1° de mayo honra la lucha universal de la clase trabajadora

Durante 134 años, el 1° de mayo se ha traducido en una fecha que enaltece la lucha de la clase obrera por sus derechos laborales y la unión internacional.

En este día histórico para las fuerzas productivas, en todo el mundo   multitudinarias marchas cívicas desbordan las calles de más de 140 países alrededor del mundo con discursos reivindicativos y medidas gubernamentales que reconocen a la masa laboral del sector público y privado.

La movilización que tuvo su génesis en las luchas por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, en la huelga iniciada el 1° de mayo de 1886, y su punto álgido el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarketpor, más tarde desembocó en el homenaje a los Mártires de Chicago, un grupo de sindicalistas ejecutados en 1886 por esta lucha.

Ese mismo año, la Noble Order of the Knights of Labor, una organización de trabajadores, logró que el sector empresarial cediese ante las huelgas en todos los Estados Unidos y se reconociera la jornada laboral de 8 horas.

Con el acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, para rendir homenaje a los Mártires de Chicago, el 1° de mayo se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores en sentido general que es celebrada en casi todo el mundo.

Este 2020, en medio del flagelo por la pandemia del Covid-19, los desfiles y marchas han quedado atrás. Mientras millones de personas  se mantienen en cuarentena, intentando contener el virus que ha cobrado la vida de más de 200 mil personas y superado la barrera de 3 millones de contagiados a escala global, la clase obrera con su cultura del trabajo está en primera fila de la batalla para con un sentimiento altruista garantizar bienes y servicios necesarios.

Ante este escenario de alarma sanitaria mundial, la clase trabajadora que año tras años exige sus derechos reivindicativos, une sus fuerzas involucrando su compromiso a una iniciativa mayor, arriesgando sus vidas para salvar a los demás, bajo una entrega absoluta e innegable que refleja el amor al prójimo.

En Venezuela, 108 mil 409 profesionales de los sectores priorizados como salud, transporte, seguridad y telecomunicaciones están desplegados en todo el territorio nacional y en articulación con el Gobierno Bolivariano, velan por el resguardo de la vida de los más de 30 millones de personas que residen en la nación, sin importar la situación adversa que acarrea el Covid-19, convirtiéndose en los héroes que mantienen de pie la Patria de Bolívar.

Con más de 3 mil Consejos de Trabajadores Productivos (CPT), figura creada por el presidente obrero, Nicolás Maduro, para dinamizar el aparato productivo en tiempos de normalidad social, hoy con vientos de tempestad representan la organización orgánica de una lucha real, efectiva y tangible frente a la situación adversa que produce el nuevo Coronavirus y se garantizan los bienes y servicios necesarios para la población.

Se trata de un modelo clasista que se sobrepone a todo modelo de dominación  de carácter político como el que ha tratado de imponer en el país la administración estadounidense sobre la patria soberana o la que se desprenda de los efectos de los poderes fácticos, es un hecho sublime emanado del humanismo de miles de mujeres y hombres que levantan las banderas de la victoria.

La base de los CPT lleva consigo el legado del referente ideológico del Comandante Eterno Hugo Chávez de avanzada clasista y de defensa de la soberanía.

El contraste laboral frente pandemia

El Covid-19 ha colapsado los sistemas sanitarios de los países más desarrollados del mundo, siendo los profesionales de la salud los más afectados, al no contar con los implementos básicos de protección personal para poder atender a los pacientes.

En medio de estas carencias los galenos han denunciado el abandono de sus gobiernos, la mayoría de corte neoliberal, al negarles equipos médicos, ni las herramientas necesarias de protección lo que ha desencadenado el contagio de cerca de 40 mil profesionales de la salud, solamente en países como España.

Mientras tanto, en el norte de América, la administración de Donald Trump acumula más de 26 millones de solicitudes de beneficios por desempleo, lo que se traduce en una tasa de desempleo superior al 20%, reseñó la revista Fortune.

Estados Unidos que actualmente registra la mayor tasa de infectados por el virus respiratorio se encuentra sumido en una escasez severa de insumos médicos, según un informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos del país.

El documento detalló que “los hospitales informaron que el uso continuo, por encima de lo habitual, del Equipo de Protección Personal estaba contribuyendo a la escasez y dado la falta de una pieza en la cadena de suministro sólida estaba retrasando o impidiendo tener los suministros requeridos para proteger al personal”.

En contraposición, en marzo pasado el presidente de la República, Nicolás Maduro, ratificó la inamovilidad laboral en función de garantizar la estabilidad de la clase obrera en medio de la pandemia por Covid-19.

Adicionalmente, el Gobierno Nacional inició la entrega de bonificaciones especiales para respaldar al sector privado y a la economía informal durante la cuarentena colectiva, social y voluntaria.

Además, se mantiene un puente aéreo con la República Popular China, Rusia, Cuba, Cruz Roja Internacional, la Organización Mundial para la Salud y la Organización Panamericana para la Salud, donde han arribado toneladas de insumos y equipos médicos que no solo garantizan la seguridad del personal profesional de la salud, sino que representa la capacidad inmediata de atención para los afectados.

Adicionalmente, en los sectores priorizados se cumplen rigurosas medidas sanitarias de protección para las mujeres y hombres que a diario laboral en el país, en medio de la situación de alerta.

Reivindicación en tiempos revolucionarios

Durante dos décadas la clase obrera ha desbordado las calles de las principales ciudades de Venezuela en conmemoración de las conquistas laborales obtenidas durante la Revolución Bolivariana, que ha enfocado su visión en la consolidación del respeto de los derechos humanos y la construcción de una Patria libre, soberana e independiente.

La Revolución también se apunta el rescate de los trabajadores y trabajadoras que durante los 40 años de la IV República sufrieron los embates de exclusión, desigualdad y efectos de los paquetes neoliberales que perseguían el beneficio de las élites capitalistas y olvidaban las verdaderas necesidades del pueblo.

Venezuela hoy muestra al mundo un consolidado sistema de Seguridad Social que ha permitido garantizar los derechos fundamentales establecidos en nuestra Carta Magna y validados por el Sistema de Organizaciones Unidad, lo que ha permitido en medio de la pandemia del Covid-19, abrazar a la clase trabajadora sin exclusión.

Este 1° de mayo, Día Internacional del Trabajador y la Trabajadora, Venezuela dice presente con la bandera de la paz.

Y como el 1°de mayo de 1886, la voces se levantan para ratificar !Trabajadores del mundo uníos!

Prensa Presidencial

Tags: , , , , , , , , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram