su pensamiento y doctrina militar- luce garante del respeto a la Constitución y las leyes de la República; defensora de las instituciones y de la voluntad democrática de las mayorías; modernizada en sus sistemas de armas y orientada por una filosofía humanista de respeto a los derechos ciudadanos, manteniéndose incólume ante cualquier vil amenaza, y dando ejemplo al mundo con su concepto de Defensa Integral de la Nación.

En perfecta unión cívico-militar, bajo la conducción de nuestro Comandante en Jefe Nicolás Maduro Moros, y con la guía siempre de los libertadores, rendimos homenaje al heroico pueblo venezolano y a los próceres de la gesta emancipadora, elevando la conciencia patriótica, en pro de los laureles del presente y la brillantez del futuro de Venezuela: la grande, la buena, la hermosa Patria de Bolívar. Ratificamos la imperturbable vocación antiimperialista, bolivariana y chavista, así como el irreductible compromiso de defender las garantías sociales y los principios de igualdad, justicia, solidaridad y paz de esta República… ¡Viva la Fuerza Armada Nacional Bolivariana!

¡Chávez vive!… ¡La Patria sigue!

¡Independencia y Patria Socialista!… ¡Viviremos y venceremos!

¡Leales siempre!… ¡Traidores nunca!

Caracas, 5 de julio de 2020

VLADIMIR PADRINO LÓPEZ

General en Jefe

Tags: , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram