Confesiones en videos de Luke Denman y otro mercenario prueban nexos de EEUU y Colombia con fallida invasión

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, presentó este miércoles un conjunto de elementos probatorios respecto al reciente intento de incursión armada en la nación y acusó nuevamente a los gobiernos de Estados Unidos, a través de la DEA, y de Colombia de ser coautores de la fallida operación.

En una rueda de prensa internacional por videoconferencia, a la que también fueron convocados el cuerpo diplomático acreditado en el país y la representación venezolana en el exterior, el mandatario mostró las confesiones de dos mercenarios, uno de ellos norteamericano, que confirman los nexos de la Casa Blanca y la Casa de Nariño con la invasión frustrada.

Luke Alexander Denman estuvo en la armada estadounidense cinco años y recibió, entre otros adiestramientos, entrenamiento en aguas profundas que incluye buceo e infiltrar embarcaciones. Fue detenido en las costas del estado Aragua junto con otro estadunidense, Airan Seth Barry, y otros mercenarios implicados en la denominada “Operación Gedeón”.

En su testimonio confirmó que Jordan Goudreau, quien se atribuyó de inmediato la operación, era comandado por el presidente Donald Trump, y demostró igualmente el involucramiento de factores estadounidenses en los campos de entrenamiento en Colombia.

La instrucción que recibió de Goudreau “fue encontrarse con un grupo de venezolanos en Colombia, entrenarlos, ir con ellos a Caracas y asegurar un aeropuerto” para garantizar el secuestro del presidente Nicolás Maduro y llevarlo a Estados Unidos.

Los vínculos de la DEA fueron confirmados por José Alberto Socorro Hernández, alias “Pepero”, que sería el encargado de entregar a los mercenarios el material bélico tras el desembarco en la localidad costera de Macuto, estado La Guaira, a unos 22 kilómetros de Caracas.

En su confesión, que también fue mostrada por el presidente Nicolás Maduro, reveló que Orlando Laufer, agente de la DEA, le instruyó “armar caos en varias zonas populares de Caracas, un supuesto enfrentamiento entre bandas sin ninguna baja para sostener la distracción de todos los cuerpos policiales del Estado […] y poder llegar con éxito a los objetivos que teníamos planteados con los grupos paramilitares que iban a desembarcar en La Guaira”.

Las autoridades venezolanas frustraron el pasado 3 de mayo un intento de desembarco de grupos mercenarios en las costas del estado La Guaira, que se proponían ejecutar acciones terroristas contra autoridades del Estado venezolano y contra la paz de la República. En los días sucesivos fueron capturados otros implicados en localidades costeras del centro del país.

Tags: , , , , , , , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram