Ecuador: crónica de una migración económica que no fue

Entre un sin fin de emociones y sentimientos encontrados, un grupo de 85 venezolanos y venezolanas abordaron este martes 27 de agosto el vuelo número 36° proveniente de la ciudad de Quito, en Ecuador. 

La jornada inició desde muy temprano en la Embajada de Venezuela, ubicada en la capital ecuatoriana.

Tras ser trasladados al Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, de Quito, a través de unos autobuses dispuestos por la Misión Diplomática venezolana, los repatriados no pudieron contener la emoción y gratitud que sentían al regresar al país que los vio nacer y que les abre las puertas nuevamente.

Experiencias y enseñanzas para no olvidar

Más allá de las cifras y testimonios de los beneficiados y beneficiadas del Plan Vuelta a la Patria que reseñan los diversos medios de comunicación -oportunas de resaltar- hay historias que son dignas de rubricar y que muchas veces no están en la gran prensa.

El caso de la familia Zabala Rosa es una de esas. Las falsas expectativas, la escasez de oportunidades y episodios de xenofobia fueron algunos de los escenarios que marcaron la estancia de este grupo familiar.

Wencyll Zabala, mecánico de oficio, quien salió del país acompañado de su esposa, cuñado e hijo de un año, narró todo lo que tuvo que pasar por más de un año en la “búsqueda de mejores oportunidades” y atención en materia de salud para su hijo.

“No cumplí lo que esperaba en Ecuador (…) salí con mi esposa, con mi cuñado y con mi hijo para darle salud a él, para darle medicamentos (…) y la verdad, es que nada de eso pude hacer”, dijo el joven mecánico de 30 años.

Wencyll comentó además, que pese a no tener casa propia en Venezuela no pasaba necesidades y mucho menos el rechazo por ser venezolano.

“Durante los hechos de Ibarra llegué a sentir miedo, por más de un mes una persona que tenía como cliente tuvo que llevarme al cuarto donde dormía con mi familia, ubicado en un galpón que servía como taller, para no ser agredido en las parada de autobuses, sobre todo en las noches”, apuntó Zabala.

La historia de Florinda Alarcon, geógrafa de profesión, no escapa de esos episodios de desilusión y falsas expectativas.

Tras pasar dos años en Ecuador con su esposo e hijos, ambos adolescentes, expuso todo lo que tuvo que hacer para poder sostenerse con su familia.

“Salí de Venezuela con mi título apostillado, con mi pasaporte, y todos mis documentos registrados (…) y aún así no pude trabajar en lo que quería (…) cambié unos problemas por otros, acá me tocó hacer cosas que en mi país no hacía (…) ahora regreso con otra mentalidad, esto me sirvió como experiencia”, aseveró Florinda Alarcon quien vivía con su familia en la localidad de Amaguaña, a las afueras de Quito.

Xenofobia como política de Estado

Pese a ser reconocido internacionalmente como el cuarto país de América del Sur más receptor de migrantes, Ecuador ha mostrado su peor cara en materia de políticas migratorias en los últimos meses.

El Decreto Ejecutivo 826, anunciado por el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, el pasado 26 de julio, da cuenta de eso. El mismo exige obligatoriedad de visa para los venezolanos, y ha servido no solo para promover la migración irregular por sus fronteras, sino para acentuar las diferencias entre migrantes por su nacionalidad.

El popular ‘Parque las Carolinas’ ubicado en el norte de Quito, ha sido testigo de esas desigualdades. La imposición de multas que oscilan -entre USD 300 y 900- son solo impuestas a vendedores informarles de nacionalidad venezolana, pese a estar personas de otras nacionalidades.

Avances del Plan Vuelta a la Patria

Hasta la fecha han retornado al país un total de 15.466 venezolanas y venezolanos provenientes de Brasil (7.285), Ecuador (3.242), Perú (3.191), Colombia (764), República Dominicana (276), Argentina (434), Chile (272), Panamá (1) y Uruguay (1).

Vuelo 36 retorna a 85 venezolanos y venezolanas provenientes de Ecuador

Tags: , , , , ,

Temas: Plan Vuelta a la Patria.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram