Venezuela defenderá equilibrio petrolero en la 176ª Reunión de la Conferencia de la OPEP

Viena será, una vez más, este 1 y 2 de julio, el espacio donde se celebrará la 176ª Reunión de la Conferencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), encuentro en el que el ministro del Poder Popular de Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa), Manuel Quevedo, representará al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, quien a su vez ocupa actualmente la Presidencia de la Conferencia. 

La reunión tendrá como objetivo analizar y decidir un nuevo ajuste de la producción general de la Organización y sus aliados, medida que buscará mantener el equilibrio del mercado, a través de la oferta y la demanda en niveles estables para el mercado petrolero mundial.

Durante la 175ª Reunión de la Conferencia realizada en 2018, se acordó ajustar el suministro de petróleo en un millón 200 mil barriles por día a partir de enero de 2019. De esta cantidad, 800 mil correspondían a países miembros de la OPEP y 400 mil a países que colaboran con ella. En ese sentido, la Federación Rusa accedió al ajuste de 228 mil barriles por día, llevándolo a cabo de forma gradual.

La decisión fue tomada con el objetivo de reducir el superávit global, que causó que el precio del crudo Brent y del WTI cayera durante octubre y noviembre de 2018.

Decisiones a favor del mercado

Inicialmente, la décimo cuarta Reunión del Comité Ministerial de Monitoreo Conjunto (CMMC) se llevaría a cabo el pasado mes de abril, sin embargo, gracias a las recomendaciones del Comité se postergó para el mes de mayo.

El cambio se dio por las expectativas de que el mercado continuaría registrando una sobreoferta durante la primera mitad de 2019, y al mismo tiempo, para evaluar el impacto en el mercado petrolero, luego de las sanciones unilaterales por parte de Estados Unidos a Venezuela e Irán.

En ese sentido, al analizar las condiciones actuales del mercado petrolero y los desarrollos macroeconómicos, el Comité también reconoció que persisten las incertidumbres, incluidas las negociaciones comerciales en curso, los desarrollos de la política monetaria y los desafíos geopolíticos.

El CMMC solicitó que el Comité Técnico Conjunto y la Secretaría de la OPEP continúen monitoreando y analizando los desarrollos del mercado de petróleo y, en particular, las proyecciones de inventario de petróleo en las próximas semanas para hacer recomendaciones a la Conferencia de la OPEP.

Estados Unidos acecha el equilibrio petrolero

Desde el año 2018, el Congreso de Estados Unidos retomó el trabajo para aprobar una Ley que podría causar daño a la OPEP a la que el presidente Donald Trump acusa, de forma arrogante, de estar manipulando los precios del crudo.

Según Trump, los precios del petróleo deberían estar entre los 30 dólares por barril y ha señalado en varias ocasiones que la OPEP “está robando dinero directamente a los ciudadanos estadounidenses”.

Conocida como Ley Contra Cárteles de Producción y Exportación (NOPEC, por sus siglas en inglés), propone someter a la Organización a la Ley Antimonopolio Sherman. Esto le permitiría al Gobierno estadounidense demandar a la OPEP por manipular el mercado de energía y posiblemente pedir miles de millones de dólares en reparaciones. Además, una legislación de este tipo tiene un efecto adicional: la imposición de restricciones a la importación de crudo.

Relación Ley Sherman y Venezuela

A pesar de que aún la Ley Antimonopolios no está aprobada y está siendo planificada para afectar a la OPEP en general, gracias a las sanciones y acciones arbitrarias contra Venezuela, los Estados Unidos han comenzado a hacer mella en la estabilidad del mercado petrolero mundial.

La imposición de sanciones a Venezuela como las de restricciones financieras a Pdvsa y luego las que frenan el comercio exterior de crudo y combustibles, sientan un precedente de cómo lograr el mismo objetivo de la Ley Anti OPEP, de manera puntual sobre un país adverso a Estados Unidos.

Por ello, el Gobierno Bolivariano ha sido enfático en pedir el apoyo de los países de OPEP +, firmantes de la Declaración de Cooperación de Ajuste Voluntario de la Producción de Petróleo para resolver de manera consensuada los problemas geopolíticos que afectan, no solo al país suramericano, sino a toda la Organización, ya que es posible que se esté comenzando a implementar la Ley de manera individual para afectar en mediano y largo plazo el mercado petrolero y las funciones de la OPEP como ente regulador para el equilibrio de la economía.

Tags: ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram