Más de 400 luchadores populares del mundo instalan la Asamblea Internacional de los Pueblos en Caracas.

Este domingo, desde el Hotel Alba Caracas, fue instalada la primera Asamblea Internacional de los Pueblos, un espacio donde coincidirán más de 400 representantes de movimientos sociales y organizaciones políticas provenientes de más de 80 países del mundo para debatir y profundizar la solidaridad internacional y la lucha contra la injerencia y el imperio estadounidense en Venezuela.

El acto de apertura contó con la presencia y conducción del viceministro de Comunicación Internacional del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, William Castillo, quien aplaudió esta iniciativa que busca desarrollar una plataforma de coordinación y articulación de las luchas de los pueblos en el mundo.

“Se escoge a Venezuela como sede de la Asamblea Internacional de los Pueblos por las circunstancias que vive nuestro país actualmente, que está en el centro de la geopolítica mundial y es la trinchera de defensa de los pueblos frente a la avanzada del imperialismo norteamericano”, enfatizó.

Agradeció, además, los gestos de solidaridad, de diversidad política y de comprensión de todas las delegaciones que están participando y reiteró que el Gobierno Bolivariano sigue desarrollando estrategias diplomáticas, multilaterales en las Naciones Unidas con más de 60 países que están apoyando el diálogo y la paz para lograr una salida pacífica y democrática.

Delegados internacionales apuestan por la unión de los pueblos

Los distintos delegados internacionales, también expresaron su respaldo total a la Revolución Bolivariana y dejaron en evidencia los estragos que ha causado el neoliberalismo y el modelo capitalista en el mundo.

João Pedro Stédile, del movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra, de Brasil, precisó que actualmente la sociedad está enfrentando una crisis civilizatoria, y que los valores que se construyeron en la historia de la humanidad bajo la solidaridad, la justicia y la igualdad, el capitalismo los sustituyó por el consumismo, por el egoísmo y la individualidad.

El delegado brasilero, enfatizó que no se puede construir una sociedad basada en el individualismo.

“Los pueblos solo se liberarán si se unen a nivel internacional, no queremos construir espacios verticales donde un secretario general tenga todo el poder, no queremos más burocracias, no queremos hacer turismos para los dirigentes, no queremos transformar nuestra articulación en documentos engavetados, queremos construir un sueño y para eso tenemos que unirnos”.

Joao Pedro aseguró que el desarrollo de una agenda en común podrá combatir al neoliberalismo que dividió la clase trabajadora y aumentó la pobreza, y así hacer frente a los imperios capitalistas, como Estados Unidos, que tratan de apoderarse de los recursos naturales de otros pueblos, para aminorar su crisis.

Interés del imperio estadounidense sobre Venezuela se debe al fracaso del modelo capitalista

Claudia de la Cruz, organizadora, educadora y representante de la delegación estadounidense, platicó sobre la intensión de Estados Unidos sobre los recursos naturales venezolanos, y extendió su respaldo a la Revolución Bolivariana

“Somos 140 millones de pobres que estamos en lucha diariamente para tratar de vivir dignamente, hispanos, obreros, por este motivo entendemos que la Revolución Bolivariana es un proyecto global que apuesta por la vida y el avance de las luchas de nuestros pueblos que han sido empobrecidos”.

Recalcó que cualquier amenaza a la Revolución, no es tan sólo un ataque a Venezuela, sino es un ataque a todos los procesos de soberanía y contra el poder popular en la agenda de los pueblos de la tierra.

De la Cruz, explicó que para entender el carácter violento de la ofensiva imperialista y su interés en los recursos de Venezuela es necesario tener una lectura real.

“Son 11 años desde que estalló la crisis financiera, que es capitalista y el global (…) En Estados Unidos la economía está dependiendo en gran cantidad del financiamiento de deudas externas e impresión de dólares para evitar un colapso total”, aseguró.

Por su parte, la alcaldesa del Municipio Libertador, en Caracas, Érika Farías, también apuntó a la unión de los pueblos del mundo.

“Tenemos que unirnos, asumamos nuestro papel, no nos dejemos robar el destino, somos ejemplo de los pueblos que luchan, de los pueblos que se levantan y de los pueblos que no nos vamos a dejar oprimir por ningún imperio ni ninguna oligarquía”.

Desde el 24 hasta el 27 de febrero la Asamblea Internacional de los pueblos dará paso al debate de temas relacionados con la soberanía popular, el capital financiero, los paraísos fiscales, empleos dignos, derechos sociales, derechos humanos, migraciones, refugiados, comunidad LGBT y las luchas feministas, afrodescendientes e indígenas.

 

Tags:

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram