Movimiento Sociales de Venezuela se pronuncian en solidaridad con los colectivos de protección apostados en la Embajada de Venezuela en Washington

Ante las acciones del Gobierno de Estados Unidos cuyo presidente Donald Trump está frente al Golpe de Estado continuado contra la Revolución Bolivariana, los movimientos sociales agrupados en la plataforma de movimientos contra el bloqueo denunciamos:

Estados Unidos violenta reiteradamente el derecho internacional promoviendo y financiando un golpe de estado contra el gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro, aplicando sanciones criminales contra el pueblo venezolano y permitiendo a grupos fascistas de oposición seguidores de un títere “autoproclamado” a arremeter contra nuestras embajadas y personal diplomático.

Estas acciones ejemplifican el bloqueo y asedio que la política guerrerista del gobierno de Trump promueve en el mundo, en su voluntad de retomar la Doctrina Monroe para la región. El sabotaje a los servicios, ataques a las instalaciones, impedir la entrada de alimentos, paradójicamente por quienes lideran el discurso de falsa ayuda humanitaria, son evidencias de acciones violatorias de la carta de Naciones Unidas que deben tener sanción y repudio de las naciones del mundo.

Estas acciones fascistas tienen entre sus antecedentes, el ataque a la embajada de Cuba en Venezuela, durante las horas del golpe de estado contra nuestro presidente Hugo Chávez. País hermano que también es objeto de un bloqueo criminal por parte del gobierno norteamericano.

Los movimientos sociales venezolanos rechazamos las pretensiones del gobierno de Estados Unidos y de cualquier gobierno de otro país, de irrumpir en nuestras misiones diplomáticas, violando el artículo 22 de la Convención de Viena que claramente expresa que no pueden ser penetradas por agentes del Estado receptor sin el consentimiento del jefe de Misión.

En el caso de nuestra embajada en Estados Unidos, el gobierno constitucional que preside nuestro presidente Nicolás Maduro, solo ha autorizado a los activistas del Colectivo de Protección de la Embajada en Washington para entrar en nuestra sede.

Rechazamos la criminalización de los movimientos sociales que en el mundo están asumiendo la defensa de nuestras embajadas, en solidaridad con la Revolución Bolivariana y la Paz. Nuestras embajadas como símbolos de paz están bajo la jurisdicción de un gobierno y un pueblo libre y soberano, que en unidad cívico-militar enfrenta a un imperio salvaje que pretende adueñarse de nuestros recursos para la expansión del neoliberalismo, el fascismo y la guerra.

Destacamos el coraje y la valentía de los colectivos, Code Pink, Answer Coalition y Popular Resistance y a los compañeros que están dentro de la embajada, David Paul, Kevin Zeese, Margaret Flowers y Adrienne Pine, quienes de manera aguerrida han demostrado que la solidaridad es horizontal y constituye el creciente apoyo de la comunidad internacional en la actual coyuntura del país. Rechazamos de manera contundente las agresiones que han sufrido estos héroes y heroínas por
parte de la Policía Federal de Washington D.C. y lacayos venezolanos, impidiendo el ingreso de comida, agua y medicamentos.

Ratificamos nuestra solidaridad activa con los movimientos y colectivos norteamericanos que defienden el derecho a la paz, ante un gobierno que pretende enrumbarnos en una guerra global y fratricida arriesgando la vida en el planeta.
Hacemos un llamado a la solidaridad internacional y al rechazo al bloqueo contra la República Bolivariana de Venezuela.

Acompañamos a nuestro presidente Nicolás Maduro en sus reiteradas convocatorias a un diálogo nacional y saludamos las iniciativas internacionales que apoyan el principio de autodeterminación de los pueblos.

Somos un pueblo de paz que defiende su soberanía y su derecho a construir un modelo alternativo y solidario al capitalismo, somos los hijos e hijas de Bolívar y Chávez.

#TrumpUnblockVenezuela
#TrumpDesbloqueaVenezuela
#Love4EPC

Descargue aquí el comunicado en PDF

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram