Movimiento antiimperialista KILUSAN de Filipinas condena arremetida imperial contra Venezuela

La Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Filipinas, recibió un comunicado enviado por Kilusan sa Pambansang Demokrasya (KILUSAN), un movimiento antiimperialista y democrático, a través del cual expresan que el golpe de estado orquestado por Estados Unidos en Venezuela no es nuevo. Los Estados Unidos han estado buscando un cambio de gobierno en todo el mundo, a través de una acción popular patrocinada por golpe de estado. Lo que está sucediendo en Venezuela actualmente es una repetición de la “revolución Euromaidan” patrocinada por Estados Unidos y la Unión Europea en Ucrania en 2013-2014. También nos recuerda los inicios de las “guerras civiles” en Libia y Siria.

De esta manera, este movimiento señala que el esquema de cambio de gobierno de los Estados Unidos y sus aliados, está negando directa y descaradamente el deseo y el mandato soberano del pueblo venezolano. EE. UU. y sus séquitos están fabricando cargos, mentiras descaradas y noticias falsas para engañar a los pueblos de Estados Unidos y del mundo al apoyar su plan insidioso de invadir a Venezuela y saquear sus recursos. Estados Unidos y sus semejantes incluso están librando guerras de agresión, cuando todos los demás medios fallan como lo hicieron en Libia y lo han estado haciendo en Siria.

Los pueblos y los gobiernos que se adhieren a la democracia y afirman la soberanía, deben condenar esta grave violación de la voluntad y la soberanía del pueblo venezolano.

Asimismo, en la misiva expresa su condena en términos inequívocos al imperialismo estadounidense y a los golpistas que intentan derrocar al presidente Nicolas Maduro y frustrar el proyecto bolivariano. Del mismo modo, Kilusan saluda al pueblo de Venezuela por oponerse enérgicamente a la intervención de los Estados Unidos y por resistir continuamente la restauración del estatus del país como la neocolonia de los Estados Unidos.

Kilusan confía en que el pueblo venezolano siempre tenga en cuenta las lecciones de la historia, particularmente las lecciones sobre las promesas de los Estados Unidos de restaurar la democracia y hacer que los pueblos disfruten de vidas prósperas. Todos sabemos que lo único que quieren los imperialistas es su petróleo y oro, y ellos solo permiten que sus séquitos vivan con prosperidad/Embajada.

 

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram