Intervención del presidente Nicolás Maduro durante la Reunión Ministerial del Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados

Sábado, 20 de julio de 2019

Salón Bicentenario, Hotel Alba Caracas,

Ministro de Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela

Bueno muy buenas tardes, bienvenido el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, el presidente Nicolás Maduro, quien ha estado como Presidente al frente del Movimiento de Países No Alineados a lo largo de estos tres años.
Presidente esta reunión del Buró Ministerial del Movimiento de Países No Alineados, se ha celebrado desde el día 18, Día Internacional de Nelson Mandela, 18 de julio, con los altos funcionarios. Luego se han incorporado los ministros, viceministros y jefes de delegación de las 120 delegaciones más los países observadores, las organizaciones también observadoras e invitados internacionales que han venido a la ciudad de Caracas desde el pasado 18.

Ha sido una jornada exitosa, preparándonos para la reunión que habrá en Bakú Azerbaiyán, donde la presidencia de Venezuela, le entregará pues a Azerbaiyán como nuevo presidente del Movimiento de Países No Alineados.

El tema Presidente, es la promoción y consolidación de la paz a través del respeto al derecho internacional. Ha habido propuestas a lo largo de los debates, se ha aprobado un grupo de trabajo contra las sanciones, o las medidas coercitivas unilaterales del Movimiento de Países No Alineados, que por primera vez va a tener un grupo especial que se dedicará a estudiar este tema y cómo contener esas agresiones unilaterales contra la soberanía de nuestros pueblos.

Tenemos el honor también de haber logrado consensuar todos los documentos, incluyendo un documento de más de mil párrafos, que tuvimos la fortuna de tener un acuerdo general entre todos los estados miembros.

Si usted me permite, en este momento, vamos a someter a consideración de esta asamblea, la aprobación de los documentos, el primero de ellos, es el borrador del documento final de Caracas y el segundo, el borrador de la Declaración Política de Caracas. Lo sometemos a consideración, si hay alguna observación, por favor. Al no haberla, se dan entonces como aprobados ambos documentos.

Vamos entonces a ofrecerle la palabra al presidente Nicolás Maduro Moros, para que dé un saludo al Movimiento de Países No Alineados en su Reunión Ministerial. Adelante Presidente.

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro

Estimados ministros, jefes de delegación de los 120 países que conforman nuestro Movimiento de Países No Alineados. Una vez más les ratifico nuestra alegría por su presencia en esta reunión cumbre preparatoria de la gran Cumbre de Bakú. Una vez más les ratifico que se sientan bienvenidos a la patria del Libertador Simón Bolívar y del comandante Hugo Chávez Frías.
¡Bienvenidos! ¡Welcome! Delegaciones de 120 países hermanos del mundo.

Es muy importante la vida, la vitalidad de nuestro Movimiento de Países No Alineados, nos ha tocado por decisión soberana y unánime de los países representados en este histórico movimiento, conducir durante tres años, durante tres años de batalla intensa por las grandes causas de la humanidad.
Ya nuestras delegaciones han presentado balance de la intensa actividad que desde la presidencia del Movimiento de Países No Alineados, hemos logrado avanzar. Quiero agradecer nuevamente el apoyo decidido de todos los 120 gobiernos del Movimiento de Países No Alineados a la presidencia de Venezuela. Gracias a ustedes, hemos podido llevar adelante nuestro Movimiento durante estos tres años intensos de trabajo y de actividad. Thank very much, queridos hermanos muchas gracias a todos los gobiernos de los países hermanos de África, América Latina, el Caribe, Asia, Europa, a todos nuestros hermanos del mundo.

Muchas cosas están en pleno desarrollo, temas vitales como el del cambio climático y la necesidad de elevar las acciones urgentes del sistema de Naciones Unidas, para lograr mitigar esto que ya no es una amenaza, sino es una realidad que viene afectando la vida ya de nuestro planeta, de nuestros pueblos; temas vitales como la defensa del derecho de nuestros pueblos a la autodeterminación, a la independencia, a la soberanía, temas vitales como es la construcción de un nuevo mundo pluripolar, multicéntrico; sin imperios hegemónicos que se quieran imponer a las regiones o países del mundo.

Nuestro Movimiento de Países No Alineados nació hace ya casi 70 años, producto del poderoso movimiento histórico de descolonización, del poderoso movimiento histórico de liberación que vino a los pueblos del sur, que vino desde los pueblos del sur a finales de la década de los 40, a mediados de la década de los 50 y 60 del siglo XX, luego de la II Guerra capitalista mundial.
Surgió como producto de un proceso histórico que llevó casi dos siglos de lucha contra el colonialismo, contra el racismo, contra el esclavismo de los pueblos del sur, la doctrina del sur, las doctrinas liberadoras del sur no surgieron de la nada, no, surgieron de líderes excepcionales que desde los pueblos del sur levantaron las banderas de la unión contra el colonialismo, por la liberación de los pueblos, por la felicidad de los pueblos.

Pudiéramos decir que el surgimiento del Movimiento de Países No Alineados y su consolidación logró la coronación de dos siglos de lucha contra el colonialismo, el esclavismo, el racismo y todas las formas de dominación que sufrieron nuestros pueblos. Sí, que sufrieron nuestros pueblos. Porque si algo hace sufrir a nuestros pueblos como le gusta decir al papa Francisco, el sufrimiento de los pueblos; si algo hace sufrir a nuestro pueblo es las formas de dominación, explotación, agresión de los imperios, es lo que hace sufrir a nuestros pueblos. Cuando nuestros pueblos son agredidos, amenazados, explotados, expoliados y cuánto fueron expoliados y explotados nuestro pueblos durante siglos.

Aquí en América Latina estamos conmemorando los 200 años, el Bicentenario del proceso de independencia que lideró nuestro gran Libertador Simón Bolívar, era el principio del siglo XIX en donde gracias al genio, a la estrategia, a la fuerza política y militar de los ejércitos libertadores construidos y conducidos por el gran Simón Bolívar, fue posible echar de estas tierras hace 200 años, al imperio español que la había sometido bajo el dominio, 300 años, 3 siglos de dominio y de saqueo, 200 años estamos celebrando; el próximo 7 de agosto se conmemoran y vamos a celebrar por todo lo alto los 200 años de una gran batalla épica, la Batalla de Boyacá, que le dio la libertad a quien entonces se llamaba la Nueva Granada y hoy es nuestra hermana Colombia.

Vamos a celebrar la victoria de Bolívar en Boyacá el 7 de agosto, los 200 años de aquella jornada de liberación y de fundación. Prácticamente pudiéramos decir que nuestros pueblos de América Latina, del Caribe, del África, de Asia y más allá hemos logrado batallar con causas justas, con ideas claras, con valentía, con gran potencia rebelde dos siglos frente a los viejos colonialismos y todas sus formas de explotación.

Fuimos capaces de enfrentarlos y de llegar a la feliz conclusión de la existencia de nuestros 120 estados independientes y soberanos que hoy formamos el Movimiento de Países No Alineados. Y hago estas reflexiones porque siempre es importante ver los procesos, quienes estamos en la lucha política, a veces tenemos la tendencia de ver solo las coyunturas, el momento, el presente y a veces perdemos de vista la historia de batallas, los procesos que nos trajeron hasta aquí y si perdemos de vista la historia, es difícil casi imposible poder ver el futuro, poder visualizar las tareas del futuro. Por eso siempre es importante que nuestro Movimiento de Países No Alineados tengamos muy presente el conocimiento de los procesos históricos y la fuerza histórica que llevamos en nosotros mismos, el inmenso papel que ha jugado, el inmenso papel que está llamado a jugar el Movimiento de Países No Alineados para que la humanidad se abra camino hacia un mundo nuevo, pluripolar, multicéntrico; como dicen nuestros hermanos Xi Jinping presidente de China, ver la humanidad como una comunidad de destino común.

Estamos de acuerdo en ese concepto, la humanidad en paz, sin imperios, sin hegemonismos, parecen sueños imposibles de lograr. Algunos dirán es imposible lograr un mundo sin imperios y nosotros solamente le recordamos de dónde venimos y cuántos dijeron en el pasado que era imposible que fuéramos estados libres, soberanos, independientes y miren donde estamos en el Movimiento de Países No Alineados que agrupa a 120 estados soberanos, libres e independientes.

Así que no es una osadía, ni una utopía irrealizable plantearnos construir un mundo sin imperios hegemónicos, un mundo de paz, de respeto al derecho internacional.

Así no los decía siempre nuestro querido y amado comandante Hugo Chávez. Hoy lo recuerdo aquí, hoy lo traigo presente a esta sala, su pensamiento, su espíritu inmortal. Él sembró en nosotros valores muy claros de amor a la humanidad, de respeto a la diversidad cultural de los pueblos, de respeto a las formas diversas de existencia política, cultural, espiritual de los pueblos del mundo. Una nueva geopolítica de paz es nuestra bandera, una nueva geopolítica de cooperación, de intercambio y de hermandad es nuestra bandera.

Venezuela los ha recibido con los brazos abiertos, en la Cumbre de Margarita en septiembre del año 2015 y el compromiso que asumimos para entonces, lo hemos cumplido. Estos tres años, no le hemos faltado, ni fallado al Movimiento de Países No Alineados, y estos tres años son tres años en que nos hemos enfrentado a las más grandes pruebas políticas a nivel interno en Venezuela.
Muy bueno que hayan venido y estén entre nosotros delegaciones de más de 120 países, es extraordinario que puedan venir a nuestro país y ver la realidad de cómo en Venezuela viene triunfando la paz y el derecho a la autodeterminación de nuestro pueblo por encima de las conspiraciones y las agresiones. Quiero agradecer de manera muy especial las declaraciones que ustedes han aprobado, los párrafos que han aprobado en la declaración central, expresando su apoyo y solidaridad con el Gobierno Bolivariano que presido y con el pueblo de Venezuela. Muchas gracias por toda la solidaridad de los gobiernos del Movimiento de Países No Alineados, de los pueblos del mundo.

Enfrentamos una guerra que llaman los especialistas, una guerra de carácter no convencional, que pretende un cambio de régimen, desestabilizar y desmembrar a Venezuela. Saben ustedes que el objetivo final, es apoderarse de las riquezas de nuestro país, saben ustedes que el objetivo final del imperialismo norteamericano y sus aliados, es acabar con esta experiencia inédita de 20 años de revolución democrática, constitucional, con la idea de Bolívar por la justicia social.

Quieren apoderarse por un lado de nuestras riquezas. Aquí tenemos a varios gobiernos hermanos del mundo que compartimos espacio en la OPEP, mis saludos, salam alekeum. Y gobiernos petroleros del mundo como el ruso, que compartimos espacios de coordinación en el mundo. Mis saludos también, queridos hermanos de Rusia presentes e invitados especiales.

Saben ustedes que Venezuela con el comandante Hugo Chávez logró certificar la mayor reserva de petróleo conocida hoy por hoy en el mundo, en América del Sur, en la frontera norte de América del Sur, en el Caribe. Si usted agarra un avión aquí en Caracas, en tres horas está en la Florida, en la costa de Estados Unidos, si agarra un barco en cuatro días está en la frontera sur de los Estados Unidos. Quieren apoderarse de la inmensa riqueza petrolera de Venezuela, para torcerle el brazo al mundo, torcerle el brazo a los países de la OPEP y a los países no OPEP y controlar el mercado de los hidrocarburos a su entero dominio, como lo hicieron durante décadas cuando Venezuela era una colonia petrolera gringa. Y por otro lado, quieren dominarnos otra vez, esclavizarnos, quieren someter políticamente a nuestro país y que nuestro país deje de ser un faro de luz desde donde se emana el ejemplo 200 años después del proyecto original de nuestro gran Libertador Bolívar. Quieren acabar con esta hermosa experiencia de revolución en paz, de revolución constitucional, de revolución bolivariana.

Y por eso somos víctimas de una agresión multiforme. Así la han llamado estudiosos del mundo que se han citado, varias veces en Caracas, en Nueva York, en Ginebra, para estudiar la agresión que es víctima Venezuela y que ha incrementado —deben saber ustedes— la agresión y el bloqueo contra nuestra hermana Cuba, contra nuestra hermana Nicaragua.

Nosotros somos víctimas de un conjunto de sanciones ilegales, totalmente ilegales. Pudiéramos decir que somos víctimas de una persecución financiera, deben saber ustedes que a Venezuela se le han congelado, se le han robado más de 30 mil millones de dólares en activos y en cuentas en efectivo en el mundo.

Deben saber ustedes, que a Venezuela se le persigue el comercio y se le impide comprar medicinas, alimentos, insumos para la industria. Se persigue cada barco que trae algún producto a nuestro país, una especie de bloqueo naval, comercial ha sido declarado contra Venezuela para que nos rindamos, para someter a nuestro país. Pero yo les digo a ustedes hermanos, ustedes nos conocen muy bien, nos conocemos muy bien, venimos de siglos de batalla y de rebeldía. Y yo les digo, el pueblo de Venezuela está decidido a luchar y Venezuela jamás se rendirá ante ninguna medida que el imperio tome para tratar de arrodillarla. Venezuela está de pie y continuaremos de pie este siglo XXI que es el siglo nuestro y saldremos adelante, y abriremos los caminos del desarrollo, y resolveremos los problemas que haya que resolver.

Con esfuerzo, con trabajo, con conocimiento, con ciencia, con tecnología, con cooperación mundial. Se acabó el mundo de los imperios, ya basta, ya basta. Este siglo XXI es nuestro siglo, es el siglo de la libertad, es el siglo del fin de los imperios, apenas está empezando 2019, y aunque la batalla sea dura, dura, dura, a veces sea cruenta, los ataques sean criminales; no importa lo cruenta o lo criminal que sean los ataques, si estamos decididos a ser libres, nada, ni nadie nos detendrá. Hermanos y hermanas del mundo, nada, ni nadie podrá detener el curso de la nueva historia que se abre camino.

Así estamos convencidos, absolutamente convencidos. Creemos en la humanidad, cuántos siglos de guerras fratricidas se vivieron o se han vivido, cuántos siglos de desencuentros, cuándo se podía pensar hace 100 años, hace 300 años, hace 500 años que fuera posible un encuentro tan hermoso de culturas, de civilizaciones y de pueblos, como el que estamos viendo hoy aquí en Caracas y como vemos permanentemente en el Sistema de Naciones Unidas, creemos en la humanidad, creemos en el Sistema de Naciones Unidas y creemos que hay que fortalecer los organismos multilaterales, hay que fortalecer el pacto mundial de no proliferación de armas nucleares, hay que fortalecer el Acuerdo de París por el cambio climático, para mitigar el cambio climático. Hay que fortalecer el Sistema de Naciones Unidas para la educación y la cultura, la Unesco. Hay que fortalecer el Sistema de Naciones Unidas, el Consejo de Derechos Humanos para que funcione verdaderamente y no utilicen sus instancias, como la Alta Comisionada para atacar países por razones ideológicas y políticas.

Hay que fortalecer la Secretaría General como una instancia que represente la voz de verdad de los pueblos y busque la paz, la mediación y la superación de los conflictos a nivel internacional. Hay que fortalecer la Asamblea General de Naciones Unidas. Son tantas tareas que debemos perseverar en su búsqueda. Decía nuestro Libertador Simón Bolívar cuando se le preguntaba, se indagaba, él mismo se preguntaba ¿cuál es la clave de sus éxitos en la historia y en la vida? Siempre remarcaba la siguiente frase: “Trabajo y más trabajo, constancia y más constancia para tener patria”. Nosotros decimos hoy desde esta tierra de Bolívar, hermanos del mundo, sigamos por la senda de un siglo XXI nuestro, de un siglo XXI sin imperios. Trabajo y más trabajo, constancia y más constancia para tener patria humana. ¡Que viva el Movimiento de Países No Alineados!

¡Que viva la unión de nuestros pueblos!
Muchas gracias queridos hermanos y hermanas, siéntanse en su patria, en su casa, Venezuela la patria de la humanidad. Muchas gracias.

Ministro de Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela

Gracias al presidente Nicolás Maduro por sus aportes, pertinentes, oportunos, viniendo sobre todo de las luchas de nuestros pueblos, de la lucha del pueblo venezolano desde hace 200 años, que hoy ha cobrado renovada vigencia, ya que nos opusimos y vencimos entonces a un imperio y nos oponemos y venceremos en este siglo como usted lo ha dicho, también a otro, a aquellos imperios que pretenden dominar al mundo. Sus aportes serán recogidos como fundamentales en esta reunión. Gracias presidente Nicolás Maduro por su participación.

 

Tags: , ,

Temas: Reunión Ministerial del Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram