Venezolanos brillan en China: Reinaldo Zerpa, con visión y estructura

Venezuela es una cuna de grandes talentos y, en el marco de esta realidad, la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en la República Popular China quiere rendir tributo y reconocer a todos los venezolanos y venezolanas que han destacado en la nación asiática.

Reinaldo Zerpa es una de las voces de la conciencia nacional que hace vida académica en China cursando una Maestría en Gerencia de la Ciencia e Ingeniería, en la Universidad de la Ciencia y Tecnología de Beijing. Tiene 28 años y nació en El Limón, Maracay, estado Aragua, y se tituló como Ingeniero Industrial de la Universidad de Carabobo. Constantemente está pensando en mejorar el campo académico y profesional para aportar nuevas ideas, técnicas y mejoras en Venezuela, y nos dice que en su escuela de Ingeniería Industrial hay un dicho: ‘siempre hay una manera mejor de hacer las cosas’.

La oportunidad de cursar una maestría en China le llegó cuando ya estaba en las aulas culminando estudios de una Especialización en Gerencia de la Calidad y la Productividad y no dudó en aventurarse intelectualmente en un nuevo destino. “China en la actualidad posee un gran avance en lo respectivo a la Investigación de Operaciones. Cada vez más ellos mejoran como país industrializado a través de diversos métodos las operaciones y servicios, en sus diferentes modalidades la cadena suministro”, explica sobre parte de los motivos que lo atraen del mundo académico chino.

En Venezuela se desempeñaba en el sector de Refinación Industrial de petróleo, un campo de estudio y profesional que va dirigido a las actividades de desarrollo y mejora de los proyectos Mayores y Menores que involucran las actividades IPC (Ingeniería- Procura- Construcción) a través de una estructura de trabajo. “Por esta razón el impacto de mis estudios en nuestro país sería dirigido hacia el proceso de mejora y transformación del sector industrial, impulsado en el uso de las Mejores Prácticas de Trabajo aplicadas al modelo de desarrollo nacional”.

Cultura del trabajo

Si hay un lugar donde las diferencias entre la cultura occidental y la china son dramáticas, es un aula de clases. No es de extrañar que la palabra favorita de este venezolano en China sea hui 会, que significa la capacidad de realizar una acción. “El estudiante extranjero en sus primeros inicios en China experimenta el impacto de la barrera del idioma chino. Pero nosotros, los estudiantes venezolanos con sangre de Libertadores, somos capaces de salir adelante y lograr nuestros objetivos”.

Este fenómeno chino donde trabajar duro es premisa también forma parte de las enseñanzas que ha adquirido en este año y medio viviendo, estudiando y haciendo vida en Beijing. “Lo más importante que he aprendido es que, a pesar de que este gran país durante su histórico, de transformación y desarrollo ha sufrido un gran impacto social, económico e industrial no deja de trabajar duro. Además de su complejidad en su estructura político administrativa permanece firme a su ideal e independencia, el valor del sentimiento nacional esta de primero y la transcendía generacional es imprescindible para seguir mejorando su productividad nacional”.

Sobre el proceso de estudiar y vivir en nuevas latitudes dice: “Usualmente pensamos más en las adversidades de nuestras decisiones y cuando se logra un objetivo muchas veces no lo valoramos. Por eso valoro el esfuerzo y la dedicación de muchas personas que permiten lograr la inmersión de estudiantes en China, la perseverancia y las ganas de hacer las cosas es que lo ha logrado el éxito de este mecanismo de cooperación”.

Él es parte de los venezolanos que brillan fuera de nuestras fronteras y, aunque todo espacio se queda pequeño para destacar quién es y qué hace por el país, buscamos que esta ventana nos convoque a la unión y a la esperanza de un futuro tan prometedor como el de este talento criollo de exportación. Embajada

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram