Estudiantes filipinos demuestran su apoyo y solidaridad al Presidente Nicolás Maduro

La Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Filipinas recibió un mensaje de parte de los estudiantes de la universidad de Filipinas, mediante el cual expresan su solidaridad y apoyo al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a su gobierno y al pueblo venezolano amante de la libertad.

Bajo la misma luz, condenan a los Estados Unidos de América y sus aliados por avivar la agitación civil en un país soberano e independiente a través de su apoyo al diputado autoproclamado Juan Guaidó, quien se declaró a sí mismo el “presidente interino” de Venezuela.

De esta manera, manifestaron que “la intervención liderada por Estados Unidos en Venezuela ignora la voluntad soberana del pueblo venezolano y utiliza la retórica de democracia para convertir a Venezuela en otra neo colonia estadounidense, siendo nuestro país para ellos una fuente de materias primas baratas.

El empleo de varios países y plataformas internacionales es un testimonio de la amplitud de la influencia y el control estadounidenses en el orden mundial actual. Estos países e instituciones son meras marionetas de la política exterior estadounidense, dispuestos a perderse en el orden estadounidense.

En el punto de mira del imperialismo estadounidense se encuentra Venezuela, un país socialista latinoamericano que se asienta sobre las reservas de petróleo probadas más grandes del mundo: más de 297 mil millones de barriles de petróleo crudo, más que las reservas de Arabia Saudita y otros estados del Golfo.

Venezuela ha sido durante mucho tiempo una espina en el “patio trasero” de los Estados Unidos en América Latina, y ha estado dispuesto a reemplazar a la coalición socialista gobernante que lideró el país desde que el presidente Hugo Chávez ganó las elecciones de 1998 y promulgó con éxito las reformas económicas.

La intromisión de los Estados Unidos en Venezuela no se debe a los ideales democráticos, sino al robo: para controlar a Venezuela y asegurar su petróleo para servir a los intereses económicos de los Estados Unidos, similar a lo que se hizo a Irak en 2003.

Los Estados Unidos y sus aliados quieren imponer a Venezuela la misma doctrina económica que arrasa el planeta hoy a través del consumismo perverso y la concentración de la riqueza en manos de una élite.

Es por ello que los jóvenes filipinos apoyan al gobierno de Nicolás Maduro y al pueblo venezolano en su defensa por la independencia y contra el imperialismo estadounidense”.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram