Venezuela expresa sus condolencias por el fallecimiento del obispo de los pobres Pedro Casaldáliga

La República Bolivariana de Venezuela expresa su profundo pesar ante el fallecimiento del obispo de los pobres, Don Pedro Casaldáliga. Como verdadero cristiano, el Padre Pedro caminó entre los pueblos, no solo predicando el evangelio de la justicia, la paz y la liberación, sino viviéndolo plenamente con su ejemplo y su valiente denuncia, pese a las amenazas contra su vida. Sus enseñanzas y su poesía solidaria y amorosa vivirán entre los excluidos, como legado inmortal.


Los pueblos de Nuestra América sintieron en Don Pedro un profeta del cristianismo y del humanismo, al que describía como “cálido y arriesgado” y agregaba “ser humanista es tratar de ser humano y ser humano es comprometerse”. Como muestra de ese compromiso, alzó su voz contra el latifundio, contra la violación de los derechos humanos y se pronunció con firmeza en contra de las medidas coercitivas unilaterales criminales impuestas sobre los pueblos de Cuba y Venezuela.

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, acompañado de su Gobierno, extiende las más sentidas condolencias a los seres queridos de Don Pedro Casaldáliga, extensible a los humildes, los indígenas, los bienaventurados que en momentos de dificultad fueron guiados y protegidos por su conocimiento y bondad.
Venezuela alza su voz junto a la de centenares de movimientos sociales y grupos del cristianismo popular de base, para agradecer por su testimonio de vida y para decir con fuerza ¡Casaldáliga presente!

Caracas, 8 de agosto de 2020


Descargar en PDF

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram