Presidente Maduro exige disculpas públicas de la Oficina Técnica de la ONU - MPPRE

Presidente Maduro exige disculpas públicas de la Oficina Técnica de la ONU

Disculpas públicas exigió este lunes el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, a la Oficina Técnica de Asesoría del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Venezuela, una instancia que – lamentó- se transformó en lo que denominamos un bufete de abogados de terroristas, conspiradores, golpistas y magnicidas de Venezuela.

“No volverán, esperemos que rectifiquen”, enfatizó el Jefe de Estado, luego de que el pasado jueves, el Gobierno Bolivariano decidiera suspender las actividades de esta oficina y, en consecuencia, expulsar a los funcionarios del organismo, hecho que se concretó el sábado 17 de febrero.

“(…) Hasta tanto esa oficina no respete la letra de Naciones Unidas, no respete la independencia de soberanía de Venezuela y no rectifique y pida disculpas públicas, no volverán al país”, precisó el Dignatario.

Al descartar que este episodio con la instancia internacional implique que Venezuela rompa sus compromisos con Naciones Unidas, el Mandatario aseveró que la República Bolivariana de Venezuela es fiel cumplidora, porque “si hay un país que cumple todos los compromisos con la Organización de las Naciones Unidas, es Venezuela”.

“Somos fundadores del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Hemos participado electos por los votos de los países de Naciones Unidas, somos los promotores de la defensa mundial de los derechos humanos”, relató.

El presidente Maduro se refirió al viraje que vino experimentando esta oficina desde que se creó, aludiendo que con Michelle Bachelet al frente como Alta Comisionada de Naciones Unidas, “(…) ella nos hizo una visita en el 2019, conversamos y le dije: Vamos a instalar una oficina de asesoría técnica, jurídica de la Alta Comisionada en Venezuela. Ella estuvo de acuerdo y firmamos un documento”, para “que a ustedes no les estén llegando puras mentiras o los informes que hace la Alta Comisionada sea con lo que sale en internet, puras manipulaciones o los portales de noticia de la ultraderecha financiada por Estados Unidos”.

Refirió que el espíritu de esta oficina era ofrecer una información directa y se permitiera contar con “una oficina de asesoría técnica y vamos congraciando. Se firmó, se instaló y de repente esa oficina se desvió, de ser una oficina de asesoría técnica que debe respetar las instituciones”, en una oficina “de espionaje interno” y luego se convirtió en “un bufete de abogados de terroristas, conspiradores, golpistas y magnicidas de Venezuela”.

Venezuela no está para colonialismo judicial

Empezó a vislumbrarse la visión sesgada y “aparecía un grupo de personas involucradas en un intento para matar al Presidente de la República (…) ellos eran los primeros” que decían “queremos visitarlo, queremos ver el expediente, como que Venezuela fuera una colonia aplicando lo que hemos dicho, el colonialismo judicial y Venezuela no está para colonialismo judicial”.

“Por eso, la gota que rebasó el vaso fue un caso reciente con una persona involucrada en labores de espionaje, de conspiración, referida por los involucrados que están convictos y confesos en el caso. Ellos salieron a calificar a la Fiscalía, al Poder Judicial y al país de manera abusiva, rompiendo las reglas del documento firmado. Fue esa oficina técnica y algunos de sus voceros quienes rompieron los términos, los principios del acuerdo firmado, violaron la letra y el espíritu de la Carta de Naciones Unidas. Ellos no están para estar calificando, ellos no son fiscal y juez en Venezuela”, describió.

Ante este escenario, el presidente Maduro valoró la respuesta de las instituciones venezolanas. “Han respondido efectivamente”, al recordar que a “estas personas se le dieron 72 horas, todos se fueron del país el sábado afortunadamente”.

Fustigó como la misma oficina omite el “caso del genocidio brutal contra el pueblo palestino”, donde Venezuela lleva “la voz cantante”.

“Ellos se meten con Venezuela, se transforman en un bufete de conspiradores, la gente que quería matarme, que quería matar al ministro Padrino (López), quería matar a Freddy Bernal, ellos los califican como defensores de los derechos humanos”, pero “no condenan el intento de asesinato, las pruebas que se han mostrado, no, salen a apoyar a los golpistas, salen a atacar al Estado venezolano, violan la carta que firmamos, pero guardan silencio frente al asesinato de más de 10 mil niños palestinos (…) No dicen nada, han desfigurado completamente la función que tienen que cumplir para velar los derechos humanos de la humanidad”, repasó en su denuncia el Jefe de Estado.

Prensa Presidencial