Sindicato francés condena injerencia en los asuntos internos de Venezuela

En los próximos días, el sindicato francés CGT-Agri, que representa a empleados en el sector agrícola, tiene previsto aprobar un proyecto de moción sobre la situación política en Venezuela, a través del cual “condena el reconocimiento del presidente autoproclamado por parte de Francia” y rechaza la “indiscutible e inadmisible injerencia en los asuntos internos” de nuestro país por parte del imperio estadounidense.

En el marco del debate del proyecto, el sindicato invitó al Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Francia, Michel Mujica, en horas de la mañana del día de hoy (28 de marzo), a explicar la situación que vive actualmente nuestro país.

En ese sentido, el Embajador Mujica informó a miembros de este sindicato sobre las agresiones en contra de nuestro país y sobre las consecuencias del bloqueo económico y las sanciones coercitivas unilaterales contra el pueblo venezolano.

Asimismo, el máximo representante diplomático venezolano en este país denunció la violación flagrante del Derecho Internacional por parte del imperio estadounidense, que incluyen los repetidos ataques en contra del Sistema Eléctrico Nacional.
Tras haber escuchado los argumentos del diplomático venezolano, el sindicato CGT-Agri debatirá en los próximos días la aprobación de dicho proyecto de moción, mediante el cual también hace un llamado a una “solución política” y al “diálogo y el respeto a través de mecanismos democráticos” en Venezuela.
A continuación, traducción no-oficial del proyecto de moción que será debatido por miembros del sindicato en los próximos días:
«La CGT-Agri condena el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino por parte del presidente Macron; nosotros apoyamos una solución política en el marco del diálogo y el respeto a través de mecanismos democráticos.

Este reconocimiento parece seguir peligrosamente la política belicosa de Donald Trump y es una verdadera e inadmisible injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

La CGT-Agri sigue con mucha preocupación la situación en Venezuela que empeora cada día a causa de los efectos nefastos de la guerra económica y acciones de sabotaje en el interior del país.

Desafortunadamente la CGT-Agri conoce bastante bien este proceso de derrocamiento de presidentes legalmente electos en Latinoamérica en los últimos años, cuya política no conviene a los intereses de los Estados Unidos. Estos Golpes de Estado “institucionales” les permite retomar el control sobre la economía y las riquezas de los países de América Latina.

Donald Trump continúa afirmando que todas las opciones son viables, incluyendo una intervención militar y por lo tanto una guerra civil. ¿Todos estos gobiernos “democráticos” que siguen la política de Donald Trump también están listos a asumir la responsabilidad de un futuro baño de sangre?»

París, jueves 28 de marzo de 2019

 

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram