Liga Internacional de Lucha de los Pueblos condena intento de asesinato del Presidente Nicolás Maduro

El Comité Internacional de Coordinación La Liga Internacional de Lucha de los Pueblos (ILPS), envió un comunicado a la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Filipinas, mediante el cual condenan en los términos más enérgicos el intento de asesinato del Presidente Nicolás Maduro el 4 de agosto de 2018 en Caracas, utilizando drones cargados con explosivos.

En la misiva, esta organización expresa: “Nos unimos a todas las fuerzas antiimperialistas y democráticas de todo el mundo y a todos los gobiernos progresistas de América Latina que condenan este despreciable acto terrorista.

Extendemos nuestra simpatía y solidaridad con el Presidente Maduro, con el pueblo y el gobierno de Venezuela y respaldamos su firme determinación de defender la soberanía nacional, preservar los logros que se han alcanzado en la realización de programas sociales y económicos patrióticos y progresistas y defender el país y el pueblo contra el sabotaje económico, las provocaciones violentas y las amenazas de agresión y cambio de gobierno por parte del imperialismo estadounidense y sus títeres.

El presidente Maduro se ha ganado la ira de los Estados Unidos y de los reaccionarios locales por defender el legado de Hugo Chávez en la implementación de reformas sociales y económicas que benefician a las amplias masas populares, particularmente a las masas de trabajadores y campesinos.

El imperialismo estadounidense no puede perdonar a Chávez y Maduro por nacionalizar la industria petrolera que ambiciona codiciosamente. Asimismo, la oligarquía local no puede perdonar a Chávez y Maduro por usar las ganancias del petróleo para construir escuelas, hospitales, viviendas de bajo costo y otros programas progresivos para las amplias masas populares.

Estados Unidos y los reaccionarios locales intentaron muchas veces en el pasado derrocar a Hugo Chávez, pero fracasaron por el apoyo del pueblo. Han continuado con sus viciosos intentos de derrocar a Maduro a través de sanciones comerciales, sabotaje económico, acciones callejeras violentas y conspiraciones golpistas. Habiendo fracasado en esto, ahora han cambiado al asesinato.

La investigación inicial del gobierno venezolano señala que Estados Unidos y el gobierno colombiano tienen una participación directa en el intento de asesinato. El presidente colombiano Juan Manuel Santos, en una entrevista reciente con Agence France Press, dijo que “los días de Maduro están contados” y que “ese régimen tiene que caer”. En mayo de 2017, Trump declaró en una conferencia de prensa conjunta con el presidente Juan Manuel Santos que iba a “arreglar” a Venezuela con la ayuda de países como Colombia.

Estados Unidos y los reaccionarios locales no se detendrán hasta que logren su objetivo. El gobierno y el pueblo venezolano deben permanecer atentos y militantes y estar preparados para ataques aún más crueles de estas fuerzas malvadas que se han desesperado por sus fracasos previos en la creación de la desestabilización, el caos y el terror blanco.

Nuevamente condenamos el reciente intento de los Estados Unidos y los reaccionarios locales en Venezuela de derrocar a la República Bolivariana de Venezuela y revertir la orientación bolivariana patriótica y progresista de ese gobierno. Extendemos nuestra solidaridad al gobierno y pueblo venezolano y apoyamos su derecho a la autodeterminación nacional y a trazar su propio curso de desarrollo independiente”.

Temas: Rechazos al Magnicidio Frustrado.

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram