Discurso del presidente Nicolás Maduro durante acto de reconocimiento y lealtad por parte de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana

Presidente Nicolás Maduro Moros: Invitados e invitadas especiales del mundo, de más de 94 países y del sistema de Naciones Unidas presentes en este acto de reafirmación, ratificación y reconocimiento, nos honra la presencia de ustedes señores presidentes, primeros ministros y altos enviados de los gobiernos de los países del mundo que hoy están con nosotros.

Queridas autoridades públicas, venezolanas, queridos compañeros del estado mayor superior de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, querido general en jefe, maestro Pérez Arcay presente con nosotros dándonos su ejemplo de firmeza, disciplina, decisión inalterable de patria.

Queridos compañeros, hoy 10 de enero sin lugar a dudas, sin ningún tipo de exageración se ha constituido en una fecha especial, histórica para Venezuela, 10 de enero del año 2019. No se nos olvidará nunca porque hemos dado y estamos dando una batalla épica, única, heroica para decirle al mundo: “A Venezuela se respeta” y a Venezuela la dirigimos y la gobernamos los venezolanos, sin intervención de ninguna potencia imperial, de ningún gobierno extranjero. Venezuela es de los venezolanos y las venezolanas.

No aceptamos tutelaje, me correspondió como ciudadano electo por el pueblo para el ejercicio de la presidencia de la República en el período 2019-2025 ir a jurar mi cargo ante el máximo tribunal de la República como lo establece nuestra Constitución en el artículo 231 y una vez que he jurado y estoy posicionado del cargo de Presidente de la República, asumo la comandancia en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para igual período presidencial como manda la Constitución de manera tajante, de manera taxativa, sin ningún tipo de equívocos.

Tengo que agradecer, estamos en cadena nacional de radio y televisión y estamos si es posible señores directores de medios de comunicación, estamos en contacto con las 8 regiones de Defensa Integral de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en este momento las 8 regiones de Defensa Integral se encuentran agrupadas con soldados, oficiales, llevando a cabo este juramento.

He jurado ante la Constitución cumplir y hacer cumplir la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, todas sus leyes como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y comandante en jefe de Fuerza Armada Nacional Bolivariana y tengo que decirles que yo como humilde ciudadano de este país, como presidente pueblo, como presidente obrero, lo primero que tengo que decirles a ustedes en este acto maravilloso, es gracias por tanta lealtad, por tanta disciplina, por tanta entrega y sacrificio al pueblo, por tanta entrega y sacrificio a la patria.

Aquí mismo en esta misma plaza de los Próceres, estuve un 19 de abril del año 2013, recibiendo para entonces el juramento del ministro de la defensa Molero, almirante en jefe a quien le envío un saludo desde aquí, un 19 de abril del año 2013, apenas me juramenté como Presidente de la República, asumiendo la bandera de nuestro comandante Chávez que apenas seis semanas antes había fallecido y partido de esta vida hacia la inmortalidad.

Fui testigo bajo la lluvia del juramento de lealtad que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana me hizo como comandante en jefe, a ese joven obrero que asumía la presidencia aquel 19 de abril del 2013 y por eso tengo que decirles desde mi corazón, general en jefe Padrino, almirante en jefe Ceballos, comandantes del Ejército, la Armada, la Aviación, la Guardia Nacional y la Milicia Nacional Bolivariana, jefes de REDI, jefes de ZODI, jefes de ADI, jefes de unidades militares les tengo que decir, que este joven que está aquí que ha sido presidente de la República dentro del período 2013-2018, lo que tiene es agradecimiento en su corazón; gracias por haber cumplido ese juramento, por haber pasado por desiertos, por pruebas, por guarimbas, por ataques.

Cuántas cosas hemos pasado hermanos militares, hermanas militares y la Fuerza Armada firme, unida, cumpliendo todas las misiones que la patria necesita y que yo como comandante en jefe le he dado, misiones económicas, misiones sociales, misiones territoriales; sin abandonar ni por un segundo su entrenamiento, su preparación, sus ejercicios regulares, la actualización del sistema de armas, la preparación de la doctrina de guerra de todo el pueblo para defendernos de cualquier amenaza imperialista; y puedo decir que todas las misiones la Fuerza Armada Nacional Bolivariana las ha cumplido de manera impecable, por eso es que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana tiene la admiración y el cariño del pueblo venezolano que admira a su Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que la respeta.

Yo vengo de haber cumplido el compromiso del juramento, de haber asumido las riendas de la patria nuevamente y acepto desde mi corazón el juramento sagrado que ustedes han hecho, de lealtad, disciplina, subordinación y sobre todo lo digo y quiero que me escuchen bien hermanos militares, hermanas militares, y sobre todo para mantener la unión indestructible de las fuerzas militares de Venezuela ante cualquier circunstancia que nos toque enfrentar este año o los años que están por venir, una Fuerza Armada Nacional Bolivariana unida, disciplinada, cohesionada, preparada.

El desfile que hemos visto demuestra el brillo de la Fuerza Armada, su profesionalismo, las nuevas generaciones, su preparación, impecable profesionalismo, impecable preparación que nos hace sentir orgullosos de que Venezuela tenga unas fuerzas militares que cada vez son más poderosas, cada vez, y ese es el compromiso que vengo a asumir con ustedes en este nuevo período, en el Plan de la Patria 2019-2025.

En estos seis años nosotros tenemos que incrementar el poder militar de la nación venezolana, tenemos que incrementar la capacidad militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el profesionalismo, el carácter científico, y debemos mantener una actualización impecable del sistema de armas adaptado a la doctrina de guerra de todo el pueblo para defender la soberanía nacional.

Quiero que cerremos fila en el empeño y en la misión de hacer de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana un poder militar al servicio de la defensa de los intereses nacionales.

Nuestro comandante supremo Hugo Chávez inició una revolución militar en Venezuela, hizo una verdadera revolución militar, una revolución en el campo del concepto militar, una revolución en el campo de la doctrina, una revolución en el campo de la organización y el despliegue de fuerzas, una revolución de los sistemas de armas, una revolución moral, y una revolución ideológica, profunda de los valores de nuestra Fuerza Armada.

El comandante Hugo Chávez sembró en el arma de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana el espíritu del Libertador Simón Bolívar, el espíritu irredento, independentista de nuestro Libertador; sembró los valores de Ezequiel Zamora, y por eso las Fuerzas Armadas es en esencia una fuerza zamorista, anti oligárquica; sembró los valores del Negro Primero, el soldado, la primera lanza en el combate del pueblo; hizo una revolución profunda, pero esa revolución no se puede detener, generales, almirantes, oficiales que me escuchan ha llegado el tiempo para profundizar la revolución militar de Venezuela y profundizar la revolución que implique la aplicación del concepto, la doctrina, la moral y el sistema de armas en la práctica, que cada soldado cumpla su deber, que cada soldado y soldada sepa qué hacer, es más, para muestra un botón, recientemente la empresa imperialista ExxonMobil en una jugada geopolítica de provocación, con la autorización del gobierno de Guyana, hizo una incursión ilegal en mar jurisdiccional venezolano, esa incursión fue detectada por nuestros soldados del mar, nuestra Armada Bolivariana, porque nuestros soldado del mar están en un patrullaje permanente cuidando todas las costas y los mares de Venezuela y nos permitió tomar decisiones en tiempo real, oportunas, ¿qué pasaría si nuestra Armada no estuviera cuidando los mares de Venezuela? Esos barcos incursores ilegales mandados por el imperialismo, un día lo íbamos a encontrar explotando el petróleo que pertenece a nuestro país y que  está en los bloques submarinos del mar jurisdiccional de Venezuela, pero estuvo nuestra Armada, inmediatamente que fui informado por el almirante Remigio Ceballos, ordené aplicar todos los protocolos para sacar de aguas jurisdiccionales de Venezuela a esos dos barcos incursores ilegales y como ya Venezuela conoce, así se hizo de manera perfecta.

Quiero ratificar mi felicitación a la patrullera Kariña y a toda la Armada Bolivariana de Venezuela por su carácter profesional, por su capacidad de operaciones y por su espíritu revolucionario, bolivariano, chavista, comprometido con los altos intereses de la patria.

Eso es una revolución en filas militares, una revolución militar debe continuar y profundizarse en Venezuela hacia los tiempos futuros, en ese sentido le he dado la orden al Estado mayor Superior, al Ministro de Defensa, al Comandante Estratégico Operacional, para que hagamos las primeras operaciones integrales cívico militares de defensa nacional, en homenaje al Congreso de Angostura y su bicentenario, que se va a realizar desde el día 10 de febrero hasta el 15 de febrero, toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana desplegada defendiendo el territorio, unida con el pueblo defendiendo nuestra patria, en las primeras operaciones en homenaje a Simón Bolívar y al Congreso de Angostura.

Vamos a prepararnos para seguir afinando cada una de las Regiones de Defensa Integral, las REDI, tenemos ocho REDI que pueden defender frente a cualquier circunstancia en territorio del país, las regiones del país con todo el poder militar, tenemos, como ustedes saben, compañeros, hermanos, compañeros y hermanas militares, tenemos una Milicia Nacional Bolivariana que ha venido creciendo, el pasado 17 de diciembre llegamos a un millón 600 mil milicianos y milicianas, una cifra record.

Una cifra record y el próximo 13 de abril, el día de la Milicia Nacional Bolivariana vamos a llegar a los 2 millones de milicianos y milicianas en todo el territorio nacional, tenemos que integrar la Milicia Nacional Bolivariana en su entrenamiento, en su despliegue a las fuerzas profesionales, a las fuerzas especiales, al Ejercito, a la Armada, a la Aviación y a la Guardia Nacional Bolivariana, integrarlo en una estrategia y en una operación de carácter común, múltiple, que nos haga invencibles, que nos haga inexpugnables, como debemos ser, grandes tareas, grandes misiones tenemos en el futuro, el Libertador Simón Bolívar era un visionario, nuestro comandante Chávez fue un visionario también y cuando uno dice visionario es que tenían la visión del futuro, veían el futuro. No se quedaban estancados ni en el pasado ni en los problemas del presente y las circunstancias difíciles, y hay que ver qué circunstancias difíciles vivió nuestro Libertador Simón Bolívar, la pérdida de la Primera República, la primera de la Segunda República, la traición que lo apuñaleó por la espalda tantas veces al Libertador Simón Bolívar, la traición.

Y nuestro Libertador nunca se dio por vencido, nunca se rindió ante las adversidades, las derrotas, las dificultades, porque siempre fue visionario, siempre vio hacia adelante, siempre pudo ver el futuro. Y trabajar el presente viendo al futuro. Así fue nuestro comandante Chávez, un gran visionario, él vio toda esta batalla que estamos dando.

Y yo los llamo, Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a tener una gran visión de futuro, a ver el desarrollo de la Venezuela potencia, a ver el desarrollo de la Venezuela soberana e independiente, y a comprometernos con el presente, claro que sí en juramento, pero sobre todo a comprometernos en juramento con el futuro que le debemos legar a nuestros hijos, a nuestras hijas; a nuestros nietos, a nuestras nietas.

Y si ustedes han hecho un juramento tan completo ante su comandante en jefe constitucional y ante el pueblo, yo con esta espada, este sable del Libertador Simón Bolívar, lo levanto para decirles a ustedes militares de la patria: Yo les juro como Presidente de la República, como ciudadano, como obrero, como Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, les juro que jamás les fallaré, que estaré al servicio de las grandes causas de la patria y que cuento con ustedes para siempre en nombre de Bolívar, en nombre de Chávez.

¡Gracias, Fuerza Armada Nacional Bolivariana! Y digamos con la espada de nuestro Libertador: ¡Independencia y patria socialista! ¡Chávez vive! ¡La patria sigue!

¡El sol de Venezuela nace en el Esequibo! ¡Hasta la victoria siempre! Muchas gracias, Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Gracias.

Muy bien, felicitaciones y agradezcamos como Fuerza Armada Nacional Bolivariana y como pueblo la presencia de estos 94 países del día de hoy. Muchas gracias.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram