Gamal Abdel Nasser, figura decisiva en el mundo árabe

Gamal Abdel Nasser es reconocido como impulsor del socialismo árabe y del panarabismo. Fue militar, político y presidente de Egipto desde 1954 hasta 1970.

Nació en Alejandría el 15 de enero de 1918. Desde muy joven se vinculó a las manifestaciones antibritánicas y antimonárquicas, razón por la cual fue acusado de conspiración y enviado a la cárcel por primera vez a los 17 años. A partir de 1937 inició estudios en la Academia Militar de El Cairo. Siendo comandante, participó en la primera guerra árabe contra Israel, en 1948, donde el ejército árabe fue derrotado.

Esta experiencia y el descontento por la incompetencia y corrupción ejercida por el rey Faruq I lo llevó a formar en 1949 la organización revolucionaria denominada Oficiales Libres, con la cual el 23 de julio de 1952 derrocan al monarca y proclaman la República Árabe de Egipto.

Fue elegido Presidente el 23 de junio de 1956. Trabajó por reivindicar el significado de la identidad del país que se había perdido tras la II Guerra Mundial. Para ello, alzando las banderas del socialismo árabe y del panarabismo, inició una lucha contra el modelo económico neocolonial impuesto por Occidente en su país y en toda la región.

Nasser, responsable de la fundación del partido gubernamental, al que llamó, Unión Socialista Árabe, implementó durante su mandato presidencial una serie de reformas socialistas que conllevaron cambios fundamentales al Estado egipcio y a elevar el nivel de vida del pueblo, entre ellas la nacionalización del Canal de Suez y de la banca, expropiación a los terratenientes, gratuidad de la educación, organización de la seguridad social y desarrollo de una política de industrialización y modernización del país a través de la explotación de sus propios recursos.

Con tan sólo poner sobre la mesa el tema de la nacionalización del Canal de Suez Francia, Gran Bretaña e Israel invadieron Egipto, pero debieron retirarse por la presión ejercida por Estados Unidos y Unión Soviética.

En 1967, tras la derrota militar de los árabes frente a Israel en la Guerra de los Seis Días, Nasser renunció a la presidencia, pero volvió tras multitudinarias manifestaciones de respaldo de su pueblo.

Gran parte del cambio en Egipto se atribuye a un solo hombre: Gamal Abdel Nasser, quien fue uno de los líderes más fuertes de Medio Oriente del siglo pasado. Se enfrentó a las superpotencias del mundo, insistió en mantener a Egipto independiente de la influencia estadounidense y rusa, concentrándose en hacer a su nación fuerte de nuevo.

Trabajó para proporcionarle a la gente libertad, riqueza y estabilidad. Al tiempo que trató de unir a las naciones árabes y siguió alentándolas a actuar como un grupo porque pensaba que tenían demasiado en común para no trabajar juntas.

El profesor Reinaldo Bolívar, en su libro África Revolucionaria, se refiere a Nasser como un gran visionario y estadista que se encaminó hacia la unidad regional para alcanzar el desarrollo:

Nasser se convirtió en el gran líder árabe de la época. Su panarabismo se materializó en enero de 1958, con la creación de la República Árabe Unida (RAU), producto de la unión de Egipto con Siria. Para Nasser, la RAU estaba llamada a ser la primera piedra de una gran nación árabe que acabaría con las fronteras artificiales impuestas por la descolonización.

La personalidad de Nasser lo llevó a ser considerado uno de los líderes más influyentes del siglo XX, aunque no a todos les gustaba, porque sus acciones podían afectar intereses particulares; algunos líderes árabes temían que incitara a su pueblo a la revuelta; los soviéticos temían no poder controlarlo; a los estadounidenses les preocupaba que Nasser los volviera contra todo el Medio Oriente y los israelíes temían que Nasser fuera el único hombre que realmente pudiera unir a las naciones árabes contra ellos. Sin embargo, todos, desde sus amigos hasta sus enemigos, respetaron su coraje, su idealismo y su dedicación al pueblo egipcio.

Nasser murió en El Cairo el 28 de septiembre de 1970 al sufrir un infarto al corazón.

Janite Fuentes/ Observatorio de medios del Centro de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram