Círculo Bolivariano de París y del Colectivo ALBA-TCP France rechaza posición injerencista del gobierno de Donald Trump

Los miembros del Círculo Bolivariano de París y del Colectivo ALBA-TCP France queremos expresar nuestro mas total rechazo a la posición Imperialista del gobierno de Trump , quien ha decidido continuar su línea de injerencia imperial decadente, esta vez organizando, financiando y apoyando públicamente un Golpe de Estado « internacional »contra Venezuela.

Trump reconoce a un venezolano desconocido hasta hace unos meses (pero activo participante de las violencia de la derecha opositora del 2017) y que hace unos poco días se impuso como presidente de una Asamblea Nacional – declarada por el Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela en desacato desde el 2015 – y que el 23 de enero del 2019, en la plaza de Chacao (zona del este del Edo. Miranda y barrio comercial) como el Presidente legitimo de Venezuela, en un acto carente de legitimidad jurídica nacional e internacional.

Pero Trump no reconoce la voluntad popular de más de 8 millones de venezolanas y venezolanos establecido por la Constitución de 1999 y que participaron en las elecciones presidenciales del 20 de mayo 2019 para escoger por voto secreto, libre, universal y directo, bajo un marco y clima de Democracia Participativa al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en el cual con mas del 67% fue electo como Presidente (2019-2025) a Nicolas Maduro Moros.

Al acto de toma de posesión del Presidente Nicolas Maduro Moro, el 10 de enero del 2019 asistieron las Delegaciones de 124 países y de diversos organismos internacionales. (El Ministro Han Changfu enviado por el presidente Xi Jinping, el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, Juan Manuel Nungaray, representará al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohammed Sanussi Barkindo, el ministro de Defensa de la República Islámica de Irán, Amir Hatami, La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Gleisi Hoffmann, Daniel Ortega Presidente de la República de Nicaragua, el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, el Canciller de Antigua y Barbuda, Everly Paul Chet Green, El mandatario salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, el vicepresidente de Turquía, Fuat Oktay, El mandatario boliviano Evo Morales, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, entre algunos de la amplia representación de países del mundo.)

Trump, su gobierno y los intereses transnacionales solo desean colocar un « gobierno títere » para poder tener acceso sin limitación y para su solo consumo a: la primera reserva de petróleo del mundo, a la quinta mina de oro del mundo, a la cantidad de minerales estratégicos, al los volúmenes enormes de agua dulce, al espacio de bosques y selva que se encuentran en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela.

Milles de organizaciones sociales del mundo, partidos políticos progresistas de izquierda e incluso representantes de partidos de centro-derecha han mantenido desde hace muchos años un respaldo a la República Bolivariana de Venezuela, convencidos del principio fundamental de autodeterminación de los pueblos, soberanía e independencia y No injerencia en los asuntos internos de ningún país. Dentro del clima de multipolariadad ECONOMICA Y POLITICA que debe prevalecer en el mundo, Trump con su gobierno quiere imponerse como único actor económico, financiero, político y militar del mundo.

La solidaridad de otros pueblos con Venezuela no sólo es un deber moral, sino que se basa en dos fundamentos jurídicos: primero, una responsabilidad, porque los pueblos son los soberanos, lo que los hace responsables. Pero especialmente debido a la indivisibilidad de la ley, lo que significa que cuando uno permite su violación contra otro, se permite contra uno mismo.
Por supuesto, esto no permite cambiar un Estado en lugar de su pueblo, el principio de no injerencia no puede tener una excepción a voluntad, pero puede haber campañas de opinión, opciones de relaciones diplomáticas tanto en relaciones bilaterales como en instituciones regionales e internacionales.

Así como lo estable el derecho internacional y los principios jurídicos el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, anuncia que, como Jefe de Estado y Jefe de Gobierno, ha decidido romper relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno de Estados Unidos, pocos minutos después de que el presidente de ese país, Donald Trump, emitiera una declaración reconociendo a Juan Guaidó como “presidente interino” de Venezuela.

Los miembros del Círculo Bolivariano de París y del Colectivo ALBA-TCP France expresamos que el Gobierno legitimo del Presidente Nicolas Maduro Moro posee todo el derecho de tomar las acciones políticas que resguarden y respeten la primera base de toda Nación. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela preve en el Artículo 232. El Presidente o Presidenta de la República es responsable de sus actos y del cumplimiento de las obligaciones inherentes a su cargo. Esta obligado u obligada a PROCURAR LA GARANTIA DE LOS DERECHOS Y LIBERTADES DE LOS VENEZOLANOS Y VENEZOLANAS, ASI COMO LA INDEPENDENCIA, INTEGRIDAD, SOBERANIA DEL TERRITORIO Y DEFENSA DE LA REPUBLICA.

Finalmente hacemos un llamado a todos los movimientos de la solidaridad internacional, a los partidos políticos, a las organizaciones sindicales, a los representantes de los organismos internacionales miembros de las naciones unidas y a los gobiernos del mundo a rechazar categóricas e incondicionalmente este nuevo acto Imperialista del gobierno de Trump , quien ha decidido continuar su línea de injerencia imperial decadente y quien esta vez ha organizando, financiando y apoyando públicamente un Golpe de Estado « internacional »contra la República Bolivariana de Venezuela.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram