Venezuela exige al Consejo de Seguridad pronunciamiento claro que condene uso de la fuerza militar

Sobre la base de la responsabilidad primordial del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante este organismo multilateral, Samuel Moncada, cuestionó este jueves la negativa del gobierno estadounidense a aprobar una resolución que prohíba el uso de la amenaza de la fuerza en el caso venezolano.

“¿Saben por qué no lo hacen? Porque el presidente (Donald) Trump sigue amenazando públicamente al pueblo venezolano con la ‘opción militar’. Es inmoral e irresponsable que se permita extorsionar a todo un pueblo en total violación del derecho internacional y de la Carta de esta Organización”, dijo el diplomático durante la consideración de los borradores de resolución del principal órgano de las Naciones Unidas sobre “la situación en la República Bolivariana de Venezuela”.

En su rigurosa intervención, el embajador Moncada exigió al Consejo de Seguridad un claro pronunciamiento condenando y prohibiendo el uso de la fuerza militar, en todas sus formas y maneras en contra de Venezuela.

Alertó, en este contexto, sobre los intentos del gobierno norteamericano de inducir una “guerra indirecta y mercenaria” con grupos irregulares armados en el país suramericano.

Del mismo modo, denunció que voceros de la administración de Donald Trump hilvanan actualmente una narrativa acerca de una cantidad absurda de supuestos desertores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), con el objetivo de justificar la conformación de un denominado “Ejército de Liberación de Venezuela” en territorio colombiano.

“Todo con la intención de infiltrarse en nuestro país y destruir la paz de nuestra nación. Los organizadores de este grupo armado criminal, hacen alarde público en los medios de comunicación de Colombia con total impunidad”, advirtió.

La complicidad del Reino Unido

El Representante Permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas denunció, igualmente, la complicidad del Reino Unido en los planes belicistas de Washington contra Caracas.

En este sentido, reveló que el gobierno británico ubicó el pasado sábado un barco de guerra a unas 40 millas de la República Bolivariana, cuya presencia en el lugar aún no ha podido ser justificada.

“Por esa misma razón, los Estados Unidos hicieron alarde de movimiento de tropas en territorio colombiano, cerca de nuestra frontera, al mismo tiempo que amenazaban de muerte a nuestro Jefe de Estado”, enfatizó.

El Embajador venezolano también evidenció la guerra económica de que –argumenta- es objeto el país petrolero, la cual constituye una flagrante violación a la Carta de las Naciones Unidas.

“Es ilegal que se cometan actos de guerra económica contra nuestro país, violando los derechos humanos de nuestro pueblo, usándolo como rehenes en una política de crueldad calculada, en total violación de la Carta de las Naciones Unidas, y al mismo tiempo, se oculte la responsabilidad de los principales agentes del crimen, es decir, los gobiernos de los Estados Unidos y del Reino Unido”, detalló.

El diplomático advirtió, además, la “masiva operación de extorsión” contra los países que están comerciando legalmente con Venezuela.

“Este Consejo de Seguridad debe velar por el cumplimiento del derecho internacional frente al uso de las instituciones económicas internacionales como arma de destrucción masiva por parte de los Estados Unidos y el Reino Unido”, agregó.

El territorio colombiano como plataforma para la agresión

El embajador Samuel Moncada criticó el silencio de la comunidad internacional ante los actos violentos que ocurrieron el pasado fin de semana desde territorio colombiano hacia territorio venezolano.

“Ese aspecto de la violencia internacional, que es responsabilidad de este Consejo de Seguridad, ha sido ignorado deliberadamente. El gobierno de Colombia hasta hoy no ha presentado los protocolos y las fotografías que amenazó hace varios días para probar que se trataba de una ‘operación humanitaria’ y no de una operación de agresión”, complementó en referencia a los hechos que se produjeron en la frontera colombo-venezolana, cuando se intentó forzar el ingreso a Venezuela de una supuesta “ayuda humanitaria” que había sido denunciada en Caracas como una fachada para intervenir el país bolivariano.

El embajador Moncada recalcó que la República Bolivariana de Venezuela mantiene actualmente en un estado de paz, preservada por el gobierno del presidente Nicolás Maduro, y demandó al Consejo de Seguridad la defensa de los principios de la Carta fundacional de la ONU: el respeto a la soberanía, a la independencia política, a la integridad territorial, a la no intervención en los asuntos internos, al derecho a la autodeterminación de los pueblos, a la igualdad jurídica de los Estados y al derecho a la paz.

Tags: , ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram