Misión Diplomática destaca el rol de Cuba al vencer cerco mediático durante el golpe de Estado en Venezuela de abril de 2002 - MPPRE

Misión Diplomática destaca el rol de Cuba al vencer cerco mediático durante el golpe de Estado en Venezuela de abril de 2002

A propósito de cumplirse 22 años del golpe de Estado contra el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, el 11 de abril de 2002, y de su regreso al poder, dos días después, gracias a la movilización antifascista del pueblo, la Misión Diplomática Bolivariana en La Habana organizó un conversatorio para conmemorar aquellos sucesos y el rol desempeñado por la República de Cuba al romper el cerco mediático internacional instaurado por los factores golpistas.

La actividad, realizada este viernes 12 de abril en la sede de la Embajada de Venezuela en La Habana, estuvo moderada por el embajador Orlando Maneiro Gaspar, quien expuso el contexto histórico en el que los sectores oligárquicos, en complicidad con el gobierno de Estados Unidos, intentaron frenar antidemocráticamente el hilo de las transformaciones sociales iniciadas en 1999 por la Revolución Bolivariana, a favor del pueblo. Fue precisamente la unión cívico-militar que demandó el regreso de su secuestrado líder, la que revirtió el golpe.

Elogió, asimismo, la defensa de la embajada cubana en Caracas, cuando fue asediada por fuerzas contrarrevolucionarias que apoyaban el golpe de Estado. Al respecto, expresó que los funcionarios diplomáticos de esa misión –algunos presentes en el acto, entre ellos el exembajador Germán Sánchez Otero, Elio Perera y Rafael Hidalgo– son ejemplos de la dignidad y la soberanía diplomática.

Asistieron a este encuentro, además, miembros del cuerpo diplomático acreditado en Cuba y autoridades de la Cancillería, representantes las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, así como periodistas y funcionarios del Instituto de Información y Comunicación Social, quienes compartieron la jornada con los representantes del Centro Fidel Castro Ruz y el Centro de Estudios Che Guevara, organizaciones y activistas de solidaridad en favor de Venezuela, entre otros invitados especiales.

Destacó también el embajador Orlando Maneiro el rol desempeñado por Cuba, principalmente por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien impulsó a que internacionalmente se conociera la verdadera naturaleza de aquel ataque fascista, silenciado deliberadamente por los golpistas, por los medios de comunicación y engañosamente mostrado, con la figura de Pedro Carmona Estanga, como una supuesta “sucesión” tras la falsa renuncia del líder bolivariano que hicieron creer al país durante escasas 48 horas.

Pormenores de aquella contribución expuso el panel integrado por los destacados periodistas Arleen Rodríguez Derivet, Premio Nacional de Periodismo José Martí, fundadora de la “Mesa Redonda de Telesur” y Randy Alonso Falcón, Premio Nacional de Periodismo de Televisión 2018 y fundador del portal de noticias Cubadebate, quienes son reconocidos conductores del espacio televisivo de análisis “Mesa Redonda” y líderes de opinión de larga trayectoria.

Ambos comunicadores laboran en IDEAS Multimedios, entidad mediática innovadora que dirige y coordina varios medios de comunicación y programas audiovisuales de relevancia en Cuba, de la que Randy Alonso es su director general.

Los panelistas relataron que fue a su hija, María Gabriela Chávez, la primera persona a la que el Presidente Hugo Chávez, secuestrado por los militares golpistas en Fuerte Tiuna, llamó telefónicamente. Luego se comunicó ella con el Comandante Fidel Castro, quien puso al aire una entrevista con el periodista Randy Alonso.

María Gabriela Chávez afirmó entonces –y luego se transmitió internacionalmente por las ondas radiales y televisivas satelitales– que el Comandante Hugo Chávez no había renunciado al mandato entregado por su pueblo y que se encontraba retenido por la fuerza en custodia de un grupo de militares fascistas que asaltaron el poder en Venezuela, dirigidos por el imperialismo norteamericano.

Los medios cubanos se convirtieron, por primera vez, en fuentes de información sobre un suceso que, ante el silencio cómplice de los medios de comunicación privados de Venezuela, no ocurría en el país, resaltó Randy Alonso, en tanto dichos medios se habían convertido en el puesto de mando de los golpistas. Sin embargo, Alonso precisó que los protagonistas de la estrategia de comunicación que rompió este cerco mediatico fueron: María Gabriela y Fidel.

La batalla por la verdad, además de salvar a Chávez y la Revolución Bolivariana, era por salvar todos los momentos que en el futuro vendrían para América Latina, resumió el panelista.

La periodista Arleen Rodríguez Derivet, relató su experiencia en aquella fecha y aseveró que “el golpe de Estado en Venezuela aún no ha terminado”, pues han transcurrido más de dos décadas de ataques imperiales a la estabilidad de la nación que, de forma continuada y fracaso tras fracaso, han buscado interrumpir el proceso revolucionario. Sin embargo, destacó que la valentía del pueblo venezolano, la voluntad inquebrantable del Comandante Chávez y, de forma consecuente, la determinación del Presidente Maduro, han edificado 25 años de Revolución Bolivariana, siempre en alianza solidaria con el pueblo y la Revolución Cubana.

De esta manera, recordó cómo los hermanos cubanos contribuyeron de forma definitiva a romper el silencio informativo en la Patria bolivariana, impuesto por aquella modalidad de golpe mediático, por primera vez experimentado híbridamente como nueva receta imperial de una toma del poder por la fuerza, logrando además salvar la vida del Presidente de la República.

La actividad concluyó con un especial momento cultural protagonizado por la cantautora cubana Annie Garcés, cuyo arte se sumó a la alegría aún vigente por el triunfo del Pueblo y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), el 13 de abril de 2002, cuando la victoria popular se convirtió en la ejemplar respuesta que tuvo aquella sombría fecha golpista.

Con la contribución fundamental de la Patria de Martí y Fidel, una vez más, quedó sellado que “Todo 11 tiene su 13” y que el pueblo chavista, por encima de todas las dificultades, está destinado a vencer.

Embajada de Venezuela en Cuba