Venezuela victoriosa con la Diplomacia Bolivariana de Paz

Venezuela se apunta importantes victorias en la Diplomacia Bolivariana de Paz, que lidera el presidente constitucional, Nicolás Maduro, y en la permanente batalla que libra como jefe de Estado y conductor de la política exterior, frente a las agresiones de la administración de Donald Trump, en connivencia con gobiernos satélites de la región, para desestabilizar al país.

El 2019, cerró con un saldo diplomático a favor, frente a una terrible guerra multiforme que circundó toda forma de ataque a la República y la injerencia de grupos de poder que han pretendido aplicar medidas injerencistas.

Uno de estos triunfos patrios, se alcanzó el 27 de abril con la salida de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA), en respuesta digna a las invariables agresiones del organismo a través de su Secretario General, Luis Almagro, y se obtuvo entonces un importante paso para la consolidación de la paz del país.

El pueblo respondió a este acto soberano, conducido por la Diplomacia Bolivariana de Paz, y el veintisiete de abril las calles de Caracas, se llenaron del sentimiento de independencia de un pueblo que celebró una épica victoria contra la OEA, institución que desde su nacimiento sirve a los intereses de Washington.

En continuidad del quehacer intervencionista de la OEA, Luis Almagro, no escatima en idear estratagemas, todas en contravención con los principios del organismo y del derecho internacional, para desestabilizar a Venezuela.

Previamente, el treinta y uno de mayo de 2016, Almagro hace verdaderas peripecias, en sintonía con gobiernos cipayos, para activar la Carta Democrática contra nuestra nación y el presidente Nicolás Maduro, denunció esta conspiración y convocó los preceptos constitucionales para salir del organismo multilateral y defender a la patria de una intervención militar.

“Tengo el orgullo de decir, en uso de mis atribuciones exclusivas tomé la decisión de retirar a nuestra patria de la OEA, de liberar a nuestra patria del intervencionismo, de liberar a nuestra patria de tanta ilegalidad, de tanto abuso somos libres de la OEA y más nunca volveremos”, Nicolás Maduro 31/05/2017.

La gestión para la salida de Venezuela de la OEA, fue realizada por la entonces canciller de la República, Delcy Rodríguez. Fue una batalla épica de la diplomacia venezolana que se libró para evitar la alteración del orden democrático y constitucional en Venezuela.

Como un ala de la OEA, ya derrotada, nace el autodenominado Grupo de Lima que integrada por gobiernos élites de los Estados Unidos, promueve una salida inconstitucional del Gobierno Bolivariano, alentando políticas de agresión, bloqueos comerciales y financieros, así como el acompañamiento a estructuras inconstitucionales creadas por la ultraderecha venezolana.

Curiosamente, los gobiernos del Grupo de Lima, ignoran y aminoran en su narrativa el abandono, el sufrimiento, las desigualdades y asimetrías de sus propios pueblos, víctimas de modelos excluyentes de corte neoliberal y en contraposición alientan sanciones que causan daño al pueblo venezolano. Ante esto Venezuela se levanta para dar pasos firmes de paz y de soberanía.

Aunque Venezuela, ya anunciaba su decisión de no participar de los actos injerencistas promovidos por la OEA, el organismo hemisférico convocaba a reuniones de cancilleres para tratar asuntos internos de nuestro país, pero sin contar con la autorización del presidente Nicolás Maduro, lo que viola el artículo 1 de la Carta de la OEA que se basa en el respeto a la voluntad de los pueblos y gobiernos.

La Diplomacia de Paz Bolivariana de manera reiterativa ha defendido el respeto a la autodeterminación de los pueblos y la decisión libre y soberana de Venezuela de salir de la OEA, obedeció al rechazo de las doctrinas golpistas y neocolonizadoras, y es este un triunfo construido con el referente ideológico del Comandante Eterno Hugo Chávez.

Venezuela victoriosa en la ONU

Otro logro memorable de la Diplomacia Bolivariana de Paz, fue alcanzar el 17 de octubre pasado, un escaño en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), victoria que se consolidó gracias a la confianza de la mayoría de los Estados miembros. Venezuela se alzó con la obtención de 105 de los 193 votos.

Así las pretensiones de Washington de inmovilizar las relaciones diplomáticas de Venezuela con los países miembros de la ONU, fracasó una vez más y aunque la intimidación fue el arma para perseguir, los representantes de las naciones confiaron a Venezuela la defensa de los Derechos Humanos de los pueblos del mundo.

Este hecho tuvo su precedente en la defensa de la nación que ha sostenido el Gobierno Bolivariano ante la ONU y a ello se sumó el discurso de la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, durante la septuagésima cuarta asamblea anual del organismo del 27 de septiembre pasado, con un mensaje que se centró en develar las acciones de guerra no convencional aplicadas en el país y el trabajo minucioso del Estado para desarmarlas.

Además, Rodríguez, denunció nuevas formas de terrorismo económico que azotan a los pueblos y como Venezuela es el mejor ejemplo de ello con las medidas coercitivas y unilaterales, aplicadas por la Casa Blanca, que además utiliza al dólar como mecanismo de dominación y de terrorismo para las economías progresistas.

“Hemos tenido una gran victoria en la ONU, en Nueva York. Venezuela ha sido electa por el mundo para un puesto permanente en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Victoria de la diplomacia de paz, de la diplomacia bolivariana”, Nicolás Maduro 17/10/2019.

Así, Venezuela daba cuenta de la verdad de un país que se resiste a ser dominado por los poderes fácticos mundiales que sumisos a la Casa Blanca apuntan a generar condiciones de pobreza y desigualdad a los pueblos progresistas. Con esta victoria Venezuela estará defendendiendo durante dos años los Derechos Humanos de los pueblos humildes en la ONU.

El mundo dijo No More Trump

Otra victoria por la paz, fue la recolección de 13 millones de firmas para la campaña nacional e internacional, “No Más Trump, No more Trump”, que arrancó en el mes de agosto como protesta a la política injerencista y al vil bloqueo que sufre la nación.

La campaña antiimperialista le dio la vuelta al mundo y los movimientos progresistas de los cinco continentes se sumaron al sentimiento de paz y de hermandad que convocaba esta gesta emancipadora que daba cuenta de la rebeldía de mujeres y hombres que se resisten a la neocolonización.

La certificación de las firmas fue entregada el 27 de septiembre de 2019, por la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, al secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

La respuesta del pueblo fue el repudio al genocida, racista y xenófobo ataque de Donald Trump a las naciones libres y soberanas.

Relacionamiento de respeto y cooperación con el mundo

Las relaciones de Venezuela con potencias económicas y pueblos de América Latina y el Caribe siguen en avanzada y consolidación.

En ese orden, por ejemplo la República Popular China, el gigante asiático, mantiene relaciones de respeto, cooperación y complementariedad con nuestra nación y con una visión de la nueva geopolítica mundial y la autodeterminación de los pueblos.

Son 45 años de amistad entre ambas naciones que ratifican la confianza mutua y para ello los presidentes Nicolás Maduro y Xi Jinping, promueven el desarrollo común y la construcción de la comunidad del desarrollo humano para enfrentar los nuevos desafíos históricos.

Desde 1999, China y Venezuela reafirmaron su intención de cooperación con la firma del memorándum de entendimiento para la creación de un comité mixto de energía, la suscripción de un tratado con la protección de inversiones, la cesión de crédito para la exportación por parte del Banco de Desarrollo de China a nuestra nación, así como un acuerdo para el desarrollo de un programa para la construcción de viviendas.

Tecnología y la construcción de viviendas, así como el desarrollo de satélites como el Simón Bolívar y trabajos de envergadura en el sistema Metro, son parte de los acuerdos concretados y en ejecución con China. A esto se suma la explotación conjunta en la faja petrolífera del Orinoco, Hugo Chávez.

Venezuela transita libre soberana con las potencias mundiales como Rusia y Turquía y mantiene relaciones de cooperación mutua con Cuba, Nicaragua, las islas caribeñas y los países del ALBA y la Celac, para conformar un frente común contra la hegemonía imperial que ataca las economías como método de guerra para doblegar a los pueblos. Así va naciendo un mundo multicéntrico y pluripolar con el referente ideológico del Comandante Eterno Hugo Chávez y Venezuela se levantan las banderas de la victoria mediante la Diplomacia Bolivariana de Paz presente en la región y en el mundo.

Vicepresidencia 

 

Tags: , , , , , , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram