Venezuela presenta sus respetos en las exequias del Presidente de Namibia Hage Geingob - MPPRE

Venezuela presenta sus respetos en las exequias del Presidente de Namibia Hage Geingob

En representación del pueblo venezolano, del Gobierno Bolivariano y del Presidente Nicolás Maduro, el viceministro para África del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Yuri Pimentel, acompañó las exequias del Presidente de la República de Namibia, Hage G. Geingob, quien pasó a la inmortalidad el pasado 4 de febrero.

Los actos para rendir honores a quien fuese el tercer Jefe de Estado de la nación africana se desarrollaron los días 24 y 25 de febrero, en Windhoek.

La ceremonia inició en el Estadio Independencia, donde concurrieron los jefes de Estado y de Gobierno de Angola, Botsuana, Etiopía, Tanzania, Mozambique, Burundi, Zimbabue, Alemania y Finlandia, así como altas autoridades de Argelia, Cuba, Sudáfrica, Ruanda, Guinea Ecuatorial, Saharaui, China, y altos representantes de la Unión Africana, la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC), Naciones Unidas, entre otras, quienes presentaron sus respetos y condolencias a la ex primera dama Mónica Geingob, su familia y al pueblo namibio.

El viceministro Pimentel rindió homenaje a uno de los Héroes de Namibia, leal amigo de Venezuela, un guerrero bravío de su nación.

Acompañaron los actos solemnes el Padre Fundador, Samuel Nujoma, junto con el segundo presidente del país, Hifikepunye Pohamba; el presidente Nangolo Mbumba y la vicepresidenta Netumbo Nandi-Ndaitwah, quienes a través de sus intervenciones resaltaron el legado del presidente Geingob, por la liberación y unificación de su nación.

El Presidente Hage G. Geingob consagró su vida por la liberación, la dignidad y la independencia de Namibia. Su militancia desde los años 60′ contribuyó al reconocimiento de su país ante la comunidad internacional; con su firme convicción contra el racismo y la discriminación, denunció los crímenes del oprobioso régimen del apartheid desde el seno de la Organización de las Naciones Unidas y por el mundo entero.

En su primera presidencia, el padre fundador Nujoma designó a Geingob como Primer Ministro, cargo desde del cual lideró la redacción de la primera Constitución, que sentó las bases de la unidad nacional. Durante su mandato se caracterizó por su entrega, compromiso, defensor del multilateralismo, constructor de la paz como mediador en los conflictos en la República Democrática del Congo, Esuatini, Lesoto, Madagascar y Mozambique.