Gobierno Bolivariano

MNOAL respalda informe sobre las repercusiones negativas de las medidas coercitivas unilaterales

El comisionado presidencial para los asuntos del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), Samuel Moncada, expresó en nombre de los 120 Estados miembros del Movimiento que acogen el informe del Comisionado Especial, Idriss Jazairy, en el que se destacan las repercusiones negativas de las medidas coercitivas unilaterales en los Estados afectados por estas medias violatorias del derecho internacional y de la Carta de la ONU.

En este sentido el embajador, Samuel Moncada, ratificó en nombre del MNOAL la oposición a todas las medidas coercitivas unilaterales, incluidas aquellas empleadas como instrumentos de presión política, económica o financiera contra cualquier país, tal como se acordó durante la XVIII Conferencia Ministerial de Mitad de Período, celebrada en abril de 2018, en Bakú, República de Azerbaiyán.

“Reafirmamos que bajo ninguna circunstancia se puede privar a un pueblo de sus propios medios de subsistencia y desarrollo, en este sentido, expresamos nuestra preocupación por la continua imposición de tales medidas, las cuales entorpecen el bienestar de la población en los países afectados y crean obstáculos para el pleno ejercicio de sus derechos humanos”, expresó el diplomático venezolano.

Asimismo, los Estados miembros del MNOAL destacaron que las medidas coercitivas unilaterales constituyen un mecanismo arbitrario que socava el pleno desarrollo de un orden democrático internacional genuino, que puede conducir al deterioro y violación de la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y los derechos humanos; así como la amenaza del uso de la fuerza, la presión y el uso de medidas coercitivas como medio para alcanzar objetivos de políticas nacionales.

Por otra parte, en su capacidad nacional, el embajador de la República Bolivariana de Venezuela, Samuel Moncada, destacó el hecho de que las medidas coercitivas unilaterales generan miles de muertes silenciosas, socavan las capacidades y la soberanía de los Estados afectados y alteran el desarrollo de más de un tercio de la población mundial.

Al respecto, el embajador Moncada realizó un llamado a la total e inmediata derogación de tales medidas, ya que constituyen una flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas y de las normas del derecho internacional.

Finalmente, el Diplomático ratificó el apoyo del Gobierno Bolivariano a los esfuerzos a favor de la elaboración de una Declaración de la Asamblea General sobre “Medidas Coercitivas Unilaterales y Estado de Derecho” y del establecimiento de un registro de las Naciones Unidas sobre las Medidas Coercitivas Unilaterales existentes a la fecha, a fin de garantizar que se difunda el verdadero alcance de estas políticas criminales. /Yeniree Daza

 

Tags: ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram