El Vaticano honra la memoria del maestro José Antonio Abreu

La Embajada de la República Bolivariana de Venezuela ante la Santa Sede, conjuntamente con las representaciones diplomáticas venezolanas ante Italia y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), organizaron una eucaristía para enaltecer la memoria del maestro José Antonio Abreu, fundador del Sistema Nacional de Coros y Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, con motivo de su sentido fallecimiento.

La eucaristía, que fue celebrada en la Basílica di San Lorenzo in Damaso en la ciudad de Roma, contó con la presencia del Embajador acreditado de Venezuela ante la Santa Sede, Germán Mundaraín Hernández; así como del Embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante Italia, Isaías Rodríguez Díaz; y del representante permanente ante la FAO, Elías Eljuri.

También asistieron, funcionarios diplomáticos y empleados locales de las referidas embajadas, así como académicos, intelectuales, religiosos y amigos de las tres Misiones Diplomáticas de Venezuela con sede en Roma.

De igual manera, el máximo representante venezolano ante la Santa Sede, agradeció a los presentes por la asistencia en la ceremonia y al mismo tiempo destacó que “el maestro José Antonio Abreu fue un ser extraordinario. Tuvo la capacidad de enfrentar los retos que se planteó a favor de los desposeídos. Gracias a eso, muchos niños y jóvenes estuvieron a salvo de los peligros de la calle”.

Mundaraín, igualmente destacó que “Abreu siempre logró que todo niño pudiera recibir un instrumento y educación musical gratuita. Fue un hombre discreto, inteligente y humano. Nos dio a todos la posibilidad de soñar. También se entregó completamente a un sistema que cambió vidas. Gracias maestro, gracias por darnos tanto. Hizo de la música un instrumento de inclusión social. Popularizó la música clásica”.

“Como lo dijimos el día de su fallecimiento; pedimos a Dios que lo reciban en el cielo con una orquesta y un coro de música integrado por ángeles y arcángeles”, concluyó el Embajador.

El encuentro religioso permitió que los presentes reconocieran la labor que desarrolló al maestro José Antonio Abreu, quien estuvo siempre dispuesto a cambiar la vida de generaciones de jóvenes a través de la música y del Sistema. /Embajada

Twitter Facebook Instagram YouTube
PersicopeTelegram