banner 960×179

Hugo Rafael Chávez Frías


Un amplísimo sentimiento popular a favor de cambios sustantivos en la conducción de los asuntos del Estado se hizo evidente el 6 de diciembre de 1998, cuando el 56,24% de los votantes eligió a Hugo Chávez Frías Presidente Constitucional de la entonces República de Venezuela. Este hecho fue considerado por reputados analistas, nacionales y extranjeros, como uno de los logros más trascendentales en la historia política contemporánea del país. Con las elecciones del 30 de julio de 2000, Hugo Chávez Frías cristalizó el proyecto político constituyente y se relegitimò como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela con el 59,5% de los votos del pueblo venezolano. Posteriormente, el 3 de diciembre de 2006, el Primer Mandatario Nacional es ratificado en su cargo mediante la voluntad del pueblo venezolano, constatando ante el mundo su posición como uno de los personajes más paradigmáticos de fines del siglo XX y principios del XXI.

Semblante Humano

Hugo Rafael Chávez Frías nació en la población llanera de Sabaneta, Estado Barinas, el 28 de julio de 1954. Pocos años después asiste a las aulas del Liceo O’Leary, en cuyos espacios emprende su formación educativa y concluye su etapa estudiantil primaria y secundaria. Son estos los años durante los cuales el niño y el adolescente conoce el mundo bajo los cuidados de la abuela Rosa Inés Chávez.

Para el año 1975 el joven barinés egresa de la Academia Militar de Venezuela con el grado de Subteniente, después de licenciarse en Ciencias y Artes Militares, mención Terrestre, especialidad Comunicaciones. Fue esta Academia la casa en donde nació su pasión por el ideario de nuestro Libertador Simón Bolívar. Continuó luego su brillante carrera militar hasta ascender al grado de Teniente Coronel en 1990. Posteriormente realizó estudios de postgrado en la Universidad Simón Bolívar, en la especialidad de Ciencias Políticas. Su desempeño en numerosas responsabilidades profesionales y su estrecho contacto con distintas comunidades le permiten vivenciar el drama político y social que padece la República en esos tiempos, motivando en su ser, la búsqueda de nuevas alternativas que respondan a la crisis política y económica que embargaba a la Nación.

En otros ámbitos de su vida el presidente Chávez ha dado innumerables muestras de poseer una gran sensibilidad artística y una especial predilección por el béisbol, el deporte más popular en Venezuela. Algunos cuentos, poemas y obras pictóricas son el fruto de su inclinación hacia las manifestaciones artístico-culturales y de su gran amor por el conocimiento.

Por otra parte, es posible hallar en Hugo Chávez al padre de cuatro hijos: Rosa Virginia, María Gabriela, Hugo Rafael y Rosinés.

Los inicios revolucionarios

La vocación de apasionado luchador social y defensor de la justicia, presente en Hugo Chávez Frías, se ha evidenciado en los momentos más cruciales de la historia reciente de nuestra patria. Así lo demuestra su acción, al emprender en el año 1982 (año bicentenario del natalicio de El Libertador) la creación del Ejército Bolivariano 200 (EB-200) a través del juramento simbólico de tres capitanes de la Promoción Simón Bolívar (Jesús Urdaneta Hernández, Felipe Acosta Carlés y Hugo Chávez Frías), al pie del Samán de Guere, símbolo de las tres raíces: bolivariana, robinsoniana y zamorana, de la revolución. En el año 1989, posterior a la insurrección del 27 de febrero, el EB-200 se transformó en MBR-200; agrupación cívico-militar que participó a la cabeza del movimiento del 4 de febrero de 1992.
En este día histórico, el Teniente Coronel Hugo Chávez, a todo riesgo, lideró la acción de un grupo de jóvenes oficiales de las Fuerzas Armadas, quienes se rebelaron en contra de un orden político y social caracterizado por la corrupción y la injusticia. La lucha de ese noble grupo y de quienes les acompañaron no fue en vano, aún cuando como resultado de la gesta emprendida, Hugo Chávez resultó encarcelado.

Mas, en el año 1994, como consecuencia de las demandas del pueblo venezolano, el entonces presidente Rafael Caldera le concede la libertad al líder del levantamiento, otorgándole a él y a varios de sus compañeros de lucha el sobreseimiento de la causa que los mantenía prisioneros. A partir de entonces se inició un nuevo capítulo en la historia de las luchas populares venezolanas.

De la cárcel -lugar donde se consagró al estudio, reflexión y análisis de la realidad nacional e internacional- Hugo Chávez sale a recorrer todos los confines patrios, reivindicando ideales libertarios y justicieros que fueron compartidos entusiastamente por un amplio sector de la población venezolana. Funda entonces, junto con un calificado grupo de compañeros de armas, el Movimiento V República. Esta organización política, en unión con otras tantas organizaciones tales como el Movimiento al Socialismo (MAS), Patria Para Todos (PPT), Partido Comunista de Venezuela (PCV), Movimiento Electoral del Pueblo (MEP) y de un amplísimo espectro de instancias de la sociedad civil, le catapultarían como Primer Magistrado de la Nación.

El 6 de diciembre de 1998 fue electo como nuevo Presidente de la República el candidato del Polo Patriótico, el Teniente Coronel del Ejército, Hugo Rafael Chávez Frías, quien obtuvo el triunfo con 56% de los votos, aproximadamente 16 puntos sobre su más importante adversario.

1999: Año de la Refundación de la República

El inicio de la nueva magistratura presidencial se enarbola en la propuesta de refundar la República mediante el supremo recurso democrático de una Asamblea Nacional Constituyente. Dicha propuesta fue respaldada de manera mayoritaria a través del sufragio directo, universal y secreto, llevado a cabo el 15 de diciembre del año 1999. Se reinstaura con ello una sociedad democrática, participativa, protagónica, multiétnica y pluricultural; enmarcada en un Estado descentralizado y de justicia federal que asegura el derecho a la vida, al trabajo, la cultura, la educación, la justicia social y la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna.

Este hecho convirtió a Hugo Chávez Frías en el propulsor de un nuevo ciclo histórico para la Nación, en virtud de que con él, las viejas estructuras de poder se agrietaron, cedieron y terminaron por colapsar; surgiendo entonces, por todos los poros de la sociedad, fuerzas y corrientes alternativas de cambio impregnadas de esperanzadoras demandas e inéditos desafíos. Es así como el modelo político constituido sobre el alianzas de elites del llamado Pacto de Punto Fijo llegaba a su fin y un nuevo país se abría paso entre sus escombros.

2000: Año de la Relegitimación de los Poderes

Tal y como lo previó el poder constituyente, como expresión del poder popular los mandos públicos fueron relegitimados en las elecciones realizadas el
30 de julio del año 2000.

Llegó nuevamente la hora de la voz del pueblo en un acto tan trascendental como multitudinario, en donde Hugo Chávez Frías es reelegido, manteniendo su investidura de Jefe de Estado para presidir los destinos de la Nación hasta el año 2006. El Primer Mandatario Nacional obtuvo 3 millones 757 mil 773 votos, equivalentes a un porcentaje de 59,76%. Es, por tanto, el último Presidente venezolano del siglo XX y el primero del nuevo milenio.

A partir del año 2000, luego de realizadas las elecciones, comienza la transición a la V Republica, donde se inicio la transformación del Estado clientelista y burocrático por un nuevo modelo, Revolucionario y Socialista, bajo los preceptos de solidaridad, justicia e igualdad que nos lego el Libertador Simon Bolívar

2001: Año de las Leyes Habilitantes

Dos grupos importantes de Leyes Habilitantes fueron activados por el Presidente Hugo Chávez entre los años 1999 y 2001. Entre ellas destacan las leyes tributarias, la eliminación de algunos organismos públicos, la modernización de los trámites administrativos y las relaciones entre el Estado y el sector privado. Durante este año el Presidente Hugo Chávez también concreta la creación del sistema microfinanciero, así como de las leyes que regulan las actividades productivas del sector privado. Asimismo, se reforma la Ley de Hidrocarburos y se crea el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela. Se retoma de este modo la industria petrolera como empresa perteneciente a la Nación.

Asimismo, se diseña el documento Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social 2001-2007 el cual se fundamenta en la interacción de los cinco ejes de equilibrio: el económico, el social, el político, el territorial y el internacional.

De esta forma, Venezuela se convirtió en el primer país del continente que logró construir un programa estratégico económico-social fuera de las recetas de los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial diseñados para mantener el control Imperial de las Naciones capitalistas sobre el resto del Planeta, negando el derecho a la autodeterminación que poseen los pueblos

2002: Año de la Resistencia Anti imperialista

Un aspecto de la tarima en la Gran Marcha “Sólo el pueblo salva al pueblo”
Fotos: Henry Tesara/ Enrique Hernández

El año 2002 estuvo marcado por el golpe de Estado contra el hilo constitucional y el Gobierno progresista del Comándate Presidente Hugo Chávez, el plan conspirativo recibió el apoyo de Fedecamaras, La CTV, partidos políticos de derecha y sectores militares contrarios a la transformación de la sociedad.

La planificación y puesta en ejecución del plan golpista contó con la aprobación y el apoyo del Gobierno Estadounidense bajo conducción de la administración Bush. Su objetivo principal fue impedir la ejecución de las Leyes Habilitantes para dar al traste con la adecuación del Estado y la sociedad Venezolana a los tiempos de Revolución Socialista.

La activación de la plataforma opositora Nacional junto a las redes de apoyo internacional de esta, propiciaron los nefastos acontecimientos del 11 y 12 de abril, donde los sectores de derecha empleando el poder de los medios de comunicación, tendieron una celada a sus propios partidarios dirigiéndoles a un escenario de conflicto. A través del uso de franco tiradores y elementos policiales que accionaron contra partidarios del gobierno y de la oposición indiscriminadamente; Hubo decenas de muertos y heridos como justificación para el pronunciamiento de efectivos militares apátridas quienes se declararon en abierta insubordinación contra la Democracia y las instituciones del pueblo.

El pueblo al reconocer las luchas del Gobierno Bolivariano como suyas, desde un principio se lanzó a la calle en respaldo a la gestión del Presidente Chávez, millones de venezolanos usaron la verdad y fortaleza de la unidad popular para exigir la liberación del legítimo Mandatario Nacional.

Afortunadamente al igual que en el pasado nuestras Fuerzas Armadas son la representación del pueblo uniformado, los militares concientes herederos de la tradición Bolivariana deciden ponerse de lado de las mayorías, una a una las guarniciones militares desobedecen el Gobierno de facto de Pedro Carmona Estanga decidiendo plegarse a al clamor del pueblo y emprender la operación rescate de la dignidad, que terminaría con el regreso del Comandante Chávez, de la Isla la Orchila desde donde se pretendía expulsarle del país

La jornada del 13 de abril definió para siempre, una de las principales fortalezas del Gobierno Bolivariano: La unidad cívico militar, que tuvo su prueba de fuego en el año 2002 y que se ha mantenido alerta ante las pretensiones del gran capital y la burguesía nacional de borrar la experiencia exitosa del Socialismo Bolivariano.

En el argot popular la población identificada con el proceso de cambio social a la hora de evocar los sucesos del golpe de estado ha construido el siguiente refrán “Cada 11 tiene su 13”

Se identifica como el principal adversario del capitalismo moderno en el hemisferio occidental, a las ideas de Bolívar y del Socialismo por ser atractivas y adaptables en los países con niveles de desigualdad social elevados donde la población carezca del acceso necesario y de calidad a la salud, educación, alimentación, entre otras necesidades indispensables para el desarrollo integral de los pueblos.

2003: Año de la Ofensiva Revolucionaria y la Victoria Antiimperialista

Al fallar el esquema de golpe tradicional en Latinoamérica desarrollado por las Fuerzas Imperiales debido a la unidad del Presidente Chávez con el pueblo y la Fuerzas Armadas, la oposición desoyendo el llamado al dialogo nacional, decide el sabotaje petrolero como recurso desesperado que pretendía doblegar la fortaleza del Gobierno Nacional torpedeando las operaciones de PDVSA principal empresa del Estado venezolano.

Durante décadas PDVSA había sido controlada por sectores contra revolucionarios quienes pretendían la desintegración de la estatal petrolera a manos del capital privado, bajo proyecto como la operación Poseidón (Internacionalización de PDVSA) y la apertura petrolera como puerta de entrada a la desnacionalización de la principal empresa de todos lo venezolanos.

El sabotaje petrolero represento la continuación del accionar conspirativo de la burguesía nacional e internacional, quienes apelaron a una política de desgaste, afectando sectores estratégicos de la sociedad venezolana para que el pueblo restase su apoyo a las políticas del Presidente Chávez.La oposición subestimo el nivel de conciencia y apresto operacional del pueblo en defensa de su Revolución, poco a poco el paro patronal fue derrotado, los espacios estratégicos dentro de PDVSA fueron asumidos por los trabajadores comprometidos con el desarrollo nacional.

Los hechos de diciembre del 2002 marcaron en forma determinante la percepción política de la sociedad en cuanto a las verdaderas intenciones de la heterogenia oposición, a la que no le importo someter al pueblo a un bloqueo de alimentos, energía y medicamentos que lamentablemente varias vidas de tomo.

2004: Año de la Gran Victoria Popular y Revolucionaria

El 15 de agosto de 2004 puede considerarse como una de las fechas de más alta significación en la reciente historia política del país. En esa oportunidad, y por primera vez en nuestra Nación, se efectúa un referéndum popular para evaluar la gestión gubernamental del Presidente.

El resultado de ese evento de democracia participativa y protagónica constituyó una contundente victoria a favor de la aprobación del mandato presidencial de Hugo Chávez Frías, marcándose de esta forma un hito en la historia nacional, continental y mundial, al constituirse en el primer Jefe de Estado que se somete a este tipo de consulta específica de forma voluntaria en el mundo entero.

La consulta popular represento en términos prácticos una demostración de que el depositario del poder del Gobierno Nacional es la población en general, son los millones de trabajadores, estudiantes, comerciantes y amas de casa que hacen vida en nuestra amada sociedad, solo el pueblo bajo consulta abierta y democrática esta en capacidad de juzgar el desempeño de las autoridades legítimamente seleccionadas por él.

2005: Año del Salto Adelante, hacia la construcción del Socialismo del Siglo XXIRegresar

Durante este año gubernamental la gestión del presidente Hugo Chávez Frías logró posicionar la influencia y expansión de las misiones sociales. Estos programas masivos contribuyeron con el nacimiento de la nueva institucionalidad y la nueva visión social que fundamenta el proceso revolucionario, puesto que conforman estructuras emergentes que dan viabilidad a un cambio institucional donde varias organizaciones trascienden los ámbitos exclusivos de competencia para lograr un fin común.

Asimismo, con la finalidad de romper con los patrones tradicionales de la economía mundial, la gestión del presidente Hugo Chávez logró que la República Bolivariana de Venezuela comenzara a caminar de manera autónoma e independiente del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, entes promotores de las políticas neoliberales del imperio. En este sentido, comenzó a ser una realidad la propuesta ideada e impulsada por el Presidente de la República: nace la Alternativa Bolivariana para la América, ALBA, promoviendo la verdadera unión de los pueblos para contrarrestar los efectos del tratado del Área de Libre Comercio de las Américas, ALCA.

Otro aspecto que representó un avance fundamental para nuestro país, fue su ingreso al Mercado Común del Sur (Mercosur) y la aceleración de medidas que permitieron la ubicación del Producto Interno Bruto (PIB) en un 9,4% durante el año 2005, marcando nueve trimestres consecutivos de crecimiento económico sostenido. Igualmente, se incrementó la producción del hierro, el aluminio y el acero batiendo records históricos; se incrementó la producción agrícola en distintos rubros, el comercio y la inversión internacional, entre otros. La inflación cerró en 14,4% este año.

2006: Año de la Participación Popular

El año 2006 trajo consigo una nueva oportunidad para ratificar tanto la legitimidad democrática, como la trascendencia y la prolongación del Proyecto Simón Bolívar 2000. Ello quedó constatado con la victoria popular obtenida por el Presidente Hugo Chávez en las elecciones del 3 de diciembre de 2006.

De igual modo, durante este período la actividad del Gobierno Bolivariana se logró inaugurar un conjunto de obras de infraestructura dirigidas al mejoramiento de las condiciones físicas de varias ciudades del país, así como el incremento de la calidad en el préstamo de servicios públicos a toda la sociedad mediante dichas obras y el apoyo en las misiones sociales.

Del mismo modo, con el objetivo de fortalecer la soberanía económica de Venezuela y dirigir los ingresos petroleros hacia el fortalecimiento de los planes sociales de gobierno, tendientes a la conformación del Socialismo Bolivariano del siglo XXI PDVSA invirtió en el marco del Plan Siembra Petrolera 5 mil 940 millones dólares en el país, para el desarrollo del Proyecto Delta Caribe del Complejo Industrial Gran Mariscal de Ayacucho y la infraestructura del gasoducto transoceánico (Colombia, Panamá y Venezuela), así como para el desarrollo del proyecto Magna Reserva dirigido al tratamiento de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Hoy, con el respaldo del pueblo venezolano y el reconocimiento de los Gobiernos de la comunidad internacional, el Presidente Hugo Chávez hizo un llamado a la unidad y al diálogo constructivo para hacer la patria en la cual todos tengan cabida y participación, resguardados en el funcionamiento eficiente de las instituciones y el respeto a las leyes.

Las luchas, las propuestas innovadoras y el ejercicio del poder en función de la igualdad y la justicia, ubican al Presidente Hugo Chávez Frías como uno de los líderes más carismáticos, admirados y queridos en el mundo entero.

2007: Año de Los Motores Socialistas

El Comandante Hugo Chávez Frías al ser reelecto para su segundo periodo constitucional, manifestó que a partir del año 2007, el carácter de la revoluciòn bolivariana, reinvindicaria los valores del socialismo, como la ùnica alternativa viable contra el capitalismo y las fuerzas imperialistas, que mantuvieron en la mas extrema miseria a los pueblos de Latinoamerica.
Bajo el firme objetivo de construir y cimentar dentro de la sociedad venezolana los valores del socialismo bolivariano del siglo XXI, el Comandante Presidente presentò al pueblo venezolano, los 5 motores que contribuyeron de forma directa en el proceso de comprensiòn y consolidaciòn del proyecto paìs, destinado a garantizar la liberacìon definitiva de la Repùblica Bolivariana de Venezuela, sobre las pretenciones neocolonialistas de los paises industrializados sobre el suelo sagrado de la patria.

Los 5 motores socialistas se basaron en:

1. Las leyes habilitantes de corte socialista, se fundamentaron en delegar en la figura del Presidente las competencias de la Asamblea Nacional en materia en lo:

• Participación popular.
• Valores esenciales del ejercicio de la función pública.
• Económico y social.
• Seguridad ciudadana y jurídica
• Ciencia y tecnología.
• Ordenación territorial.
• Energético.
• Transformación de las instituciones del Estado.
• Financiero y tributario.
• Seguridad y defensa.
• Infraestructura, transporte y servicios.

2. Segundo Motor: Reforma Constitucional.

La aplicación del modelo establecido en la Constitución, en sus siete años de vigencia evidencio, ante la realidad y las exigencias colectivas de avanzar en la construcción de la participación protagónica que la misma anuncia, algunos obstáculos, así como contradicciones inmersas en ella, como de la realidad política que se ha venido configurando en el país con la participación popular.

Los obstáculos, entre otros, están representados por la todavía existencia de instancias de intermediación burocráticas, tanto sociales: como los partidos políticos; e institucionales: como las presentes en el aparato gubernamental; las cuales se interponen entre el colectivo y el verdadero ejercicio del poder por parte de las mayorías.

De igual manera, resulta innegable la presencia, en la Constitución y en las leyes derivadas de ella, de algunas disposiciones, que en el campo económico se enfrentan a la construcción de una sociedad orientada a la preeminencia de los sectores populares. En tanto, que entre las contradicciones que se manifiestan en las disposiciones de la Carta Magna, se evidencian, entre otras, la estipulada en el artículo 5, según la cual “la soberanía reside en el pueblo”, quien la ejercerá en las formas previstas en esa Constitución, frente a otras disposiciones de la misma que niegan tal condición, ya que le colocan limitantes a esa facultad soberana, resultando así dichas disposiciones, antidemocráticas.

3. Tercer Motor: Moral y Luces.

“El mejor gobierno es aquel que garantice la mayor suma de seguridad social, la mayor suma de felicidad posible y la mayor suma de estabilidad política”. Pero para que la mayor suma de seguridad social sea una realidad, tiene que incluirse a las grandes mayorías aún desterradas de tal derecho; mientras que la mayor suma de estabilidad política sólo es posible mediante la instauración de un sistema que asegure la participación directa, decisiva, efectiva y para siempre de las grandes mayorías, de modo que pueda traducirse en la mayor suma de felicidad posible.

Es aquí donde cobra importancia capital la jornada de educación popular e ideológica Moral y Luces, anunciada por el Presidente, que nos debe llevar a los más altos niveles de conciencia y comprensión de nuestra responsabilidad en la construcción de la nueva sociedad.

Es por ello que en el año 2007, se plantea que todo el territorio nacional se convierta en un aula de clase, para poder transformar las bases de la sociedad consumista, que atiende a las necesidades del mercado, a una sociedad de carácter integrasionista, solidaria y altamente tecnificada que responda a las necesidades de una sociedad màs humanitaria de corte socialista.

4. Cuarto motor: Nueva geometría del Poder.

Con el objeto de consolidar la transformaciòn de las estructuras sociales ,más allá de los consejos comunales se establezcan instancias de participación y decisión ciudadana en los niveles parroquial, municipal y nacional, que vayan desplazando las estructuras burocráticas heredadas del viejo Estado, con las cuales no se podìa avanzar en la construcción del Socialismo, ya que por responder a una concepción individualista, que impulsa a los funcionarios al desmedido afán de lucro y no al servicio colectivo, en su conjunto deviene en un fin en sí mismo.

En esta orientación, el Presidente propusò ,fundado en el Artículo 16 de la Constitución Nacional, la creación de los territorios o ciudades federales, con tal de permitir mayores niveles de participaciòn del ciudadano en la toma de desiciones desde el ambito local, hasta llegar al espectro Nacional.

5. Quinto Motor: Explosión del Poder Popular.

Bajo la firme intenciòn de propiciar el desmontaje del viejo aparato político del país, para abrirle cauce a uno que otorgue el poder directamente al pueblo, resultò necesario suprimir las aún persistentes intermediaciones de las organizaciones políticas y de las estructuras burocráticas gubernamentales, entre el ejercicio del poder y el Pueblo, para que la Explosión del Poder Popular impulse la instauración de la hegemonía popular, ya activada con la creación de los consejos comunales, pero desarrollando dicha forma de participación y decisión ciudadana también en lo parroquial, municipal, regional y nacional, para reemplazar con ella las estructuras políticas de poder de la sociedad a superar en esos mismos niveles; y de igual manera, garantizándosele al pueblo que nunca más élite alguna, lo desplace del poder.

El año 2007 estuvo marcado por el accionar de las 5 motores socialistas, pero ademas se tomaron desiciones de peso como las siguientes:

• Se concreta la nacionalización de la faja del Orinoco, la reserva de hidrocarburos màs grande del planeta. El gobierno elimina la apertura petrolera y el estado se hace mayorista accionario de la faja.
• Se anuncia un nuevo Huso Horario en Venezuela “para mayor aprovechamiento de la luz solar”
• Venezuela se deslinda del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

2008: Año de las tres “R”

Con el objeto de corregir los percances presentados en el seno de la administración pública y organizaciones políticas, en el proceso de consolidación del socialismo bolivariano, el Comandante Presidente Hugo Chávez presento a la sociedad venezolana, la propuesta de revisión, rectificación y reimpulso de los programas y proyectos del Gobierno Bolivariano, en pro de la consolidación del modelo de sociedad que enarbole los valores de justicia social y solidaridad propios del socialismo.

Asimismo, el Ejecutivo Nacional ofreció el significado de cada una de las R y explicó: “Revisión es volver a ver todo, empezando por el gobierno y primerito por Hugo Rafael Chávez Frías”. “La revisión debe llevar no sólo los ejercicios teóricos sino que debe llevar a rectificar las ideas y el reimpulso es reimpulso de la moral, es revolucionar en todos los ámbitos.

El Presidente Chávez también consideró que “estas tres R tienen que ser aplicables en lo social, en lo moral, en los gobiernos locales, regionales, en la política internacional, en los procedimientos burocráticos que tenemos”.

Durante el alo presidente el primero del año se presento el nuevo equipo de trabajo y llamo a los sectores que lo respaldan y a los que lo rechaza a trabajar juntos sobre todo a la clase media que a su parecer se encuentra la mayor parte de las personas que no lo respalda la llamo a incorporarse a la revolución, este sector siempre fue visto por el como parte de la oligarquía venezolana, llamo a los pequeños y medianos empresarios e incluso a los grandes productores que siempre lo han visto como enemigo, incluso llamo a la burguesía nacional a trabajar por el país.

Además como una muestra de la aplicación de cambios en la forma de concebir la política, en las elecciones a gobernadores y alcaldes del 2008, los candidatos no fueron seleccionados a dedo sino por las comunidades, se relanzó el polo patriótico para las elecciones, llamo a luchar por la inseguridad y la corrupción administrativa, por otro lado anuncio para el 12 de enero el congreso del PSUV, como estructura política de vanguardia en el proceso político que atraviesa el país, también promulgo la Ley de amnistía donde dejo libre a muchos que estuvieron involucrados en el golpe del 11 de abril del 2002 y otros hechos de violencia contra el Gobierno y la sociedad venezolana.

Gracias a la implementación de las tres R, la alianza de las fuerzas progresistas lograron mantener el control político de la mayoría de las gobernaciones y alcaldías a nivel nacional, en los comicios regionales celebrados en el año 2008.

2009:Venezuela, una potencia

En el marco de la celebración de los diez años transcurridos desde la asunción del comandante Hugo Chávez a la Presidencia de la República aparece este discurso que representa el informe de gestión del Gobierno Bolivariano durante el año 2008.

Todos los años, ante el cuerpo legislativo, el presidente Hugo Chávez realiza esta presentación y da a conocer los principales logros de su gestión de gobierno. Sin embargo, en esta ocasión, la exposición presidencial se realiza en un momento particularmente histórico: la primera década de la Constitución Bolivariana -la carta de navegación aprobada por el pueblo en 1999- y los primeros veinte años de la Revolución -a partir de la explosión de Caracas en 1989.

Los logros revolucionarios que el Presidente enumera en su discurso corresponden, principalmente, al año 2008, pero se entienden en este contexto y se insertan en el sentido que ha tomado la marcha nacional, con la Constitución y el Proyecto Nacional Simón Bolívar, el primer plan socialista de la nación.

En su alocución, el presidente Chávez no sólo coloca estos logros en el plano de lo concreto, de las cifras inexorables: nuevas universidades, sistemas de riego, crecimiento de la economía, más tierras cultivadas, aumento del Índice de Desarrollo Humano, de la esperanza de vida, reducción drástica de la pobreza y de la desigualdad -medida a través del llamado Índice de Gini-; las impresionantes estadísticas de las misiones sociales, convertidas en el núcleo central de la política del gobierno revolucionario, entre otros.

Expresa también las ideas que sustentan y permiten la obtención de estos logros, destinados a alcanzar la mayor suma de felicidad posible. Se trata de ideas fundamentales del pensamiento revolucionario que entiende el poder, por ejemplo, no como un fin, sino como “un instrumento para hacer justicia y, además, un instrumento para redistribuirlo y cada día transferirle mayores cuotas de poder político, económico, al pueblo, a la mayoría, a la nación”.

El lazo, la conexión entre ideas y cifras -que más que cifras son logros con rostros, nombres y esperanzas- per- miten una mayor comprensión del proyecto bolivariano.

Permite, además, el optimismo sobre el rumbo de Venezuela. Y facilita una visión más amplia del contexto en el cual surge la propuesta histórica de una enmienda constitucional que otorgue al pueblo un poder adicional: ante un buen gobierno, la posibilidad de reelegir a un gobernante, conservando siempre el poder de revocarle o de no reelegirlo en su momento. Dada entonces su importancia, asumimos la tarea de difundir este discurso -incorporando además las gráficas y cuadros estadísticos que lo complementan-, a fin de enri- quecer la discusión sobre el proyecto bolivariano y su promesa de consolidar la patria socialista.

2010: Rumbo a la independencia plena

Sin duda, los venezolanos y las venezolanas “somos los hijos y las hijas de Bolívar”, tal como lo ha expresado reiteradamente el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, quien además ha reafirmado el gran compromiso que tenemos, como venezolanos e hijos bolivarianos, de independizar por siempre a Venezuela, de manera concreta y real, y a todos los pueblos que como el nuestro luchan por su soberanía plena, por la autodeterminación, lejos de las modernas intervenciones imperialistas o del neocolonialismo.

En tal sentido, en este mensaje anual del Presidente de la República a la nación, relacionado con la gestión gubernamental del año 2009 que presentamos acá de modo editado, una vez más Hugo Chávez ha lanzado al pueblo soberano, al que ama a la patria, un grito de guerra similar al que se oyó durante la época independentista de Venezuela: “Rumbo a la independencia plena”, en la senda del socialismo bolivariano.
Nuestra nación fue líder e inspiradora de otras tierras americanas subyugadas, principalmente por el imperio español. Hoy día, en el siglo XXI, la conciencia del pueblo se levanta y Venezuela vuelve a liderar una gesta independentista que es ejemplo para las naciones hermanas: inició con la Revolución Bolivariana el deslinde de los imperios, en primera instancia del norteamericano. La patria venezolana se ha abierto camino a la independencia política, económica, cultural, entre otros.
En esta ocasión, el Presidente Chávez habló en la Asamblea Nacional no sólo sobre indicadores sociales y económicos de los logros alcanzados por el Gobierno Bolivariano durante el año 2009, los cuales se ofrecen en esta publicación, sino que reflexionó ampliamente acerca del rol político que juega nuestra nación en la reconfiguración de la geometría mundial del poder político, en la construcción de la multipolaridad y en el cese de la hegemonía.
También disertó sobre la crisis mundial del capitalismo, la reciente tragedia del hermano pueblo de Haití y las pretensiones imperialistas pasadas, presentes y futuras sobre la isla; acerca de la postura ambigua y aparentemente indefinida de Barack Obama, sobre la postura del ALBA en su última cumbre y la del cambio climático, que se celebró en Copenhague, Dinamarca; como si fuera poco, presentó una retrospectiva del despertar de conciencia política del pueblo de Venezuela durante la historia contemporánea,desde el Caracazo (1989) hasta el inicio del Gobierno Revolucionario, en 1999.