Venezuela observa con preocupación la intromisoria declaración del Grupo Internacional de Contacto sobre la realidad venezolana

La República Bolivariana de Venezuela observa con preocupación la declaración ministerial del Grupo Internacional de Contacto del día 17 de septiembre de 2020. Este cuerpo indefinido, reincide en su permanente conducta injerencista, origen y causa de su poca o nula utilidad, respecto a los objetivos enunciados desde su creación.

Su más reciente declaración no es más que una compilación de insólitas intromisiones, disociadas de la realidad venezolana, con el fin de imponer una agenda contraria al espíritu democrático del pueblo venezolano.

Desde su primer encuentro, esta instancia no ha hecho más que procurar alimentar tensiones políticas en Venezuela y exacerbar las posiciones extremistas desenfrenadas, en línea directa con la política de agresión constante del gobierno de Estados Unidos.

Ninguno de los países, cuyos gobiernos participan en este extravagante grupo, cuentan con un sistema electoral tan robusto y seguro como el venezolano. En ninguno de ellos pueden brindarse garantías auditables tan extremas de participación y transparencia como las que garantiza el Poder Electoral en Venezuela, ampliadas incluso en diálogo permanente entre el Gobierno Bolivariano y factores de la oposición política nacional, con miras a las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre de 2020.

Pretender que el Estado venezolano incurra en una flagrante violación a la letra de su Constitución, promoviendo la postergación de la fecha de las elecciones legislativas constituye un gesto inaceptable, propio, en el mejor de los casos, del desconocimiento de las leyes internacionales y la ley venezolana.

A pesar de los infundados señalamientos hacia el sistema electoral venezolano, de las intromisiones groseras en asuntos internos y del uso politizado de supuestos informes de derechos humanos elaborados a distancia y sin rigor metodológico alguno, la República Bolivariana de Venezuela hace un nuevo llamado a los gobiernos que conforman el autodenominado Grupo Internacional de Contacto para que desistan en sus maniobras desesperadas y opten por unirse a la racionalidad de otros actores internacionales que han decidido aportar positivamente como generadores de confianza y acompañantes del ejercicio democrático en las venideras elecciones parlamentarias.

Ningún mecanismo intergubernamental logrará imponer una agenda distinta a la que el pueblo venezolano se ha dado soberanamente. Venezuela preservará su soberanía e independencia ante cualquier interferencia externa que pretenda afectar la paz nacional.

Caracas, 17 de septiembre de 2020


Descargar en PDF

Tags: , , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram