Intervención del secretario del Consejo Nacional de DDHH, Larry Devoe, sobre el Informe de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para DDHH

Venezuela se adhiere a la declaración leída por China en nombre del LMG.

Venezuela es un país libre y soberano que avanza hacia la justicia social con pleno ejercicio de todos los derechos humanos, por el camino de la paz.

Reiteramos que solo mediante el diálogo genuino y la cooperación entre los Estados, será posible contribuir a la promoción y la protección de los derechos humanos en todo el planeta.

El mandato dado a la Oficina del Alto Comisionado en la resolución 48/141 de la Asamblea General, está igualmente inspirado en ese espíritu de diálogo con los Gobiernos, en estricto apego a los principios universales del respeto a la soberanía y a la no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

En tal sentido, alertamos sobre la insistente pretensión de instrumentalizar el uso de los derechos humanos como una vía para satanización de los países del Sur, ya que esto fue lo que hizo sucumbir a la extinta Comisión de Derechos Humanos.

Este es el caso de la adopción selectiva de mandatos contra países determinados, que no se subordinan a las Potencias hegemónicas de turno. En estos mandatos promueven la presentación de informes y actualizaciones orales de la Oficina del Alto Comisionado, que luego sirven de base para desatar terribles campañas mediáticas, con las cuales se omite los ingentes esfuerzos desplegados los países del Sur en la promoción y protección de los derechos humanos de sus pueblos.

No es concebible que la Oficina destine más tiempo para señalamientos negativos sobre la situación de los derechos humanos en algún país, y no para destacar la cooperación y los avances positivos en el ámbito de los derechos humanos que se hayan producido en dichos países.

La cooperación y el fomento de las capacidades nacionales son una herramienta efectiva, no politizada, imparcial y objetiva para prevenir los abusos y promover la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en el mundo. Ellassolo son posibles, mediante el diálogo genuino y la cooperación, sin imposiciones,ni injerencias.

En tal sentido, exigimos el debido equilibrio y demandamos un tratamiento objetivo en el contenido y presentación de los informes de la Oficina del Alto Comisionado, con independencia de los Ítems de la Agenda de este Consejo donde sean presentados.

Reiteramos nuestro llamado para que la Oficina del Alto Comisionado, fortalezca y de prioridad a la cooperación, la asistencia y el fomento de la capacidad a los Estados en materia de derechos humanos, conforme a sus requerimientos y sin distinción alguna.

Muchas gracias.

Ginebra, 27 de febrero de 2020.

Tags: , , , , ,

Temas: Informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU sobre Venezuela.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram