Venezuela insta a Consejo de Seguridad de la ONU que exija a EEUU y Colombia cesar prácticas delictivas en su contra

El representante permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, instó este miércoles al Consejo de Seguridad a cumplir con los deberes y responsabilidades que le encomienda la Carta del organismo en relación con el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

En este sentido, le solicitó que determine de una vez por todas la amenaza que las políticas belicistas de los gobiernos de Colombia y los Estados Unidos representan para la paz de Venezuela y de toda la región; reconozca los actos de agresión que se han cometido contra la nación que representa y “exija a los autores que pongan fin de inmediato a sus prácticas delictivas”.

Así lo expuso en la sesión pública virtual del Consejo de Seguridad de la ONU, convocada por Rusia como miembro permanente, a fin de tratar los recientes intentos de incursión armada por un grupo de mercenarios terroristas a las costas venezolanas, los días 3 y 4 de mayo.

Alertó que en medio de la pandemia de COVID-19 a la que combate el Gobierno venezolano, “también nos enfrentamos a un inminente ataque armado que, por sus efectos genocidas, equivale a un crimen contra la humanidad” y que la inacción del Consejo de Seguridad en la coyuntura actual “envalentonará a esos gobiernos a continuar con sus planes belicistas y criminales”.

“Hoy en la ONU la voz de Venezuela y los países independientes se hizo sentir. La mayoría de los miembros del Consejo de Seguridad defendió la Carta de la ONU, al rechazar las agresiones de EEUU y Colombia contra nuestro país. ¡Otra victoria de la Diplomacia Bolivariana de Paz!”, compartió en su cuenta Twitter el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza.

El embajador Moncada recordó en la sesión virtual que en una carta dirigida al Consejo de Seguridad, de fecha 13 de mayo de 2020, Venezuela demostró al mundo las agresiones armadas en su contra, según pruebas públicas e irrefutables compartidas con el Consejo, las cuales confirman que los gobiernos de los EEUU y Colombia “facilitaron la planificación, el entrenamiento, la financiación y, aún hoy, protegen a grupos de mercenarios y terroristas, que ejecutaron un ataque armado”, que entre otros fines perseguían el asesinato del presidente Nicolás Maduro.

El diplomático también informó que recientemente medios internacionales revelaron que una organización colombiana de narcotráfico, conocida como “Los Pachenca”, apoyó a los mercenarios que participaron en el ataque armado del 3 de mayo contra Venezuela; asimismo se develó que poseen detalles sobre las rutas de vigilancia y las ubicaciones de los buques de guerra antinarcóticos colombianos y estadounidenses en el Caribe.

“Esto prueba que el verdadero objetivo de los buques de guerra en mi región no es luchar contra el narcotráfico, sino atacar a Venezuela […] Detrás de todo, hay la misma mente que aplicó esta misma combinación en Nicaragua durante los años 80; es decir, el uso de capos de la droga, operaciones encubiertas y mercenarios en una guerra sucia. Cruelmente, una de las personas responsables de esto hace más de 35 años ahora está repitiendo sus crímenes, hoy, en Venezuela. Literalmente, el mismo individuo. Me refiero a Eliott Abrams, uno de los personajes más oscuros de la historia de nuestra regió”.

Venezuela denuncia ante el Secretario General y Consejo de Seguridad de la ONU ataque apoyado por EEUU y Colombia

En su intervención, el Representante Permanente de Venezuela ante la ONU-Nueva York denunció tres acontecimientos adicionales que son parte de la continua y sistemática campaña de agresiones contra su país: En primer lugar, el 13 de mayo, el Gobierno de Estados Unidos incluyó a Venezuela en una lista ilegal y unilateral de países que no cooperan en la lucha contra el terrorismo. En segundo lugar, el mismo gobierno norteamericano ha admitido abiertamente que presiona a las empresas para que se abstengan de suministrar gasolina a Venezuela y actualmente la coerción va unida a un nuevo peligro: la amenaza del uso de la fuerza militar contra cinco petroleros iraníes con combustible que se dirigen a Venezuela, violando, entre otras cosas, la libertad de comercio y navegación.

“Y en tercer lugar, hace poco menos de una semana, el 13 de mayo, los medios de comunicación internacionales revelaron la existencia de una “Unidad de Reconstrucción de Venezuela” dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad Británica, a través de la cual se mantuvieron conversaciones entre funcionarios del Reino Unido, figuras de la oposición venezolana y los conspiradores de la reciente incursión armada sobre la promoción y la necesidad de dar garantías de un estatus preferencial a las empresas británicas en mi país, después de que el acto de agresión se llevara a cabo con éxito. Esta nueva evidencia que ahora salió a la luz pública, junto con el saqueo de más de 1.700 millones de dólares en oro venezolano por parte del Banco de Inglaterra, demuestra una vez más que el gobierno británico es un cómplice oportunista en el saqueo colonial de las riquezas venezolanas”, agregó.

El diplomático venezolano además mencionó, que junto a la evidente violación de la Carta de la ONU, los Gobiernos de Colombia y de EEUU infringen las obligaciones pertinentes en cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad que suscribieron: 239 (1967), 1269 (1999), 1373 (2001) y 1456 (2003).

Respaldo internacional

Sobre el caso venezolano expuesto en el Consejo de Seguridad, Dmitry Polyanskiy, primer representante permanente adjunto de Rusia ante la ONU, aseveró que los recientes incidentes de violación de la soberanía de Venezuela por parte de agentes extranjeros “suponen una amenaza directa para la paz del país, así como para la seguridad y la estabilidad regionales. Y esta situación es una clara violación de la Carta de las Naciones Unidas”.

“Hoy en día Venezuela está en el menú de los EE.UU. Y nuestros colegas estadounidenses ni siquiera se esfuerzan por negarlo. Es exactamente por eso que la reciente aventura de “Silvercorp” es especialmente alarmante”, afirmó.

Asimismo, dijo que Rusia espera que Washington se dé cuenta de los riesgos de incidentes al desplegar barcos de Armada en un área donde los petroleros iraníes están involucrados en actividades legales cerca de Venezuela.

“Hacemos un llamamiento a todos los participantes en el debate de hoy para que condenen inequívocamente el intento de invasión en el territorio soberano de Venezuela. Es hora de que todos nosotros nos pronunciemos a favor del derecho de los venezolanos a resolver por sí mismos sus desacuerdos políticos, incluyendo su derecho a elegir sus propios líderes de acuerdo con la Constitución del país”, exhortó.

Por su parte, Yao Shaojun, representante permanente de la República Popular China ante la ONU, condenó los recientes intentos de incursión armada en Venezuela, por cuanto amenazan la paz y la seguridad regional e instó al gobierno de Estados Unidos a cumplir con los principios de la Carta de la ONU y detener la injerencia en los asuntos internos de Venezuela, además dejar de aplicar medidas coercitivas contra su pueblo.

“Nuestra posición es que los venezolanos deben decidir ellos mismos su destino”, puntualizó.

Tags: , , , , , , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram