banner 960×179

Pueblo bravío se reúne en Caracas para acompañar instalación de la Constituyente

_mg_43101501850511

Comuneros, estudiantes, trabajadores, mujeres, personas con discapacidad y miembros de los pueblos indígenas se concentraron este viernes en la avenida Libertador de Caracas para marchar rumbo a la sede del Palacio Federal Legislativo, donde se instaló la Asamblea Nacional Constituyente.

Patria, patria, patria querida, tuyo es mi cielo, tuyo es mi sol; patria, patria, patria querida, tuya es mi vida, tuya es mi alma, tuyo es mi amor“, el Himno del Batallón Blindado Bravos de Apure que cantó el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, aquel 8 de diciembre de 2012, es entonado este viernes por el pueblo bravío de Venezuela, que ratifica una vez más su compromiso con la defensa de la soberanía nacional y acompaña a los 545 diputados que conformarán la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un instrumento de justicia y paz.

En la movilización participa Adelaida Espinosa, trabajadora independiente, quien manifestó sentirse feliz por ver cómo se abre un mejor futuro para la nación.

“Estoy convencida de que con la Constituyente lograremos enrumbar el país hacia la independencia económica, como lo soñó nuestro comandante Hugo Chávez, ser libres y soberanos”, señaló.

Con la interrogante “¿Quién le dio a Estados Unidos el cargo de jueces del mundo?”, Zuleima Algara, quien viene desde el estado Portuguesa, repudió las sanciones de Donald Trump contra el Gobierno constitucional del presidente de la República, Nicolás Maduro.

“Ocúpese de su país, que bien podrido que está. Ya no engañan a nadie, el mundo sabe que su población se alimenta del genocidio, de la sangre de los pueblos inocentes. Aquí en Venezuela no pondrán un pie, saqueadores. Respeten a América Latina”, expresó.

Algara hizo un llamado a la conciencia sobre todo a las personas que adversan el proceso revolucionario para que no se dejen guiar por el odio.

“Las bombas no distinguen color, no crean que a ustedes no los van a tocar. Vean Siria, Palestina, Irak y miles de países destruidos donde el imperio ha llevado a sus marines, amen a su patria”, acotó.

“En 1992 surgió lo inimaginable, un hombre valiente alzó su voz para defender a su pueblo de la tiranía y se quedó para siempre, así que quienes todavía piensan que esta revolución se acabó, lo mejor es que se vayan acostumbrado”, expresó Alberto Saavedra, habitante de Monagas, mientras ondeaba el tricolor nacional y abrazaba un cuadro del Comandante Supremo.

Resaltó que quienes pretendieron doblegar al pueblo con amenazas se equivocaron porque “Chávez dejó un pueblo conciente que no venderá la patria”. AVN.

   

Related posts