Consulado de Venezuela en Milán abrió libro de condolencias partida física de Alí Rodríguez Araque

El Consulado General de Venezuela en Milán abrió el libro de condolencias por la muerte de Alí Rodríguez Araque, un grande de la historia de Venezuela, un grande del proceso revolucionario que inició Hugo Rafael Chávez Frías y sigue el presidente Nicolás Maduro Moros.

Rodríguez Araque, “El Comandante Fausto”, líder guerrillero de los 70, dejó un legado signado por su coraje, su valentía, pero también por sus conocimientos y sus ideas que puso hasta su último aliento al servicio de la Revolución Bolivariana, al servicio de una Venezuela promisoria, la Venezuela independiente que todos queremos y anhelamos.

Con esas palabras, el doctor Gian Carlo Di Martino, reconoció al prominente revolucionario, en la sede de la delegación diplomática que representa en la conocida metrópolis italiana. “En Alí tenemos un aprendizaje, un buen ejemplo a seguir, sobre todo, por parte de las nuevas generaciones que aspiran a un país libre, soberano, sin ataduras imperiales”, dijo.

Alí Rodríguez, quien cumplía funciones de embajador en Cuba, no sólo empuñó las armas en defensa de la patria, sino también libros y así se graduó de abogado, en economía. Y ese conocimiento le valió para desempeñarse en diversos cargos como diputado, ministro de Economía, presidente de Pdvsa, y secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). “Siempre estuvo a la altura del compromiso que le asignó a el comandante Chávez, siempre cubrió sus expectativas de ese otro Gigante, ahora ambos en el cielo, en otro plano”, señaló el doctor Di Martino.

El presidente Maduro, la primera combatiente, Cilia Flores, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, el fiscal general, Tarek William Saab, entre otras autoridades, le rindieron honores en la Cancillería.

“Así lo recuerdo aquel 19 de abril de 1979 en la Plaza el Venezolano y luego seguimos escuchando de Alí cuando por motivos políticos ideológicos le tocó encabezar el proyecto Tendencia Revolucionaria (TR), una pequeña organización de cuadros muy comprometidos, muy bien formados y que lo daban todo por construir un nuevo movimiento revolucionario unitario”, recordó el jefe del Estado venezolano.

“Alí Rodríguez Araque, se convirtió en ejemplo de militantes revolucionarios, un ejemplo de hombre de bien, de compromiso, de valentía desde su más temprana edad”, dijo el presidente Maduro en capilla ardiente desde el salón Simón Bolívar de la Casa Amarilla Antonio José de Sucre, en Caracas.

“Alí Rodríguez Araque era un hombre firme, integro, de convicciones y sencillo, una condición natural e inherente a un revolucionario, a un combatiente, a un comandante”, señaló el cónsul.

“Vuela alto de la mano de nuestro Comandante Eterno, camarada Alí”, concluyó Di Martino después de destacar las sinceras y emotivas palabras del presidente Maduro en el tributo al honorable Comandante Fausto. Consulado

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram