Gobierno Bolivariano

Venezuela rechaza injerencia del Gobierno colombiano y chileno

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó las recientes declaraciones injerencistas realizadas por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en rueda de prensa con el secretario de Estado de  Estados Unidos, Rex Tillerson, en la que ambos funcionarios realizaron abiertas declaraciones contra el legítimo Gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros.

“La histórica sumisión de los gobiernos de la oligarquía colombiana a Washington, sigue generando dolor, guerras, desplazados, refugiados, miseria, paramilitares, contrabando, producción de drogas, narcotráfico, narco y parapolítica. Subordinación renovada ayer por Juan Manuel Santos”, expresó el canciller venezolano a través de su cuenta Twitter @jaarreaza.

Desde el Bogotazo en 1948, hasta la fecha, la República Bolivariana de Venezuela ha recibido a más de 5 millones de colombianos que han sido desplazados por el la histórica guerrilla entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia; asimismo en el año 2017 el Departamento de Estado de EEUU reconoció el exacerbado incremento de la producción de drogas en Colombia.

Rechazo a injerencia en el diálogo nacional

Este miércoles el ministro para el Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, también rechazó las recientes acciones del ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muños, al retirarse del diálogo entre la oposición venezolana y el Gobierno Bolivariano, y posteriormente inmiscuirse en el proceso a través de su cuenta Twitter.

“El canciller saliente de Chile, Heraldo Muñoz, no se conformó con perjudicar el proceso de diálogo con sus burlas previas y posición parcializada presencial. Al percibir avances, anunció su retiro. Ayer siguió interfiriendo, esta vez a distancia. Siempre apostó por el fracaso”, apuntó a través de su cuenta Twitter @jaarreaza.

El Gobierno de Chile participa abiertamente en el injerencista Grupo de Lima que pretende impedir las elecciones convocadas en Venezuela para el primer trimestre de este año 2018.

Dicho grupo está compuesto por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, surgió en agosto de 2017 luego de que los países miembros firmaran la “Declaración de Lima” en la que no reconocen la democracia venezolana y además consideraban “ilegítimos” los actos de la Asamblea Nacional Constituyente que fue electa por más de 8 millones de venezolanos. Foto: Malva Suárez.

Etiquetas:,