Venezuela insta al Consejo de DDHH de la ONU a elevar su voz ante agresiones de EEUU

Desde el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) con sede en Ginebra, el canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció este miércoles los efectos nocivos de las medidas coercitivas unilaterales que ha impuesto el gobierno de Estados Unidos al país suramericano.

En concreto, se refirió al bloqueo de las transacciones y los recursos del Estado venezolano en el ámbito internacional, que se ha intensificado bajo la administración de Donald Trump y que imposibilita la adquisición de bienes básicos para satisfacer las necesidades del Pueblo venezolano.

“Es casi un desafío poder importar en Venezuela lo que se necesita, no porque no se tengan los recursos sino porque la banca internacional, en su temor a que también sea sancionada, se niega a trabajar con Venezuela”, detalló el diplomático venezolano, aunque aseguró que el Gobierno nacional ha diseñado otras alternativas con países aliados para atender a la población.

Precisó, en este marco, que sólo desde finales de 2017 hasta diciembre de 2018 fueron bloqueados 30 mil millones de dólares, a los que se sumaron otros 30 mil millones en la confiscación ilegal de la filial de Pdvsa en Estados Unidos, Citgo. A estas cifras se suman 1.200 millones de dólares bloqueados en el Banco de Inglaterra y 1.400 millones de euros retenidos por la empresa Euroclear, entre decenas de miles de millones de dólares ceñidos en la banca internacional.

En su intervención, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores instó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a elevar su voz ante la imposición de medidas coercitivas unilaterales, tomando en cuenta que el bloqueo contra Venezuela –o contra cualquier otro país del mundo- viola flagrantemente la Carta de las Naciones Unidas y los principios de la convivencia civilizada entre los Estados.

El canciller Arreaza denunció, igualmente, las operaciones de bandera falsa que durante los últimos días ha hilvanado la administración estadounidense con la complicidad de Colombia para agredir a Venezuela, “tratando de forzar una ‘ayuda humanitaria’ con el pretexto de intervenir mi país”.

Caracas ratifica invitación a Bachelet

En su discurso, el diplomático reiteró la invitación del Estado venezolano a la Alta Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, con la visión que visite el país suramericano. A este respecto, informó que Caracas está próxima a recibir una delegación de la Alta Comisionada para que, con absoluta libertad, pueda presenciar la realidad de Venezuela y los perjuicios de las medidas coercitivas impuestas por Washington.

Por otra parte, y pese a las marcadas diferencias y las sanciones ilegales, ratificó la disposición del Gobierno del presidente Nicolás Maduro a establecer mecanismos de diálogo no solamente con la oposición venezolana sino también con la administración de Donald Trump.

“Creemos que Naciones Unidas puede hacer mucho por acercar a las partes en Venezuela. Creemos también que tienen que denunciar la agresión contra Venezuela y que tenemos que parar esta guerra, espero no tener que venir el próximo año a hablar de las víctimas de una guerra contra mi país”, recalcó en referencia a las amenazas de intervención militar de Estados Unidos.

Al margen de esta situación, el canciller Arreaza conmemoró los 30 años de El Caracazo, un acontecimiento que ha trascendido como la violación de Derechos Humanos más cruenta en la historia contemporánea de Venezuela.

“Hace 30 años, un día como hoy, nuestro país fue testigo de la violación de los DDHH más importante que pudo haber ocurrido a lo largo de la historia venezolana del siglo XX. Se trató de la primera protesta social y masiva contra el neoliberalismo que fue reprimida de manera terrible”, complementó.

Tags: , , ,

Temas: Informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU sobre Venezuela.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram