Venezuela recibe muestras de solidaridad en Bulgaria

En la sede del Partido Socialista Búlgaro de la ciudad de Plovdiv se realizó la conferencia titulada “Sanciones unilaterales: crímenes de lesa humanidad”, cuya organización estuvo a cargo del Sr. Viktor Prostov, presidente del Capítulo Plvdiv de la Asociación de Amistad Bulgaria – Venezuela, a la cual asistieron los miembros de esta organización y militantes de dicho partido.

Luego de las palabras de bienvenida por parte del joven dirigente del partido socialista de la región de Plovdiv, Todor Stoilov, la diplomática venezolana introdujo el tema de la conferencia, destacando que las sanciones económicas contra Venezuela han sido ampliadas y endurecidas desde 2015, con la primera orden ejecutiva de EE UU, cuyo objetivo es crear una crisis social para justificar un cambio forzado de Gobierno, lo que ha traído como consecuencia el sufrimiento del pueblo venezolano.

 

Señaló la Embajadora Caponi que “desde la llegada del Presidente Hugo Chávez en 1999, Venezuela ha resistido las agresiones de EE.UU. y sus aliados, tales como golpes de estado, violencia opositora, inflación inducida, ataques a la moneda nacional y amenazas de intervención militar. Sin embargo, el más grave de todos es el bloqueo financiero para asfixiar la economía de nuestro país con el fin de causar una crisis social que justifique un cambio arbitrario de Gobierno”.

 

“El control de los medios de comunicación y de las redes sociales ha hecho creer a algunos venezolanos y a algunos gobiernos, especialmente latinoamericanos y europeos,  que las sanciones económicas y el bloqueo solamente afectan a funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro. La campaña mediática de EE.UU. ha logrado esconder un devastador bloqueo al sistema económico de un país y, de alguna manera, ha logrado posicionar al gobierno estadounidense como el salvador en vez del verdugo”, expuso la Embajadora.

 

La diplomática venezolana presentó resumidamente el histórico del bloqueo financiero contra Venezuela, con el fin de revertir la matriz de opinión expuesta por los voceros de la oposición venezolana, quienes aseveran que el bloqueo inició solo a partir de 2019. Expuso que éste empezó con la orden ejecutiva del 9 de marzo de 2015, firmada por el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama, cuyo objeto fue ampliar las sanciones económicas emitidas por el Congreso de Estados Unidos del 10 de diciembre de 2014 contra el gobierno y el conjunto del país. Esta orden ejecutiva fue prorrogada en los siguientes años por Obama y su sucesor republicano, Donald Trump, hasta acumular un conjunto de prohibiciones al sistema financiero y económico venezolano.

 

La jefa de misión explicó concretamente las prohibiciones que se establecieron con el bloqueo económico y financiero a Venezuela, entre ellas destacó que se ejecutó la apropiación de recursos en dólares y otras monedas en bancos internacionales, por una cantidad que asciende a $ 5.470.030.645,30. También resaltó el bloqueo de activos financieros, capital, filiales y empresas asociadas a estatales venezolanas, principalmente la estatal petrolera PDVSA y sus filiales, como CITGO, la cual posee tres refinerías en Estados Unidos, una red de oleoductos y más de 5.000 gasolineras.

 

Asimismo, señaló que este bloqueo criminal limita a Venezuela en la adquisición de alimentos, medicinas y materia prima para la industria y desarrollo de la economía. Denunció que existen 25 pacientes venezolanos en Italia, a la espera del tratamiento médico suministrado por la Asociación de Trasplante de Médula ósea (Atmo), con un convenio financiado con recursos de Citgo, la filial de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en territorio de Estados Unidos, pero el gobierno venezolano no ha podido transferir los recursos a causa del bloqueo de los bancos y la confiscación ilegal de Citgo. 4 de estos pacientes, menores de edad, fueron trasladados a Cuba para garantizar la continuidad de su tratamiento. Sin embargo. A pesar de todos los esfuerzos que ha hecho el gobierno bolivariano para preservar la vida de estos venezolanos, han fallecido 4 de estos pacientes: Geovanny Figuera (6 años), Robert Redondo (7 años), Yeiderbeth Requena (8 años) y Erick Altuve (11 años), debido a la retención del dinero por parte del Novo Banco.

 

Para finalizar su intervención, la Embajadora Caponi enfatizó que la oposición y la prensa alineada a la derecha han posicionado exitosamente la matriz de que las sanciones no afectan a la población venezolana, sino que “congelan cuentas bancarias y bienes” de funcionarios gubernamentales, pero la realidad es que EEUU, como líder del sistema financiero internacional, ha ordenado que las reservas que le pertenecen al pueblo venezolano (chavistas y opositores por igual) sean retenidas por organismos financieros del mundo. “Debemos unirnos, los países que somos víctimas del bloqueo de EEUU y así luchar en contra de este flagelo, no podemos permitir que un país en el mundo pretenda imponer su autoridad en detrimento de los derechos humanos de los pueblos, irrespetando el derecho internacional y violando el principio de la autodeterminación”, agregó.

¡Trump desbloquea Venezuela! ¡Venceremos!

Con esta frase culminó la intervención de la Embajadora Caponi y se dio paso a la  intervención del Profesor Juan Miguel Díaz, quien destacó que la situación actual en el mundo es extremadamente peligrosa. “Estamos al borde de una guerra, al borde de un mar sangriento. Todo el sistema de relaciones internacionales se ve socavado por el emergente despotismo estadounidense que no respeta, al contrario, pisa los tratados y acuerdos existentes. Las sanciones se imponen por todas partes. Cada país está en peligro. Lamentablemente, por el momento, no vemos coordinación incluso entre los países directamente afectados por estas medidas. Y hay una necesidad de unificación entre ellos y entre todos los pacifistas, antifascistas e incluso ecologistas, porque no hay mayor amenaza para la naturaleza y la humanidad que la guerra. Necesitamos la coalición más amplia para disuadir a estos intrusos confesados de más y más sanciones. No se detendrán solos. Al no ver resistencia, se vuelven aún más agresivos, atacando a nuevos y nuevos países. Hay una necesidad de unidad entre todas la gente de buena voluntad en el mundo para impedir llevarnos al abismo”.

 

 

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram