Estudiantes serbios condenaron intentos injerencistas estadounidenses contra Venezuela

Ayer por la tarde, la Misión Diplomática de la República Bolivariana de Venezuela en la República de Serbia  realizó un conversatorio académico con un grupo de estudiantes y profesores de la Facultad de Seguridad y Diplomacia de la Universidad “Nikola Tesla” en Belgrado, con el fin de discutir sobre los últimos acontecimientos en nuestra Patria que culminaron con la ilegítima e ilegal autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino, quien, cumpliendo sus órdenes del Departamento de Estado de los Estados Unidos, ha violado nuestra Carta Magna y ha traicionado a su propio pueblo y a los principios fundamentales y sagrados de la soberanía, la independencia y la democracia. 

La jefe de Misión, Dra. Dia Nader de El-Andari, explicó detalladamente todos los pasos que ha tomado el gobierno estadounidense en colaboración con sus gobiernos satélites en la región latinoamericana y el mundo, para derrocar al Presidente Nicolás Maduro, legítimamente y democráticamente elegido por su pueblo en las elecciones que se llevaron a cabo el 20 de mayo del año pasado.

Los estudiantes y académicos presentes expresaron su opinión sobre el tema, destacando que la autoproclamación de Juan Guaidó no tiene ningún significado legal porque él no ha sido elegido por el pueblo independiente y soberano de Venezuela, ni de conformidad con la constitución, e hicieron una comparación con el autoproclamado Estado de Kosovo en el sur de Serbia, que para los serbios no tiene ninguna legitimidad. También fue subrayado que uno de los primeros funcionarios políticos que reconocieron al autoproclamado “presidente interino” de Venezuela era Bedzet Pacoli, el actual Canciller del autoproclamado Estado de Kosovo.

Todos los presentes condenaron fuertemente los intentos injerencistas de los Estados Unidos y de sus aliados en América Latina, Europa y otras partes del mundo, expresando su pleno apoyo y solidaridad al jefe de Estado Nicolás Maduro y al pueblo hermano de Venezuela, así como sus profundas esperanzas de que podría encontrarse una solución pacífica para que nuestro pueblo no derrame su sangre como lo hizo el pueblo serbio durante la guerra civil en la antigua Yugoslavia en los años noventa del siglo XX, la cual terminó con el inhumano bombardeo de la OTAN y la invasión militar estadounidense en la provincia sureña serbia de Kosovo. Embajada

Tags:

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram