Posts Tagged ‘Medidas coercitivas unilaterales’

Venezuela participa en jornadas organizadas por el Frente Antiimperialista Internacionalista

Venezuela participó en las jornadas antiimperialistas que se desarrollaron por teleconferencia los días 13 y 14 de este mes, organizadas por el Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI) y coordinadas por los intelectuales Ángeles Diez, Txema Sánchez, Eduardo Hernández y Paco Perán, entre otros.

La participación bolivariana tuvo lugar a través del embajador en Madrid, Mario Isea; el cónsul general en Vigo, Martín Pacheco, así como de Gustavo Borges Revilla y Farruco Sesto.

Convocados para debatir en relación con el tema Imperialismo y Coronacrisis, las intervenciones del encuentro, pertenecientes a países como Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Brasil, Colombia, Argentina, Chile, Palestina, República Árabe Saharaui, Italia y España, entre otros, se transmitieron en vivo por el canal YouTube del FAI.

En términos generales, las intervenciones se centraron sobre el impacto de la coronacrisis y las respuestas que se han de organizar desde todos los ámbitos de las resistencias antiimperialistas. A lo largo de la doble jornada se evidenció como punto coincidente la imperiosa necesidad de actuar en común para unificar las estrategias y enfrentar así la fragmentación inducida.

Así mismo, los expositores coincidieron en que Venezuela, Cuba, Nicaragua y el resto de los países agrupados en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) constituyen un frente fundamental de resistencia contra los ataques imperiales del gobierno de los Estados Unidos.

Particular importancia tuvieron las intervenciones de Atilio Borón (Argentina) y de Ángeles Diez (España), quienes avanzaron en la visualización de los tiempos post pandemia, en el marco de una crisis continuada que viene de lejos y que revela la inhumanidad estructural del neoliberalismo.

El embajador Mario Isea conversó ampliamente sobre la situación de Venezuela, destacando sus logros en el control de la pandemia, gracias a la conciencia del pueblo, reflejada en las decisiones adecuadas del Gobierno Bolivariano, que han podido enfrentar las dificultades causadas “por las medidas coercitivas unilaterales de carácter imperialista contra nuestro país”.

Igualmente, destacó el papel entreguista de la Unión Europea y de algunos países de América Latina que se subordinan a los intereses imperiales.

Por su parte, el cónsul Martín Pacheco hizo una amplia exposición sobre la guerra mediática y su incidencia en el bloqueo de que es objeto la nación bolivariana y que hasta el momento arroja el despojo de más de 100.000 millones de dólares.

Además se refirió a la necesidad de impulsar una plataforma antiimperialista que busque enfrentar las mentiras de las grandes corporaciones dirigidas, en el caso de Venezuela, a derrocar al Gobierno legítimo y democrático de Nicolás Maduro.

Las exitosas jornadas culminaron con la aprobación de dos importantes documentos. Una Resolución de las jornadas, junio 2020, así como un llamamiento a la constitución de un espacio amplio de unidad antiimperialista.

Consulado

Venezuela ratifica en XI Reunión de OPEP+ ajuste de producción y compromiso de mantener estabilidad del mercado petrolero

Venezuela ratificó este sábado el ajuste de producción, enmarcado en el consenso histórico de la OPEP+ y el compromiso de unir esfuerzos para mantener la estabilidad del mercado petrolero mundial.

Así lo planteó el vicepresidente sectorial del Área Económica y ministro del Poder Popular para el Petróleo, Tareck El Aissami, durante su participación en la XI Reunión Ministerial de Países OPEP+.

“Ratificamos el ajuste de producción enmarcado en este consenso histórico de la OPEP+ y fortalecer las alianzas con otros países productores de petróleo, especialmente los del G20, aprovechando la presencia de Arabia Saudita, que ocupa la presidencia de este grupo este año”, expresó el ministro El Aissami.

De igual forma, Venezuela como miembro fundador de la OPEP y firmante de la Declaración de Cooperación de OPEP+, reafirmó “el compromiso histórico de seguir esfuerzos para mantener un mercado petrolero estable, en función del interés mutuo de las naciones productoras, el suministro eficiente, económico y seguro a los consumidores y un rendimiento justo del capital invertido”.

En su intervención, el vicepresidente El Aissami planteó que la Declaración de Cooperación OPEP+ “es una de las columnas centrales para garantizar la estabilidad de la industria energética y superar la crisis económica y financiera global”, en el marco de la situación económica mundial causada por la pandemia de COVID-19.

El titular del Despacho de Petróleo afirmó que la Declaración de Cooperación OPEP+ es el punto de partida que permitirá cabalgar el impacto generado por la pandemia y apuntar hacia la recuperación de las economías de los pueblos del mundo, así como del sistema financiero global.

“Los ajustes de producción acordados en las reuniones de abril de este mismo año, no han tenido precedentes en cuanto a su alcance y duración. Era necesario actuar y lo hicimos, demostrando el pleno compromiso de todas las partes interesadas”, reafirmó.

Sanciones-solidaridad

Durante su participación en la XI Reunión Ministerial de la OPEP+, el Ministro de Petróleo reiteró la denuncia sobre las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos contra la industria de hidrocarburos de Venezuela, tanto PDVSA como sus filiales.

“Estas medidas implementadas en el marco de las sanciones, generan la restricción de exportación e importación de productos, bienes y servicios para recuperar y aumentar la producción”, dijo, al tiempo que hizo un llamado a la solidaridad de los países para condenar estas acciones que afectan el legítimo derecho a la libertad de comercio.

En ese sentido, resaltó el apoyo recibido por parte de la OPEP+ y en especial de la República Islámica de Irán que, pese a las amenazas directas de EEUU, envió a Venezuela ocho buques que abastecieron de combustible, aditivos, repuestos, entre otros equipamientos, para levantar la capacidad de refinación y producción petrolera.

Sobre la extensión de los ajustes de producción, el Vicepresidente del Área Económica indicó que Venezuela respalda la extensión del ajuste de producción, dada las proyecciones para el tercer trimestre de altos inventarios.

“Con esta extensión y la garantía del fiel cumplimiento de los acuerdos, estamos seguros que de forma conjunta, lograríamos acelerar el drenaje de los inventarios y, por ende, lograr una mayor estabilidad de la industria energética global”, finalizó.

Vicepresidencia Económica

Grupo de países de la ONU y expertos reiteran urgencia de levantar sanciones frente al COVID-19

Como “crímenes de guerra”, “terrorismo” y “actos de genocidio” calificó este martes las sanciones económicas impuestas contra países, un grupo de expertos y diplomáticos que participó en el seminario web “El impacto de las medidas coercitivas unilaterales en la lucha mundial contra el COVID-19”, organizado por las misiones diplomáticas de Belarús, China, Nicaragua, Cuba, Irán, Rusia, Siria, Venezuela y Zimbabue ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La moderación estuvo a cargo de María Fernanda Espinosa, ex presidenta de la Asamblea General de la ONU, quien inició exponiendo que las medidas coercitivas unilaterales son arbitrarias, ilegales, contrarias a la Carta de la ONU y al derecho internacional, y afectan los derechos humanos de los pueblos, incluyendo el derecho a la vida, a la alimentación y a la salud.

En su intervención, Samuel Moncada, representante permanente de Venezuela ante la organización multilateral, apuntó que las medidas coercitivas constituyen un obstáculo ilegal que hace prácticamente imposible que los países sujetos a ellas tengan acceso al sistema financiero internacional o al comercio con libertad para adquirir medicinas o alimentos prioritarios para afrontar la crisis pandémica.

Recalcó que la ONU ha condenado estas sanciones, particularmente cuando se usan como un medio de coerción política contra los países, pero desafortunadamente los Estados que las aplican “no han escuchado estos llamados y siguen actuando con impunidad en contra de la vida humana”, por lo que se trata de un crimen de lesa humanidad.

El diplomático venezolano exigió a los países sancionadores que pongan a un lado sus intereses políticos y apoyen el interés común de salvar vidas y enfrentar juntos el enemigo que significa la pandemia de COVID-19.

Alena Douhan, relatora especial de la ONU sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos, aseveró que el “virus solo puede combatirse con la cooperación de todos” y que han planteado en distintos escenarios la urgencia de suspender estas medidas coercitivas, porque afectan la capacidad de los países, 20% de los miembros de la Organización, para contener la pandemia, que ha demostrado que “estas sanciones pueden ser mortales”.

Otro orador participante, Jeffrey Sachs, economista y director del Centro para el Desarrollo Sostenible de la Universidad de Columbia (EEUU), recalcó que “estamos lidiando con un liderazgo norteamericano sumamente cruel”, con un presidente que no le importa que países estén sufriendo, que en medio de la pandemia redujo sus aportes a la Organización Mundial de la Salud.

Precisó que lo más grave de las sanciones es su extraterritorialidad, pues presiona a otros países a acatarlas por temor a retaliaciones por parte de Estados Unidos. Además, exhortó a buscar mecanismos alternativos para que las naciones afectadas comercialicen fuera del alcance del sistema financiero estadounidense.

Richard Kozul-Wright, director de la División de Estrategias de Globalización y Desarrollo (Unctad), expresó que las medidas coercitivas unilaterales son “una herida abierta” para el sistema multilateral, que debe ser reconstruido especialmente en este momento cuando más se necesita. También destacó la cooperación sur-sur como alternativa para evadir los efectos de las medidas en el intercambio comercial entre países.

“Las sanciones deben ser llamadas como son: crímenes de guerra, porque son tomadas en contra de las poblaciones civiles de estos países y se hace de manera intencional para causar miseria y muertes en sus pueblos. Pueden ser consideradas como un genocidio”, manifestó Dan Kovalik, abogado de Derechos Humanos y Trabajo, durante su participación en el seminario virtual.

Insistió en que no basta con evadir las sanciones, sino que la ONU junto con la Corte Penal Internacional tienen el poder para actuar, aplicar el derecho internacional para que todos los Estados miembros puedan ser tratados con igualdad y respeto.

Otras intervenciones correspondieron a Vassily Nebenzia y Majid Takhte Ravanchi, embajadores de Rusia e Irán ante la ONU, respectivamente, quienes abogaron por el multilateralismo y el esfuerzo conjunto de la comunidad internacional ante la pandemia, y coincidieron en que las medidas coercitivas socavan la capacidad de los países para responder a la crisis sanitaria.

Consulado de Venezuela en Barcelona conmemora los 199 años de la Batalla de Carabobo

El Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Barcelona, España, realizó una ofrenda floral ante el busto del Padre de la Patria Simón Bolívar en la sede diplomática, con motivo del 199° aniversario de la Batalla de Carabobo y el Día del Ejército Nacional Bolivariano.

Luego de entonar el Himno Nacional “Gloria al Bravo Pueblo”, el cónsul general Ricardo Capella tomó la palabra para recordar la importancia de la Batalla de Carabobo, decisiva en la Guerra de Independencia contra el imperio español, y para defender el legado de soberanía que dejaron los próceres venezolanos y que rescató el Comandante Hugo Chávez.

“El enemigo, ayer como hoy, es el imperialismo y sus lacayos. Y ayer como hoy, el corazón de los venezolanos sigue libre. Debemos mantenernos en pie de lucha contra quienes pretenden darnos órdenes, castigarnos, mandar en nuestra propia casa a punta de chantajes y sanciones”, decretó el diplomático. 

Capella habló del desafío ante la pandemia del coronavirus, que acecha hoy a los pueblos del mundo. “Venezuela ha tenido hasta ahora una muy baja tasa de contagios y muertes por el virus, pese a las dificultades que sufre el país debido a las medidas coercitivas unilaterales criminales de Estados Unidos”, manifestó el Cónsul.

Destacó que el éxito hasta ahora en la estrategia de contención del COVID-19 se debe a la conciencia del pueblo venezolano y a la voluntad política del Gobierno Bolivariano, convencido, a diferencia de otros Ejecutivos de la región, que la batalla contra el COVID-19, sanitaria y moral, es una de las más importantes de esta época.

El Cónsul General se solidarizó con todo el pueblo venezolano, que día tras día lucha para ganarle a los enemigos de la Revolución. “Además de la batalla contra el coronavirus, está la batalla contra el imperialismo, contra los infiltrados que se están metiendo por nuestras fronteras. Acaba de salir el libro de John Bolton, ex asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, y allí sale lo que desde siempre hemos venido diciendo: hay un plan orquestado por los EE.UU. para acabar con nuestra Revolución. De allí la importancia de nuestras tropas, del Ejército Nacional Bolivariano, que hoy festejamos, pero también de la Milicia y del pueblo que cada día se enfrenta a los ataques criminales del imperio, y sus secuelas”.

El cónsul Capella concluyó parafraseando al Comandante Chávez sobre la necesidad de seguir luchando por una independencia plena, y así sortear los ataques a los que someten los imperios modernos a nuestro bravo pueblo de Venezuela.

Consulado de Venezuela en Barcelona

Presidente de Cuba insta a apoyar gestión de la OMS/OPS durante conferencia del ALBA-TCP

El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, reiteró este miércoles su respaldo al presidente Nicolás Maduro, a la unión cívico militar del público venezolano, al Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua, así como su solidaridad con los países del Caribe, durante su intervención en la Conferencia de Alto Nivel: Economía Post Pandemia en el ALBA-TCP, efectuada bajo la modalidad virtual.

Asimismo, instó a promover y fortalecer el multilateralismo y apoyar la gestión de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud para coordinar una respuesta colectiva; “única manera efectiva de ganarle la pelea a la pandemia”.

El mandatario cubano alertó que la paz y la seguridad regionales se encuentran amenazadas por la administración norteamericana, que no se pronunció en contra del ataque terrorista a la embajada de su país en Washington, y ha recrudecido las medidas coercitivas unilaterales contra Cuba y Venezuela, en contravención de la Carta de las Naciones Unidas y los postulados de la proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Al referirse al carácter despiadado de las medidas coercitivas económicas que unilateralmente aplica el Gobierno de EEUU contra Venezuela, el presidente Díaz-Canel sentenció que la “persecución de buques mercantes constituye un acto de piratería moderna, que sienta un precedente funesto en la región, en relación con las normas y regulaciones que rigen la navegación mercante internacional”.

Aseveró que esta situación de bloqueos genocidas genera que sean las naciones del sur las que más sufran las consecuencias de la crisis pandémica.

“Cada barco a los que se le cerraron los puertos, cada avión que no encontró pista para aterrizar, cada persona contagiada a la que se le exige dinero para tratamiento, cada especulación financiera para obtener con ventaja medicamentos o medios de protección que todos necesitan, cada solicitud de ayuda sin respuesta, cada muerto sin tumba conocida; es una expresión del egoísmo y la injusticia de modelos económicos de un sistema cuyo único fin es enriquecer minorías a costa del sufrimiento de las mayorías”, aseguró el jefe de Estado.

Afirmó que la pandemia de COVID-19 solo puede ser enfrentada con dos fuerzas al alcance de todos: cooperación y solidaridad, destacando el ejemplo que en la práctica ofrece China.

En este sentido, resaltó que Cuba tiene la voluntad de impulsar y ampliar la colaboración en el frente de la salud pública en el ALBA-TCP, ofreciendo el asesoramiento para enfrentar nuevos retos en el campo epidemiológico mundial, mediante cursos y seminarios; un ciclo de videoconferencias por expertos cubanos sobre su experiencia en el combate de la pandemia y el uso clínico de medicamentos biotecnológicos innovadores cubanos que han demostrado ser efectivos en el tratamiento de la enfermedad. Además, puso a disposición el Instituto de Medicina Tropical como consultor en la materia.

Sobre el tema que convoca la conferencia de Alto Nivel, el Presidente de la República de Cuba afirmó que urge perfeccionar las estructuras institucionales del frente económico del ALBA-TCP para establecer una agenda en la materia de corto y mediano plazo, diseñar incentivos y trabajar con mayor agilidad y flexibilidad en la identificación de oportunidades y proyectos conjuntos.

“La nueva economía real precisa de un enfoque más productivo y menos inclinado a la actividad financiera”, orientó en su intervención.

Por último, apuntó que la prioridad de los Gobiernos del ALBA-TCP en la actual coyuntura debe dirigirse al financiamiento y desarrollo de la producción de alimentos, con énfasis en producciones locales que garanticen el autoabastecimiento y que demanden bajos niveles de importación.

Desde Vietnam difunden logros de Venezuela ante COVID-19 pese al bloqueo de EEUU

A través del canal de televisión VITV, la embajadora de Venezuela en Vietnam, Tatiana Pugh Moreno, mostró los logros alcanzados por el pueblo y Gobierno Bolivariano en el manejo y control de la pandemia de COVID-19, en momentos cuando el país enfrenta una agresión directa por parte del Gobierno de los Estados Unidos.

La pandemia encontró a Venezuela en una situación compleja, enfatizó la jefe de Misión, y pese a que enfrenta medidas coercitivas, asedio diplomático internacional, bloqueo económico y ataques con mercenarios, el Gobierno Bolivariano ha puesto todo su empeño en controlar la pandemia y poder exhibir los resultados obtenidos.

La contención de la enfermedad es el acumulado del aprendizaje y de la organización y conciencia del pueblo venezolano, de un gobierno que ha dirigido acciones efectivas para controlar el COVID-19, de una Fuerza Armada cohesionada, empeñada en garantizar el resguardo del pueblo y la soberanía de la nación.

Destacó que a diferencia de otros países de América, como Colombia y Brasil, donde la situación es verdaderamente preocupante, Venezuela reporta poco más de 2.000 casos positivos y 20 fallecidos. De los contagiados, cerca del 75% son importados de países donde los connacionales solo encontraron xenofobia, exclusión, rechazo y desatención, motivos por los cuales retornan hoy por miles a su patria.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro, señaló la Embajadora, adoptó desde el inicio medidas importantes para controlar la pandemia de COVID-19, entre ellas se creó la Comisión Presidencial, liderada por el mandatario nacional, encargada en hacer seguimiento directo de la pandemia y generar políticas para cada etapa; al conocerse los primeros casos, se estableció la cuarentena social y voluntaria, asumida de manera consciente y organizada por todo el pueblo venezolano y se empleó la atención médica personalizada de los posibles casos detectados a través de la Plataforma tecnológica Patria, que contiene la información de cerca de 20 millones de venezolanas y venezolanos.

Recalcó que para ubicar los casos positivos se han realizado casi un millón de pruebas diagnósticas, lo cual ha permitido el control y aislamiento de los casos para evitar la propagación del COVID-19, venidos en su mayoría a través de las fronteras con Colombia y Brasil.

Todo esto ocurre, recordó la diplomática, en el marco de un momento de grandes retos, ante mercenarios que han intentado ingresar a territorio venezolano y que han sido repelidos por el pueblo venezolano, las milicias y la Fuerza Armada Nacional, quienes han defendido con fuerza a la Revolución Bolivariana. “Con una mano luchamos contra el COVID-19 y con la otra nos defendemos de las agresiones del imperialismo”, expresó.

La jefa de la Misión Venezolana felicitó al pueblo, Gobierno y partido de Vietnam por el extraordinario trabajo que han realizado en el manejo de la pandemia. Destacó que Vietnam y Venezuela persiguen los mismos ideales y objetivos como países libres, dignos y soberanos. Este es el momento de la solidaridad, expresó la Embajadora Tatiana Pugh. “Así como Vietnam luchó contra el imperialismo y venció, Venezuela también está luchando contra el imperialismo y vencerá”, aseveró.

Embajada

Venezuela expone en Nueva Zelanda consecuencias del bloqueo imperial contra su pueblo

Este jueves 28 de mayo, la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Australia participó en la videoconferencia organizada por el Caribbean Council de Nueva Zelanda, bajo la dirección de Karim Dickie, quien preparó una sesión informativa sobre la situación actual de Venezuela.

En tal sentido, el Jefe de Misión, Daniel Gasparri Rey, comenzó la conferencia agradeciendo la labor del Caribbean Council y de su director que siempre ha hecho grandes esfuerzos para fortalecer la cooperación entre ambas naciones.

En el evento participaron representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio de Nueva Zelanda y la Oficina de las Naciones Unidas en ese país, además de Embajadores acreditados ante Nueva Zelanda, académicos, estudiantes y miembros de la solidaridad en Australia y Nueva Zelanda.

Gasparri ofreció un resumen del ilegal bloqueo económico y financiero al que ha sido sometido el pueblo venezolano por parte del Gobierno de Estados Unidos, que empezó durante la administración Obama en 2014.

Recalcó que Venezuela es un país pacífico que no representa ninguna amenaza para nadie, pero que no extraña la postura imperialista del Gobierno de Estados Unidos que pretende convertir a América Latina en su patio trasero.

A raíz de estas medidas coercitivas unilaterales, Venezuela ha tenido grandes dificultades para importar comida y medicinas, amén de los millardos de dólares que han sido congelados por diversos bancos internacionales.

El diplomático recalcó que “a pesar de esta feroz guerra económica y el sabotaje a las instituciones legítimas del Estado, el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro ha sabido manejar la situación con entereza y eficacia”.

El representante de Venezuela resaltó la capacidad del Gobierno para seguir cumpliendo con los programas sociales que tanto ayudan a los sectores menos favorecidos, en especial los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) y la Gran Misión Vivienda Venezuela, que ha entregado más de 3 millones de casas a las familias más necesitadas.

Durante la ronda de preguntas, los participantes interrogaron sobre las medidas tomadas por Venezuela para la contención y atención del COVID-19. Al respecto, se les indicó que las cifras de casos en Venezuela son las más bajas de la región y que el Gobierno ha sabido contener la pandemia.

El diplomático venezolano cerró la conferencia hablando sobre el reciente ataque terrorista en el que un grupo de mercenarios intentó atentar contra la vida del Presidente Maduro y altos funcionarios del Gobierno y terminó agradeciendo, una vez más, la oportunidad de hablar sobre la realidad de Venezuela.

Embajada

Ministro Arreaza exhorta a una mayor coordinación entre los miembros de la AEC para reactivar la economía de la región

Durante su intervención este viernes en la XXV Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, agradeció la solidaridad de los países miembros frente el recrudecimiento de las ilegales sanciones estadounidenses contra Venezuela y Cuba, y exhortó a una coordinación de mayor nivel para enfrentar en conjunto los desafíos económicos post pandemia.

El Canciller relató en la reunión virtual que tanto Venezuela como Cuba atraviesan la pandemia de COVID-19 con un agravamiento en las últimas semanas de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos, que les ha restringido la compra de insumos médicos en el mercado internacional para garantizar la protección del pueblo contra la enfermedad. “Creemos que eso merece el rechazo de todas y todos”, instó.

En este sentido, recordó que diversas instancias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como la Secretaría General, la alta comisionada para los Derechos Humanos Michelle Bachelet y Relatores Especiales han solicitado el levantamiento de las sanciones contra Venezuela, Cuba y demás países en medio de la pandemia, y Estados Unidos, al contrario, ha respondido con “mayor crueldad, al punto de llegar a situaciones que podemos calificar como crímenes de lesa humanidad”.

El ministro Arreaza destacó que en el caso venezolano, la imposición de estas medidas restrictivas ha afectado también a terceros países miembros de la AEC, porque Petrocaribe, “esa gran iniciativa del Comandante Hugo Chávez, no ha podido en los últimos años aportar al desarrollo de los Estados insulares”, debido a las sanciones.

“Imaginemos lo importante para la región del Caribe que no solo el ALBA, con las brigadas cubanas, con la participación que ha habido de pruebas rápidas, pruebas moleculares para parte de Cuba y Venezuela, sino también de Petrocaribe, con sus capacidades, con sus préstamos a largo plazo, con su fondo social, hubiese estado activo en este momento tan importante”, contextualizó el Canciller sobre los daños colaterales de las sanciones imperiales.

En el aspecto económico, el canciller Arreaza mencionó que según cifras de la Cepal, se prevé una disminución del Producto Interno Bruto de 5,3% para los países de América Latina y 2,5% para las naciones del Caribe, lo que impulsa a “tomar decisiones conjuntas para poder enfrentar esta situación; establecer nuevas coordinaciones entre los países, sobre todo los insulares, porque sabemos que el turismo, una actividad fundamental para los miembros de la Asociación, ha sido gravemente afectada y tenemos que garantizar su reactivación pero sin poner en riesgo la vida de los ciudadanos, con mucha prevención”.

Destacó que en medio de las dificultades generadas por la pandemia, “estamos redescubriendo las fortalezas de la humanidad, las capacidades de solidaridad de nuestros pueblos y nuestra asociación es clave, porque su espíritu precisamente es el de la solidaridad y la cooperación”.

El diplomático venezolano agradeció todo el esfuerzo del Gobierno de Barbados en la presidencia pro tempore de la AEC, a la vez que hizo un reconocimiento a la secretaria general June Soomer por los años de dedicación y el gran esfuerzo profesional, ético, a lo largo de su desempeño.

80% de los venezolanos considera que sanciones de EEUU afectan a todo el pueblo

Una encuesta aplicada por International Consulting Services (ICS) en hogares venezolanos revela que 80% cree que las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos afectan a todos por igual, contra 18% que opina que solo perjudican al presidente Nicolás Maduro.

El sondeo de opinión se realizó vía telefónica entre el 17 de mayo y el 3 de junio, en hogares de 20 estados y el Distrito Capital.

Asimismo, los resultados arrojan que 66,3 % de los encuestados cree que el Gobierno de los EEUU intenta evitar la distribución de combustible en Venezuela.

En la primera pregunta sobre los principales problemas que confronta el país en la actualidad, también se destacan en los primeros lugares situaciones generadas directamente por el bloqueo económico, como la escasez de combustible (20,9%), inflación (11,4%), bajos salarios (10 %) y escasez de alimentos (3,6%).

La encuesta también corrobora la aceptación que mantiene el presidente Nicolás Maduro en varios aspectos de su gestión. 67,1% de los encuestados lo mencionan como el mandatario que mejor ha controlado la pandemia de COVID-19 en su país y 46,3% cree que su gestión ha mejorado.

Desde el año 2014, al menos 300 medidas coercitivas unilaterales ha aprobado la administración de Donald Trump contra la República Bolivariana de Venezuela, afectando severamente la economía y la vida cotidiana de todo el pueblo.

Expediente de Sures ante la CPI sistematiza más de cinco años de aplicación de medidas coercitivas de EEUU contra Venezuela

Lucrecia Hernández, directora de la organización Sures, animó a ser positivos frente al expediente que en representación de la sociedad civil introdujo ante la Corte Penal Internacional (CPI), que sustancia la denuncia interpuesta por el Gobierno venezolano el 13 de febrero contra la aplicación de medidas coercitivas unilaterales por parte del Gobierno de Estados Unidos por constituir delitos de lesa humanidad.

En entrevista con la multiestatal Telesur, la representante de la asociación civil venezolana, dedicada a la defensa de los derechos humanos, explicó que existen elementos para abrigar esperanzas, como los antecedentes en la CPI de casos de condena y que hoy la comunidad internacional está reaccionando frente a la aplicación de estas medidas, al igual que instancias de las Naciones Unidas, como relatorías especiales y la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, que se han expresado en contra de su mantenimiento en medio de la pandemia de COVID-19.

“El pueblo de Estados Unidos se está revelando contra la forma de gobierno que tiene y la forma de gobernar del presidente Trump, y un ejemplo son las protestas violentas que ocurren, que no solamente se detonaron por el tema de la xenofobia sino que hay un levantamiento hacia la forma de gobernar de EEUU, tanto con el pueblo como con el mundo”, puntualizó.

Agregó que más allá de que haya una sentencia concreta por parte de la CPI, “el mundo está abriendo los ojos en contra del impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en los pueblos”.

La directora de Sures explicó que vienen sistematizando desde hace más de cinco años la aplicación de estas medidas, cuyo punto de inicio lo fijan en la Ley 113-278 del Congreso de EEUU de 2014, que afecta toda la dinámica financiera de la República Bolivariana, al obstaculizar todas las operaciones de Pdvsa y el Banco Central de Venezuela.

Precisó que a partir de esta Ley, el Gobierno estadounidense empezó a dictar una serie de órdenes ejecutivas, que son como decretos de emergencia que habilitan el dictado de otras medidas por parte de instancias como la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro, las cuales vienen afectando todas las relaciones comerciales de Venezuela con el mundo.

Lucrecia Hernández detalló que para la elaboración del expediente enviado a la CPI, intercambiaron metodología con organizaciones de países como Cuba y China, con bloqueos de vieja data, para el levantamiento y sistematización de la información.

Especificó que el expediente recoge testimonios y denuncias que día a día llegan a Sures sobre cómo se violentan los derechos del pueblo a través de la aplicación de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por la administración estadounidense y que se replica en países aliados a ésta.

La directora exhortó a seguir apostando al multilateralismo y a la Organización de las Naciones Unidas como una instancia para la resolución de conflictos y gestionar la solución a los graves problemas de la humanidad, por lo que instó a la Asamblea General y al Consejo de Derechos Humanos a seguir aprobando resoluciones y condenas concretas al tema del bloqueo, y a servir de tribuna donde los países puedan sentarse a conversar para que definitivamente se eliminen estas medidas contra los pueblos del mundo.

Venezuela respalda a Irán en la defensa de su soberanía

Este miércoles, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, reiteró que el Gobierno Bolivariano de Venezuela respalda a la República Islámica de Irán en la defensa de su soberanía.

Esto sobre las recientes declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en las que anunció hoy el fin de la exención de sanciones a todos los proyectos nucleares de empresas internacionales en la República Islámica de Irán, los cuales restaban como parte del Plan de Acción Integral Conjunto (Jcpoa) de 2015, medidas implementadas para presionar a Teherán.

“La política de agresión permanente de Trump y Pompeo contra Irán es primitiva y antidiplomática, promovida por halcones que quieren llevar al mundo a otra guerra. Venezuela respalda a Irán en la defensa de su soberanía y reitera que la Paz es la única vía para la humanidad”, escribió el canciller venezolano a través de su cuenta Twitter @jaarreaza.

La administración de Donald Trump dio un plazo de 60 días a las compañías para finalizar sus operaciones sin ser sancionadas.

Las operaciones que tenían exenciones incluían trabajos como el del reactor de investigación de agua pesada Arak o el suministro de uranio enriquecido para el Reactor de Investigación de Irán.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram