Gobierno Bolivariano

Consejo Laboral de Vancouver se opone a intervención Canadiense en los asuntos de Venezuela

El Consejo Laboral de Vancouver y Distrito (VDLC), rechazaron mediante una carta enviada al Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, las agresiones y sanciones impuestas a la República Bolivariana de Venezuela por parte de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.Este tipo de coacciones son “imprudentes, peligrosas y perjudiciales para los esfuerzos diplomáticos, que son el mejor camino para resolver los conflictos”, reza la misiva, exigiendo una participación diplomática y pacífica al gobierno canadiense.

El Consejo Laboral de Vancouver reconoce el apoyo político que ha brindado Canadá al presidente Donald Trump, para socavar la economía venezolana, quienes también han impuesto sanciones que golpean a la clase obrera y trabajadora.

“Si bien las sanciones de Canadá han sido mucho más limitadas que las de la administración Trump, han fungido como apoyo ,para las acciones y amenazas más extremas”, señalaron.

Cabe destacar, que el padre del actual Primer Ministro, Pierre Elliot Trudeau, mantuvo un curso independiente de las relaciones internacionales de Canadá, especialmente en los casos de la República de Cuba y la República Popular de China, contribuyendo así a la promoción de la paz mundial.

El VDLC aboga por el fomento de una política independiente y “se opone sin reservas a la intervención en los asuntos venezolanos, ya sea militar, o en cualquier forma de apoyo a un golpe de Estado u otro intento antidemocrático de cambio de régimen.

Actualmente representa a unas 60 mil trabajadoras y trabajadores, afiliados en más de 100 sindicatos en la comunidad en la ciudad de Vancouver, provincia de la Columbia Británica, Costa oeste de Canadá. Sus miembros son trabajadores en tiendas de alimentos, muelles, servicios públicos, construcción, entre otros sectores.


Carta enviada por el  Consejo Laboral de Vancouver

Su excelencia Primer  Ministro Justin Trudeau,

Escribo en nombre del Consejo del Distrito Laboral de Vancouver, somos aproximadamente 100 sindicatos locales afiliados y más de 60.000 miembros, acerca del comentario alarmante hecho por el presidente de los EE.UU. recientemente sobre el hecho de que sería posible una intervención militar en la República Bolivariana de Venezuela.

 Instamos a su gobierno a oponerse vigorosamente a cualquier sugerencia en este sentido.

 Este tipo de comentarios imprudentes son peligrosos y perjudiciales para los esfuerzos diplomáticos, que son el mejor camino para resolver los conflictos.

 Estos comentarios fueron hechos como un precursor de la acción aún más reciente del gobierno de Trump para agregar a Venezuela a la lista de estados patrocinadores del terrorismo, una decisión que parece infundada.

 También vienen junto con una campaña tendenciosa para socavar la economía de Venezuela; desafortunadamente, el gobierno de Canadá también ha impuesto sanciones en este caso. Estas sanciones principalmente golpean a la clase obrera y a los pobres. Además, si bien las sanciones de Canadá han sido mucho más limitadas que las de la administración Trump, han actuado como apoyo político para las acciones y amenazas más extremas de Trump.

 Recordamos el curso independiente de relaciones internacionales trazado por su padre, Pierre Elliot Trudeau, en el caso de países como Cuba y China, y la contribución que este tipo de curso puede tener para promover la paz mundial.

 Hoy, pedimos al gobierno de Canadá que establezca una política independiente con respecto a Venezuela; una que defienda el diálogo, la diplomacia y el respeto por la soberanía nacional y la autodeterminación, en lugar de la interferencia económica y las amenazas. Nos oponemos sin reservas a la intervención en los asuntos venezolanos, ya sea militar, o en cualquier forma de apoyo a un golpe de Estado u otro intento antidemocrático de “cambio de régimen”.

 Atentamente,

 Stephen von Sychowski

 

 

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram