Asociación Americana de Juristas repudia enérgicamente acciones criminales que violan soberanía de Venezuela

En medio de la devastadora pandemia del Covid-19, el 3 de mayo, un grupo de mercenarios procedentes de Colombia intentaron ingresar a Venezuela en dos lanchas por La Guaira, zona costera cercana a Caracas. El fallido intento de invasión juega con el recrudecimiento del bloqueo y las medidas inhumanas impuestas contra Venezuela por el gobierno de Trump y el intervencionismo servil del gobierno en Colombia de Iván Duque al plan colonizador que Estados Unidos tiene para América Latina y del Caribe.

El gobierno venezolano informó que incautó fusiles de asalto, ametralladoras, cartuchos, teléfonos satelitales, y un casco militar con la insignia de la bandera de Estados Unidos. Gran parte de los mercenarios, tercerizados por agencias que trabajan para los Estados Unidos en este tipo de ensayos en todo el planeta, fueron abatidos o detenidos. Mientras, la IV Flota se paseaba amenazante por el Caribe, al día siguiente otro grupo de mercenarios fue desmantelado en Aragua, a cuatro horas de La Guaira. Es claro que el objetivo para instalar una cabecera de playa, un gobierno títere y barcos del invasor, obliga al pueblo venezolano a estar en alerta permanente mientras combate a la pandemia y sufre el bloqueo, repeliendo sistemáticos golpes establecidos por la agenda de la potencia que produce más del 38% de los armamentos del mundo, mientras su nulo interés por una salud pública eficaz y gratuita, ya eleva sus casos de Covid-19 a más de 1.200.000, 70.000 muertos y a la pérdida de decenas de millones de puestos de trabajo.

Estas acciones, consumadas planetariamente en forma creciente a través de la décadas, no tienen precedentes debido a la cantidad de víctimas mortales, a su carácter sistemático y generalizado y a su total menosprecio del derecho humanitario y de los derechos humanos. En el caso de Venezuela configura, cuanto menos, un crimen contra la paz mundial y sometimiento a su población a grandes daños ocasionados por el secuestro de créditos millonarios de este país en el exterior, sumado al bloqueo. La Asociación Americana de Juristas:

• Repudia enérgicamente estas acciones criminales de sabotaje que violan la soberanía de Venezuela.

• Condena la injerencia imperial y el intento de golpe de estado contra el legítimo gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

• Exige que los EEUU y Colombia respeten la soberanía y autodeterminación del pueblo venezolano, como establecen la Carta de la ONU para “mantener la paz y la seguridad internacionales”, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el artículo 1º. de los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y de Derechos Económicos Sociales y Culturales.

• Llama al Secretario General de Naciones Unidas a condenar el ataque contra la soberanía de Venezuela y a ejercer sus buenos oficios para el levantamiento inmediato de las medidas unilaterales, inhumanas, coercitivas e ilegales impuestas por los EEUU a Venezuela lo que ayudará a combatir y superar la pandemia global del Covid-19 y fomentar la paz entre los Estados.

• Llama a los gobiernos de la región a actuar en el mismo sentido, porque en Venezuela se juega el derecho de todos nuestros pueblos a decidir su propio destino, la integración regional y la dignidad de nuestra América.

• Reafirma la Proclama de la CELAC “América Latina y El Caribe es Zona de Paz”.

5 de mayo de 2020

A continuación el comunicado en íntegro:


Descargar en PDF

Tags: , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram