Nicaragua y Venezuela defienden su soberanía

La Organización Trabajadores Unidos de Washington DC, bajo la dirección del afro panameño Arturo Griffiths y Jaime Cruz, organizó junto a la Organización de Jóvenes Afro latinos un conversatorio denominado ¿Qué está pasando en América Latina?, con el propósito de dialogar sobre los procesos políticos, democráticos y sociales puestos en marcha en la región en contra el unilateralismo y las políticas neoliberales actuales en las Américas.

El panel contó con la participación del embajador de Nicaragua en Estado Unidos, Francisco Campbell, y el cónsul general de la República Bolivariana de Venezuela Jesús “Chucho” García, ambos diplomáticos con una larga trayectoria en defensa de los derechos de los afrodescendientes en América Latina, desde los años noventa hasta la actualidad.

Francisco Campbell, testigo de la intervención militar estadounidense en la Costa Atlántica de Nicaragua en la época de Reagan, expresó enfáticamente el rechazo del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y el pueblo en general ante las nuevas formas de intervención de Estados Unidos en los últimos meses en Nicaragua, donde utilizando grupos paramilitares han desencadenado la violencia con el apoyo de las bases militares que operan desde Honduras y Costa Rica.

Por su parte, el cónsul García en su intervención recordó que tales tácticas también fueron utilizadas por la oposición de extrema derecha en el año 2017 en Venezuela, dejando un saldo considerable de víctimas fatales. A su vez destacó que el Gobierno Bolivariano ante tales eventos respondió justa y democráticamente con tres procesos electorales que le permitieron consolidar la paz.

El embajador Campbell, explicó a los presentes que es importante conocer cómo estás estrategias van acompañadas de una narrativa mediática sesgada y manipulada contra el gobierno democrático de Daniel Ortega en los Estados Unidos a fin de generar un discurso propicio para pasar a la fase del bloqueo económico como está ocurriendo en Venezuela con las sanciones.

En ese sentido, García enfatizó que Venezuela ha estado bajo ese asedio desde hace cuatro años, desde el decreto del ex presidente Obama que declara al país “como una amenaza inusual para los EE.UU”, siendo víctima de medidas coercitivas unilaterales como nunca antes se había hecho contra un país en América Latina a excepción del bloqueo contra Cuba que lleva más de medio siglo.

En el caso concreto de Venezuela García afirmó que “lograron que un grupo de militares venezolanos se reunieran con un sector político militar de EE.UU junto al secretario general de la OEA, para intentar dar un golpe militar sangriento contra Venezuela tal como lo develó recientemente el New York Times”, en vista de que “Ni Nicaragua, ni Venezuela, ni Bolivia son Repúblicas bananeras y menos cachorros del imperio”.

Ambos diplomáticos exigieron la salida de las setenta y un bases militares apostadas en América Latina y el Caribe e hicieron un llamado de alerta a las organizaciones de solidaridad de Estados Unidos a unirse una campaña contra la intervención política, económica y militar contra Nicaragua y Venezuela.

Finalmente, lamentaron que la actual administración de Ecuador, permita de nuevo la apertura de la Base militar de Manta que el gobierno del presidente Rafael Correa había expulsado de ese país. Embajada

Tags: ,

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram