Gobierno Bolivariano
Frente para la Defensa de los Pueblos Hugo Chávez-Suroeste de Canadá

Frente para la Defensa de los Pueblos Hugo Chávez denuncia injerencia canadiense

En un comunicado entregado este domingo al Consul General de la República Bolivariana de Venezuela en Vancouver, Canadá, el Frente para la Defensa de los Pueblos Hugo Chávez-Suroeste de Canadá, manifestó enérgicamente su total rechazo a la medida tomada por el gobierno canadiense de prohibir la instalación de las mesas electorales en las embajadas venezolanas que formarían parte de los comicios presidenciales de la nación bolivariana efectuados el día domingo 20 de mayo. 

En el texto, el Frente para la Defensa de los Pueblos Hugo Chávez-Suroeste de Canadá, (FDPHC-SO) califica la medida como “antidemocrática” e “injustificables” y asegura que son “contra las normas internacionales de relaciones consulares que suponen las misiones diplomáticas como espacios inviolables.”

Del mismo modo, el FDPHC-SO denuncia que la medida tomada por el gobierno canadiense “atenta contra el derecho universal, democrático, inherente e inalienable de todo ciudadano de ejercer su voluntad de participar en elecciones en el exterior”, a a vez que promueve los sentimientos antidemocráticos de una minoría de la oposición violenta que ha escogido boicotear las elecciones.

El colectivo canadiense asegura que las elecciones venezolanas cumplen con los requisitos generales de cualquier proceso democrático y brinda su total respaldo a los comicios.

A continuación el texto íntegro:

 


Comunicado

El Frente para la Defensa de los Pueblos Hugo Chávez en Vancouver, Canadá, rechaza rotundamente la medida del gobierno canadiense prohibiendo la instalación de mesas electorales en los Consulados para las elecciones presidenciales del 20 de mayo.

El Frente para la Defensa de los Pueblos Hugo Chávez-Suroeste de Canadá, (FDPHC-SO) levanta su voz de protesta contra la actitud antidemocrática del Gobierno canadiense por impedir la instalación de mesas electorales en los Consulados y Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Canadá.

El FDPHC-SO considera la decisión del Gobierno Canadiense un abuso contra las normas internacionales de relaciones consulares que suponen las misiones diplomáticas como espacios inviolables. La prohibición injustificada de un acto legal es una violación de las misiones en su ejercicio legítimo de sus funciones. Más aun cuando se trata del ejercicio más fundamental del voto de venezolanos residentes en Canadá.

El FDPHC-SO considera que la decisión atenta contra el derecho universal, democrático, inherente e inalienable de todo ciudadano de ejercer su voluntad de participar en elecciones en el exterior. Este es un derecho que el Gobierno Canadiense reconoce en su Policy on Foreign Elections in Canada and Foreign Electoral Constituencies, pero luego lo niega sin ninguna justificación.

El FDPHC-SO considera que la decisión afecta a casi 6000 venezolanos residentes en Canadá cuyo derecho ha sido violado. Esto constituye una enorme contradicción del Gobierno canadiense que profesa promover el proceso democrático, pero somete a 6000 ciudadanos de otro país a no poder ejercer ese derecho universal.

El FDPHC-SO no duda que esta es una maniobra política consistente con la posición declarada del Gobierno canadiense de rechazo de las elecciones legitimas del 20 de mayo en Venezuela. Esta posición constituye una flagrante intervención en los asuntos internos de un país soberano que el Gobierno de Venezuela ha ignorado. La actitud autoritaria del Gobierno canadiense dentro de su territorio parece en represalia por la impotencia de imponer su voluntad a millones de electores dentro de Venezuela quienes ejercerán su derecho al voto libremente y sin intimidación.

El FDPHC-SO ve con suma preocupación la actitud de injerencia del Gobierno canadiense que cuestiona el derecho legítimo a elecciones democráticas y transparentes y al mismo tiempo promueve los sentimientos antidemocráticos de una minoría de la oposición violenta que ha escogido boicotear las elecciones. Las elecciones del 20 de mayo tienen 4 candidatos, 3 de los cuales están en la oposición, y 14 partidos políticos. El proceso cumple así con los requisitos generalmente aceptados de elecciones democráticas.

El FDPHC-SO apoya y comparte totalmente la declaración de rechazo de parte del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a la decisión del Gobierno canadiense, al mismo tiempo considera que este es un día triste para la democracia cada vez que se prohíbe su ejercicio en Canadá. La democracia no es solo el privilegio de algunos sino un derecho de todos. Canadá ha violado ese principio.

Por último, el FDPHC-SO llama a todos los movimientos progresistas en Canadá a unirse a nuestros sentimientos de rechazo, y a hacer un llamado al Gobierno canadiense para que reconsidere su decisión.

El FDPHC-SO hace entrega de este comunicado en las manos del Cónsul General de la República Bolivariana de Venezuela en Vancouver, Canadá, en apoyo y muestra de solidaridad con la Revolución Bolivariana y democrática.

Vancouver 20 de mayo de 2018.

Firman por el Frente para la Defensa de los Pueblos Hugo Chávez-Suroeste de Canadá y otras organizaciones solidarias.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram