Venezuela reconoce aportes del pacto mundial sobre migraciones adoptado en Marrakech

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, reconoció los aportes positivos del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular adoptado este lunes por más de 150 países en la ciudad de Marrakech, en Marruecos, que se fundamenta en la cooperación en materia de migración.

Sin embargo, advirtió que su aplicación debe estar estrictamente apegada a los principios y propósitos de las Naciones Unidas, y exhortó a evitar cualquier intento por convertirlo en una herramienta de intervención que puede ser invocada por algunos Estados.

“No se debe aceptar ninguna manipulación e interpretación selectiva de sus objetivos, ni mucho menos flexibilizar sus postulados, para procurar el apoyo de los países que hoy rechazan el Pacto y se retiran de esta justa iniciativa. Se trata del primer gran esfuerzo multilateral en dar prioridad a los migrantes a partir de su dignidad, para que sean reconocidos como sujetos de derecho, como agentes de desarrollo y defender esas garantías frente a cualquier corriente que busque mancillar sus aportes en lo fundamental”, enfatizó el diplomático en su discurso.

En este marco, y tras señalar la desigualdad y las agresiones económicas unilaterales como causas de la movilidad humana en el mundo, condenó el hecho de que algunos sectores políticos y económicos pretendan utilizar a los inmigrantes presentes en sus países como pretexto para no asumir los desafíos que deben afrontar en determinadas áreas de su política interna.

“Se han fomentado corrientes racistas y xenófobas y una tendencia a criminalizar la migración que van cercenando los derechos humanos más elementales de los migrantes (…) Justificar con leyes nacionales el encarcelar niños en jaulas y separarlos de sus padres, al tiempo que se intenta cuestionar con artilugios legales el principio universalmente reconocido de consideración primordial al interés superior del niño, es un oprobioso insulto a la comunidad internacional”, denunció.

Venezuela: un país receptor de migrantes

En su intervención, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores recordó que Venezuela ha sido un país que históricamente ha acogido migrantes de todo el mundo, incluyendo países de Europa, Asia y Medio Oriente, y especialmente de América Latina y el Caribe. Al respecto, recalcó que sólo desde Colombia han emigrado más de cinco millones de personas a la República Bolivariana.

“Los migrantes se han asentado por millones y han desarrollado una vida próspera en Venezuela, en especial las últimas dos décadas. Jamás fueron víctimas de xenofobia ni discriminación. Por el contrario, han enriquecido nuestra cultura, sociedad, y economía, y hoy y siempre seguirán siendo bienvenidos y garantizados sus derechos sociales”, aseveró.

Atípica movilidad

En paralelo, el canciller Arreaza indicó que como consecuencia de las medidas coercitivas unilaterales que Estados Unidos y otros países aplican actualmente contra la economía y otros ámbitos en Venezuela, se ha generado una movilización atípica de nacionales venezolanos, particularmente a países vecinos.

“Algunos gobiernos y organismos multilaterales hacen fiesta, exageran cifras, en una insólita rebatiña por hacerse de recursos para atender a migrantes venezolanos”, mencionó. En ese sentido, reprochó el oportunismo del Estado Colombiano a partir de la situación de un grupo de migrantes de Venezuela.

En la misma línea, hizo referencia a las historias de explotación y discriminación que muchos de sus connacionales han sufrido en países de la región, desde donde más de 10 mil 500 personas han regresado a través del Plan Vuelta a la Patria, un programa de repatriación inédito concebido por el presidente Nicolás Maduro.

El canciller Arreaza lamentó, además, la negativa de algunos Estados de adherirse al Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, alegando que con ello se coarta la libertad de expresión consagrada en su Constitución con el objetivo de continuar promoviendo la xenofobia, el racismo, el odio, la discriminación y la intolerancia hacia los migrantes.

“Son justamente esos países los que mancillan la soberanía nacional de Estados soberanos con intervenciones, promoción de la guerra, aplicando extraterritorialmente sus leyes y bloqueos económicos para coaccionar y torcer la voluntad de pueblos libres, promoviendo agendas belicistas y procurando forzar convenientes cambios de gobiernos”, complementó.

Finalmente, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores ratificó el compromiso indoblegable de Venezuela con los principios del multilateralismo.

Tags: , , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram