¿A quiénes y por qué sanciona el gobierno de Estados Unidos?

La excusa más frecuente de EEUU para aplicar sanciones contra países son las acusaciones y “preocupaciones” de Washington sobre supuesta violación de derechos humanos, ausencia de democracia y terrorismo. La política de aplicación de medidas coercitivas unilaterales, conocidas como “sanciones” -ideada durante la I Guerra Mundial- viola la Carta de las Naciones Unidas, y esconde un agresivo modelo de intervención. Supone el uso de la coerción y la presión sobre las economías de aquellos países que Washington considera “enemigos”. Se trata de la reedición de la vieja ambición hegemónica, el nuevo gran garrote de la diplomacia estadounidense, en un contexto en que ya EE.UU no controla el mundo a su antojo. Más allá de la retórica que la justifica en nombre de la “democracia”, las sanciones son un instrumento de guerra, diseñado para hacer sufrir a pueblos con el fin de doblegar Estados soberanos. Conozca aquí algunos de los países afectados por esta perversa estrategia.

Descargue aquí la versión en PDF

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram