Siria: las consecuencias de las guerras del imperialismo

En el marco de la Guerra en Siria, en el año 2013, militantes del Frente Al Nusra, apoyados por el gobierno estadounidense atacaron la localidad de Malula, uno de los centros cristianos más antiguos del mundo que todavía conserva el arameo como lengua.

El ensañamiento contra los templos religiosos, dejaron en completa ruina la histórica localidad, gran parte de la población fue desplazada y se contabilizaron más de un centenar de heridos.

Este domingo, el canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, expuso a través de su cuenta Twitter @jaarreaza, las profundas consecuencias derivadas de este ataque, muestra de los estragos que ocasionan las políticas coloniales y el imperialismo.

“En Siria comprobamos lo injustas y criminales que son las guerras. Las secuelas de destrucción y el dolor son profundas. Observen como en la localidad de Malula terroristas apoyados por los imperialistas destruyeron los más antiguos templos cristianos, hoy en reconstrucción”, publicó el Canciller.

Las pérdidas humanas de la guerra en Siria oscilan el medio millón de vidas, según el recuento elaborado por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. De este balance, solo 353.935 personas han sido identificadas, de las cuales 106.390 son civiles, 19.811 menores y 12.513 mujeres.

Siria: las consecuencias de las guerras del imperialismo.

Tags:

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram